Más noticias

Bloqueo en Nicaragua ocasiona pérdidas de $700 millones en Centroamérica

Empresarios de todo el istmo han reaccionado sobre la crisis del vecino país.

Manifestantes bloquean una calle en Nicaragua. El hecho es del mes pasado.
Manifestantes bloquean una calle en Nicaragua. El hecho es del mes pasado.

San Pedro Sula, Honduras.

Los casi dos meses de la peor crisis en la historia reciente de Nicaragua, con olas de protestas que han dejado más de 130 muertos, está ocasionando un daño millonario al comercio de Centroamérica.

Economistas independientes del vecino país aseguran que las pérdidas para Nicaragua serán alrededor de 800 millones de dólares y cerca de 90,000 empleos.

En tanto la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua estimó una caída de $700 millones a raíz del bloqueo de calles y carreteras por los manifestantes.

Según reportes, un 70% de las vías en 10 departamentos han sido obstruidas por la presión al Gobierno para que cese la represión.

Sectores como el de producción de granos básicos, exportación de carne vacuna, comercio y turismo han sido los más afectados.



Solo en 2017, la denominada industria sin chimenea generó 700 millones de dólares, un 9% más que los $642.1 millones captados en 2016.

“La reflexión que tomo de esto es que hay que cuidar nuestro país, fortalecer la institucionalidad y la independencia de poderes, que podamos vivir en una verdadera democracia, como estamos tratando todos los hondureños de vivir”, opinó Juan Carlos Sikaffy, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

También la Federación de las Cámaras de Comercio del Istmo Centroamericano (Fecamco) emitió a inicios de semana un comunicado en el que reiteraban su condena a los actos violentos ocurridos en Nicaragua y su solidaridad con empresarios de ese país.

“La violencia que se vive en Nicaragua ha provocado una pérdida estimada de $170 millones por interrupciones en el comercio y en los servicios en CA”, indicó Javier Steiner, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador, sobre el impacto de la crisis en su país.