Más noticias

‘Millennials’ aseguran no estar listos para la cuarta revolución industrial

El informe 2018 se basó en las opiniones de 10,455 jóvenes consultados en 36 países.

Es una generación caracterizada por la necesidad de expresarse, la realidad financiera y el interés por la salud.
Es una generación caracterizada por la necesidad de expresarse, la realidad financiera y el interés por la salud.

Nueva York, Estados Unidos.

Los millennials y la generación centenial recuerdan a las empresas que deben redoblar esfuerzos para hacer que su capital humano esté preparado para la cuarta revolución industrial y demandan con más vehemencia apoyo por parte de las organizaciones.

Según la séptima encuesta anual de millennials de Deloitte, pese a que algunos líderes ya empiezan a abordar ciertos problemas sociales, los millennials parecen cada vez más escépticos sobre motivación y ética empresarial.

Estos hallazgos son el resultado de una encuesta a 10,455 millennials de 36 países.

Otras 1,850 personas de la Generación Z de seis países y recién incorporadas a la fuerza laboral, fueron entrevistadas sobre sus puntos de vista respecto a los negocios.

Las dos encuestas anteriores de Deloitte sugerían que los millennials se sentían progresivamente más positivos acerca de la motivación y la ética de las empresas.

En 2018 se ha dado un dramático revés y las opiniones sobre las empresas alcanzaron su nivel más bajo en los últimos cuatro años.

Ahora, menos de la mitad de los millennials considera que las empresas actúan éticamente (48% versus 65% en 2017) y que los líderes corporativos están comprometidos con ayudar a la sociedad a mejorar (47% versus 62%).

Tal como se señaló en los seis años anteriores, los millennials (y ahora la Generación Z) están muy conscientes del vasto papel que juegan las empresas en la sociedad y, de forma casi unánime, consideran que el éxito empresarial debe medirse más allá del desempeño financiero.

Ellos consideran que las prioridades de los negocios deben ir en línea con la creación de empleo innovar, mejorar la vida y la carrera de sus empleados, al tiempo que impactan de manera positiva la sociedad y el ambiente.

No obstante, al consultarles en qué se enfocan sus organizaciones, citaron que es en generar ganancias, impulsar la eficiencia y producir o vender bienes y servicios (tres áreas que ellos consideran que deberían tener menos atención).

Ellos reconocen que los negocios requieren ganancias para alcanzar las prioridades que los millennials anhelan, pero creen que las empresas deben establecer un equilibrio mayor de objetivos y desempeño financiero.

La Industria 4.0 intimida a los millennials y a la Generación Z dado que no se sienten preparados.

Los encuestados dijeron estar muy consientes de cómo la cuarta revolución industrial modela los lugares de trabajo y sienten que tienen potencial para liberar a la gente de actividades rutinarias para que se enfoque en trabajos más creativos.