Más noticias

Prevén menor recepción de remesas en 18 meses

Las transferencias de dinero de compatriotas han crecido a un ritmo arriba del 10% en los últimos años

Un usuario es atendido en la ventanilla de un banco. Honduras recibió más de 4,400 millones de dólares de remesas familiares en 2017.
Un usuario es atendido en la ventanilla de un banco. Honduras recibió más de 4,400 millones de dólares de remesas familiares en 2017.

San Pedro Sula, Honduras

Las remesas familiares es el principal ingreso de cuatro de cada 10 hogares en Honduras.

Ahora, con el fin del Programa de Protección Temporal (TPS) y el vencimiento del plazo de reinscripción para gozar de la última renovación de este beneficio migratorio por 18 meses más, los analistas prevén algunos escenarios sobre el impacto económico para los hogares en la región.

“La plataforma política con la que Donald Trump llegó a la Presidencia fue un discurso antimigrante y la gente anticipó su envío de remesas esperando cómo se manifestaban las prácticas del mandatario estadounidense”, opina el economista y docente de la Unah Luis Alberto Guifarro.

Tal incertidumbre derivó en un crecimiento interanual de 12% en las transferencias de dinero, alcanzando los $4,400 millones el año pasado.

“La poca asistencia de hondureños que fueron a renovar el TPS nos deja entrever que habrá una baja en los envíos de dinero, mientras logran estabilizar su situación en otro país, como Canadá”, agrega Guifarro, además de considerar que este país cercano a EE UU es un destino natural.

El criterio es compartido por Rodulio Perdomo, coordinador del Fosdeh, quien afirma que, además de Canadá, la Unión Europea es otro destino de este sector y que en última instancia piensan en regresar a Honduras.

“Esto tendrá un impacto fuerte en las remesas que iban creciendo arriba del 10% cada año, pero hoy en día anda alrededor del 3 y 4%, o sea que ya empezamos a ver un impacto, y ya no será esa fiesta de recepción de remesas”, añade.

Hasta el 26 de julio pasado, el Banco Central de Honduras (BCH) reportó que los envíos de dinero de compatriotas sumó $2,734.1 millones, reflejando un incremento interanual de 9.2%.

En medios internacionales, Manuel Orozco, director del Programa de Migración, Remesas y Desarrollo, refirió que el fin del TPS incidirá.

“Por supuesto que va a afectar. El efecto (de reducción de remesas) no se va a sentir este año, pero quizás en 18 meses a partir de ahora. El primer país que va a sufrir este impacto es Honduras, seguidamente de Nicaragua y posteriormente, para en 2020 o 2021, será El Salvador”.