Más noticias

Completan la división administrativa de la Enee

La estatal operará como cuatro entidades separadas que conforman el Grupo Enee

Ahora son cuatro en una. La Enee tendrá una empresa matriz, una de generación, una de transmisión y una de distribucíón.
Ahora son cuatro en una. La Enee tendrá una empresa matriz, una de generación, una de transmisión y una de distribucíón.

Tegucigalpa, Honduras

Tal como se había previsto en la Ley General de la Industria Eléctrica (LGIE), vigente desde el 20 de mayo de 2014, la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) se divide en cuatro dependencias públicas.

El nuevo organigrama de la estatal eléctrica está conformado por una empresa matriz, una de generación, una de transmisión y una de distribución, las que en conjunto se conocerán como Grupo Enee. Cada una de ellas tendrá su propia administración.

Los activos de las cuatro empresas suman L28,042.5 millones, los que han sido separados contablemente, según el plan estratégico.

La escisión de la Enee fue propuesta por el Banco Mundial (BM) en un documento elaborado y entregado en 2006 al Gobierno de Honduras.

Ahora es el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el que presta asistencia técnica para fortalecer ese grupo estatal.

Objetivo: Mejores finanzas

Luego de su división las cuatro empresas deben ejecutar el plan estratégico para mejorar las finanzas de la empresa conjunta, la que es considerada la empresa pública más grande de Honduras.

Ese es uno de los compromisos que el gobierno acordó con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que no ha podido cumplir hasta ahora, ya que se esperaba que para el ejercicio 2018 la estatal eléctrica debía reflejar cifras positivas en su balance general.

Abonados comenzarán a recibir el nuevo formato de factura eléctrica.

Cifras de la Enee revelan que el año pasado el déficit operativo fue de L4,548.8 millones, lo que supone un incremento de L676.3 millones en comparación con los L3,872.5 millones de 2016.

Lo anterior debe ir acompañado de un plan de inversión con recursos propios en las áreas de transmisión y generación, cuyo monto se estima en 459.1 millones de dólares para el período 2019-2021.

Retos

De acuerdo con el plan estratégico, el Grupo Enee tiene una serie de retos a superar, siendo el más urgente la ampliación y mejor del sistema de transmisión para garantizar la continuidad y calidad del servicio.

Para lograrlo se requiere de una inversión de $237 millones en el período 2018-2021.

Esos recursos se destinarán para la construcción de una serie de obras como subestaciones en lugares como Tocoa (Colón), San Francisco de La Paz (Olancho), Arenal (Yoro), Leán (Atlántida), Yoro (Yoro) y Palmerola (Comayagua).

La Enee también tiene que invertir en la ampliación de las subestaciones de Toncontín (Tegucigalpa), Coyoles (Colón), Reguleto (Colón), Yoro (Yoro) y Colón (Cortés).

El plan de inversión contempla la construcción de nuevas líneas de transmisión como Amarateca-Limones-Juticalpa en 230 Kv, que es una de las zonas del país en donde hay problemas de bajo voltaje. Se espera que en los próximos días anuncien los primeros préstamos negociados para mejorar la red de transmisión.