Más noticias

Protección en siderúrgicas hará más tensa la guerra comercial

Trump anunció tarifas que han sido rechazadas por los mercados con la Unión Europea y Asia

El anuncio de Trump para nuevas tarifas causó volatilidad ayer en los mercados.
El anuncio de Trump para nuevas tarifas causó volatilidad ayer en los mercados.

San Pedro Sula, Honduras

Los mercados internacionales han reaccionado con incertidumbre tras el anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de la imposición de tarifas de hasta 25% a las importaciones de acero y de 10% a las de aluminio.

El aviso ha sido visto como la reiteración de la política proteccionista que el mandatario de EUA prometió en tiempos de campaña, “hacer a América grande otra vez”.

Ello incluye que no tienen incluidas excepciones para ningún país, pese a que no han aclarado si son generales o estarán dispuestos a considerar excepciones en caso de situaciones especiales.

“Trump tiene una guerra comercial con todo mundo, para proteger su propia industria. No es algo localizado a China, sino traer todos los empleos que se han ido para Asia y Latinoamérica, dándoles incentivos”, explicó Alejandro Young, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias China-Hondureña. La industria siderúrgica de Estados Unidos apenas está empezando a recuperarse de la crisis financiera de hacer casi una década.

En el año 2000, EUA produjo 112 millones de toneladas de acero, una cifra que cayó hasta los 86.5 millones de 2016.

A principios de milenio eran 135,000 las personas empleadas en el sector y tres lustros después eran 83,600.

“Tendría miedo de una acción por parte de China en contra de EUA, poniendo aranceles a los vehículos y otras cosas que ya estaban acordadas en el TLC que ambos países todavía no han terminado de firmar, porque nunca llegan a nada”, agregó Young.

Autoridades de diferentes países han reaccionado en contra de la acción de Trump, por ejemplo la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freedland, expresó que cualquier arancel “sería inaceptable”.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, agregó que “la Unión Europea (UE) reaccionará firme y proporcionadamente para defender nuestros intereses”.