Más noticias

El sueño de un coreano es ahora la séptima marca rentable del mundo

Hace ochenta años surgió el mayor conglomerado de empresas de la nación asiática

La cámara frontal del Galaxy S9 es de 8 megapixeles y posee también una trasera de 12.
La cámara frontal del Galaxy S9 es de 8 megapixeles y posee también una trasera de 12.

Corea del Sur

El sueño del emprendedor coreano Lee Byung-chul hace 80 años es ahora uno de los gigantes de la tecnología en el mundo.

El primero de marzo de 1938 funda Small Trading Company, enfocada en productos locales y comestibles, como frutas, verduras y pescado.

Un negocio próspero que avanzó en 1950 a la diversificación en industrias como la textil y refinerías de azúcar.

La gran historia comienza en 1960, cuando la industria de la electrónica es vista como uno de los principales impulsores del crecimiento de la economía surcoreana.

En 1969 es fundada Samsung Electronics y tres años después es fabricado el primer producto, un televisor que medía alrededor de doce pulgadas de largo, similar al tamaño de muchas de las tabletas actuales.

Pioneros

Entre los 80 y 90, Samsung tomó la decisión de hacer inversiones importantes en industrias claves.

En 1987, Kun-hee Lee sucedió a su padre y dirigió la compañía hacia nuevos rumbos.

“Vamos a cambiar todo, excepto las esposas e hijos” sentenció, y Samsung inició su gran escalada mundial, en ese año la compañía abrió el Samsung Advanced Institute of Technology (Sait), dedicado a desarrollar proyectos e investigaciones tecnológicas.

El primero de sus objetivos industriales fue en semiconductores, o Dram (memoria dinámica de acceso aleatorio).

Desde 1992, Samsung ocupa la primera posición global en la producción de Dram.

Además, la empresa está enfocada en los paneles LCD y comenzó a moverse hacia el mercado de televisores digitales de pantalla plana.

En 1998 se convirtió en la primera compañía mundial en lanzar una televisión digital y ocho años después ya ocupaba el número uno global para televisores en términos de cuota de mercado.

En 2010 se convierte en la empresa fabricante mundial de productos electrónicos en ventas y lanza la serie de smartphones Galaxy con sistema operativo Android.

Dos años después pasa a ser la novena entre las 100 marcas principales del mundo, con un valor de marca de 32,900 millones de dólares.

La historia de éxitos tecnológicos y comerciales da forma a una marca que hoy vende cada hora un promedio 41,000 teléfonos móviles y 5,300 televisores en todo el mundo. Con una inversión de 35 millones de dólares diarios para desarrollar las tecnologías del futuro.