Más noticias

Honduras, segundo centro de estudio certificado de café en Centroamérica

Baristas y catadores de Estados Unidos, Latinoamérica y Europa vienen a aprender al país.

Para obtener la certificación, el personal, equipo y los procesos de preparación de café de la cooperativa fueron evaluados.

Las Capucas, Copán, Honduras.

Los procesos y la calidad de los cafés gourmet que se cultivan en Honduras son de primer nivel, lo que allanó el camino para que se convirtiera en un referente mundial de enseñanzas y certificación en distintas áreas.

La Cooperativa Cafetalera Capucas Limitada (Cocafcal), que cuenta con más de mil productores afiliados, logró posicionar el país como el segundo, a nivel de Centroamérica, en contar con un laboratorio de catación y barismo certificado por la Specialty Coffee Association (Asociación de Cafés Especiales).

“Los laboratorios de catación y barismo de la cooperativa han sido certificados, por lo que cualquier persona del extranjero puede venir a recibir los cursos para acreditarse, en ambas áreas, y poder trabajar profesionalmente a nivel mundial”.

Añadió: “decidimos entrar en esta etapa porque estábamos seguros de los buenos procesos que realizamos, y nos gusta innovar”, detalló Omar Rodríguez, gerente de la cooperativa.

Para obtener la certificación, el personal, equipo y los procesos de preparación de café de la cooperativa fueron evaluados, y obtuvieron resultados sobresalientes. “Nos sentimos orgullosos, porque en Centroamérica, solo Costa Rica tiene sus laboratorios habilitados como centros de enseñanza mundial”, manifestó.

La Cocafcal también cuenta con un convenio de cooperación con Umami Coffee Campus, un curso italiano para certificarse en barismo, tostado y catación del aromático.


Demanda

Actualmente hay una gran demanda de este tipo de talleres en Estados Unidos, Latinoamérica y Europa, adonde los consumidores exigen calidad en las bebidas que adquieren, por lo que las tiendas de café especializadas se ven obligadas a mandar a preparar su personal.

En Latinoamérica solo hay cuatro centros especializados, con Honduras, que ofrecen este tipo de servicios.

El año pasado, este centro acrédito a 28 estudiantes, y este año ya van 14, la mayoría son dueños de importadoras y tostadoras internacionales.

Rodríguez dijo que el objetivo es que el país no solo sea conocido como productor de café de volumen, sino como un centro especializado de grano de alta calidad.

“El mundo avanza, y producir café de volumen ya no será suficiente para competir en el mercado mundial. Es necesario ofrecer un valor agregado”, apuntó el líder cafetalero.

Pese a que en Estados Unidos hay otros centros como este, el plus con que la cooperativa de Las Capucas cuenta es que los estudiantes pueden conocer todos los procesos en las fincas: producción, recolección y beneficiado.

La zona también cuenta con una universidad enfocada en caficultura.


Universidad cafetalera

En la comunidad de Las Capucas, recién se abrió la universidad virtual , dirigida por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, con carreras afines al sector cafetalero, lo que contribuirá a que esta zona se siga fortaleciendo como una plataforma de estudio.

“Tenemos 30 estudiantes preparándose en distintos campos del café, ellos ya llevan más de 20 clases cursadas. La idea es seguir abriendo más carreras enfocadas en el mundo cafetalero”, concluyó.

Cafés especiales

Los más de mil productores que están afiliados a la cooperativa cultivan grano de calidad a más de 1,400 metros sobre el nivel del mar. Iris Alvarado, gerente de control de calidad y producción de la cooperativa, explicó que todos los cafetaleros de la zona cuentan con uno o dos sellos de calidad, lo que permite abrir nuevos mercados de exportación y un mejor precio por quintal.

La Cocafcal exporta a más de 20 países alrededor de 80,000 quintales por ciclo cafetalero.

Por esas ventas factura ingresos superiores a los diez millones de dólares (235 millones de lempiras).