Más noticias

En Honduras está más del 15% de la fuerza laboral de HanesBrands

La compañía tiene 27 años de operar en el país, empleando a más de 11,000 personas.

Más de 230 personas fueron parte de la ceremonia de graduación en el programa que Hanes impulsa desde 2009.
Más de 230 personas fueron parte de la ceremonia de graduación en el programa que Hanes impulsa desde 2009.

Tegucigalpa, Honduras.

Además de emplear a más de 11,000 hondureños, HanesBrands ejecuta un proyecto de responsabilidad social de alto impacto.

Desde 2009, el Programa Educativo de Hanes ha beneficiado a más de 2,600 personas en Honduras, El Salvador y República Dominicana.

La iniciativa permite subir gradualmente el nivel educativo de todos los empleados que desean avanzar en su formación académica.

Hace unos días, unos 237 trabajadores fueron los egresados en la graduación más grande celebrada hasta la fecha en este programa.

Los colaboradores terminaron sus estudios como bachilleres, licenciados, mecánicos y otros recibieron certificados en ingeniería.

“Nos estamos convirtiendo en una empresa que confecciona sueños y metas alcanzados para nuestros empleados”, dijo María Elena Sikaffy, vicepresidenta de Recursos Humanos de Hanes para Centroamérica y el Caribe.

La empresa tiene 27 años de operaciones en Honduras con plantas de ropa y costura para la fabricación de sostenes, prendas deportivas, camisetas, prendas de serigrafía y ropa bordada.

La cantidad de personas empleadas en el país representa más del 15% de la fuerza laboral mundial de esta empres, contando con más de 68,000 empleados en más de 40 países.

La compañía vende camisetas, sostenes, ropa interior, fajas, calcetines, medias y ropa deportiva producidas a través de su cadena de abastecimiento global. “No hay nada que haga sentir más orgulloso a la compañía que este programa. No existe una mejor inversión que la educación”, dijo Christopher Fox, vicepresidente de Responsabilidad Social Empresarial de Hanesbrands.

A su criterio, estas iniciativas son muy importantes para retribuir a la comunidad, con oportunidades educativas para los empleados. “En particular, los hijos de los trabajadores al ver a sus padres regresar a la escuela, tendrán un modelo a seguir muy positivo”, agregó. Además, Hanes tiene un programa en conjunto con otras instituciones para promover las actividades extracurriculares, la protección ambiental e impacto social.