Más noticias

Banco Central bajará a 3.7% el crecimiento del PIB en 2018

La revisión del Programa Monetario se presentará la próxima semana

Oficinas del Banco Central de Honduras en Tegucigalpa. foto archivo
Oficinas del Banco Central de Honduras en Tegucigalpa. foto archivo

Tegucigalpa, Honduras

La proyección de crecimiento económico 2018 será revisada a la baja, anunció ayer Wilfredo Cerrato, presidente del Banco Central de Honduras (BCH).

“Es mínimo, pero sí estamos puliendo los números... No veo tampoco que nos vamos a alejar de los rangos que teníamos”, comentó Cerrato al indicar que la próxima semana se estará presentando la revisión del
Programa Monetario 2018/2019.

2.1%
decreció la economía por la crisis política del año 2009 y las sanciones internacionales que sufrió el país.

“En el Programa Monetario que se presentó a inicios del año se estimaba un crecimiento de entre 3.8 y 4.2%; y aunque hemos visto que es común una revisión a la baja, la revisión que hemos hecho no es tan significativa y nos mantenemos en 3.7%”, había adelantado el funcionario durante la conferencia regional del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En el mismo sentido se pronunció Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI , quien dijo que “estamos viendo un crecimiento de alrededor de 3.8%, 3.75%. Un buen desempeño en la economía, con una inflación bajo control”.

No obstante, el BCH informará la revisión final en los próximos días.

“Este proceso de crecimiento elevado y estable que tiene la economía de Honduras va a seguir”, pronosticó Werner durante la reciente visita a Honduras.

Factores

La economía hondureña crecerá menos que el año anterior, cuando cerró en 4.8% la tasa de crecimiento. Esto se debe particularmente a las variaciones en los precios de los commodities, principalmente del café y del petróleo, explicó el presidente del BCH.

En el caso del café, los precios han estado 15% por debajo de los precios del año pasado. Significa que Honduras ha tenido menos ingreso de divisas por las exportaciones.

Mientras que el petróleo y sus derivados han ido a la alza, aumentando las importaciones y encareciendo los costos de producción.

“Este año va a ser un año diferente al anterior por los precios del café que tuvimos. No tenemos los precios del combustibles que tuvimos y eso afecta el crecimiento económico.

El conflicto de Nicaragua también ha afectado al comercio en alguna medida. También podrán afectar los efectos de fenómenos como la sequía.

En los demás indicadores macroeconómicos no se prevén cambios; la inflación cerrará por debajo del rango máximo de 5%, la devaluación del lempira también estará por debajo del estimado.

En lo de las remesas se estima que habrá un flujo mayor al estimado de 4.2%.