Más noticias

Prevén rebajas en carburantes a partir de la próxima semana

El petróleo de Texas cerró ayer en $59.16, el precio más bajo de 2018.

Una mejora del crecimiento económico mundial hará crecer este año la demanda global del petróleo, aseguró la Opep.
Una mejora del crecimiento económico mundial hará crecer este año la demanda global del petróleo, aseguró la Opep.

San Pedro Sula, Honduras.

Las autoridades de la Secretaría de Desarrollo Económico esperan que para la próxima semana la estructura de precios de los derivados baje tras más de un mes de alzas.

Desde anteayer, el galón de la gasolina superior en San Pedro Sula cuesta 95.39 lempiras y L97.24 en Tegucigalpa.

“Creo que nunca llegamos a los 98 lempiras, nos mantuvimos por debajo de los 97 lempiras y ahora vemos alzas menores. No quisiera adelantarme porque a veces no son temas que podemos definir”, dijo Arnaldo Castillo, titular de Desarrollo Económico, a medios de la capital hondureña.

A pesar de ello, el funcionario refirió que el mercado internacional muestra que habrá rebajas a partir de la otra semana, fundamentado en que el WTI (que cerró ayer en 59.16 dólares en el mercado de Nueva York) ha estado a la baja y los inventarios de petróleo empiezan a subir.

Tal valor ha sido el más bajo en lo que va de año, coincidiendo con nuevos anuncios sobre el repunte en la producción de crudo en Estados Unidos.

“Tenemos una presión en los precios del gas a nivel internacional que vienen a incidir en los valores de los derivados del petróleo”, agregó Castillo.

El Banco Central de Honduras (BCH) reportó que en enero el aumento en los precios de los combustibles y algunas prendas de vestir y calzado fueron los que más incidieron en el aumento de 0.29% de la inflación.

Las autoridades de Gobierno consideran que la estrategia de la fuerza de tarea Comida en su Mesa contrarrestará la inflación de precios en productos de consumo masivo.

Criterios

El comportamiento a la baja en el precio de los derivados es compartido por empresarios del sector, quienes aseguran que llevará dos meses para que las gasolinas estén a los niveles que había en la congelación de seis semanas que autorizó la secretaría a finales de 2017.

“El sistema de los carburantes en el exterior sigue subiendo y el consumo va hacia arriba. Otra razón es que no tenemos el cálculo semanalmente, sino cada 22 días, por lo tanto todavía se ve una alza”, detalló el empresario Gerardo Meraz.