Más noticias

Optimista el sector privado ante posibilidad de eliminar o reducir impuesto de 1.5%

Acuerdo entre gobierno y empresarios se dará a conocer este próximo fin de semana

El sector privado hondureño insiste en que el país tiene la carga tributaria más pesada de la región, quienes son además sus principales competidores.
El sector privado hondureño insiste en que el país tiene la carga tributaria más pesada de la región, quienes son además sus principales competidores.

San Pedro Sula, Honduras

La posibilidad de reducir o eliminar el polémico impuesto del 1.5% despierta el optimismo del sector privado.

El presidente Juan Orlando Hernández indicó que las negociaciones con los empresarios están rindiendo frutos y adelantó que este fin de semana se conocerá el acuerdo al que están llegando en relación dicha tasa impositiva.

“Vamos por buen camino”, comentó Juan Carlos Sikaffy, vicepresidente del Consejo Hondureño de la Empresa privada (Cohep) quien agregó que “dentro de poco podemos obtener resultados positivos para la empresa privada (y) para el gobierno”.

Sikaffy dijo esperar que el empresariado obtenga un “significativo” alivio fiscal, si bien declinó comentar los resultados de la negociación con el gobierno, un proceso que todavía se encuentra en desarrollo, pero adelantó que se han logrado consensos en diversos aspectos, entre ellos en el de no afectar el crecimiento de las empresas mediante cargas impositivas.

El dirigente señala que a ese respecto Honduras se halla en desventaja en relación con sus vecinos centroamericanos, quienes tienen cargas impositivas más bajas.

Por otro lado, Jorge Fáraj, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), dijo sentirse “muy contento de escuchar que el Presidente de la República que está ya por darnos una noticia sobre el 1.5%, algo que el sector privado viene solicitando desde hace muchos años y a ha afectado a muchos empresario en bastantes rubros”.

Fáraj coincidió con Sikaffy en señalar que en Honduras de pagan la carga tributaria más alta de Centroamérica, lo que afecta la inversión y, en consecuencia, la generación de empleo.

A manera de ejemplo, el empresario sampedrano citó el caso de Guatemala, cuya carga tributaria es de alrededor del 30%. En contraste, esa misma carga en Honduras llega hasta el 40%.

“Honduras necesita tener competitividad y para eso necesita revisar todas estas tasas impositivas”, dijo Fáraj.

Aunque restan por definir algunos detalles sobre las acciones a tomar con respecto al impuesto del 1.5%, la postura de los empresarios, según Fáraj, es la derogación completa del impuesto, si bien parecen estar dispuestos en principio a una reducción paulatina de dicha carga tributaria.

“Si no se hace”, advierte el presidente de la CCIC, “es traer atraso a la inversión”.