Más noticias

Finanzas coloca bonos de Gobierno por L529 millones

Uno de los instrumentos es a 15 años plazo y servirá para extensión de deuda.

El plan de financiamiento del Gobierno para 2018-2019 es por L22,722.9 millones.
El plan de financiamiento del Gobierno para 2018-2019 es por L22,722.9 millones.

San Pedro Sula, Honduras.

La Secretaría de Finanzas, a través de la Dirección General de Crédito Público, colocó 529.8 millones de lempiras en bonos del Gobierno de Honduras.

Esta operación representa la primera subasta pública de valores gubernamentales hecha por medio del Banco Central de Honduras (BCH), según las condiciones financieras del plan de financiamiento del presente año.

En la misma, la entidad recibió ofertas por L796.3 millones, sobrepasando el monto original ofrecido de 500 millones de lempiras, que respalda el desarrollo del mercado de capitales.

Para esta colocación de bonos gubernamentales, Sefin hizo cuatro emisiones, una de 243.4 millones de lempiras; otra de L132.4 millones y dos transacciones más que sumaron L154.0 millones.

El último colocado a tasa fija de 11% y un plazo de 15 años, que es histórico para la entidad de Gobierno.

En estas transacciones participaron sociedades financieras, de depósito y otras reguladas por el sistema. Para la Secretaría de Finanzas esto “refleja la confianza de los inversionistas en la estabilidad macroeconómica y control de inflación, demandando instrumentos de renta fija a largo plazo”, dijeron en una nota de prensa.

Uno de los efectos positivos de este instrumento será la extensión de la vida promedio de la deuda interna.

Al mismo tiempo que ofrecerá a los inversionistas una nueva opción, a condiciones de mercado, para satisfacer las necesidades de inversión.

Deuda

El saldo de deuda interna está estructurado en un 77.0% a tasa fija, mientras que el 23.0% restante a tasa variable.

La vida promedio de la deuda interna ha registrado una mejora importante al pasar de su punto más bajo en 2013, de 2.73, a 4.11 años al cierre del año 2016, producto de colocaciones a más largo plazo. La vida promedio de la deuda externa ha mostrado una reducción a partir de 2013 como resultado de la colocación de los bonos soberanos, mismo que no representa un riesgo inminente para el portafolio de deuda.