Más noticias

Tahití construirá planta a base de LPG igual que la de Roatán

La empresa Reco es pionera en utilizar motores de combustión de este gas para la generación y distribución a la red de consumidores del municipio.

Panorámica de las instalaciones de Reco en Roatán. Fotos: Amílcar Izaguirre
Panorámica de las instalaciones de Reco en Roatán. Fotos: Amílcar Izaguirre

Roatán, Honduras

La empresa Roatán Electric Company (Reco) está invirtiendo $68 millones en la planta de generación de energía a base de LPG.

El proyecto contribuirá con un sistema amigable para el medio ambiente reduciendo en un 95% la emisión de gases contaminantes que se producen con la generación de energía a base de diesel.

Además promoverá la tecnología con recursos para reducir la huella de carbono.

Reco es pionera mundial en utilizar motores de combustión con LPG para la generación y distribución de energía a la red de Roatán, adonde los habitantes consumen unos 13 megavatios.

La nueva planta a base de gas LPG fue visitada por segunda ocasión el fin de semana recién pasado por representantes de la empresa Engie.

Antes GDF Suez, la empresa ofrece servicio de energía eléctrica a Tahití, una de las 67 islas habitadas de la Polinesia Francesa. Equipo operativo y técnicos de la empresa Engie visitaron las instalaciones de la planta para conocer el sistema de generación a base de gas licuado del petróleo (LPG).

El objetivo del recorrido es para documentar información a propósito de que planean llevar este mismo sistema de generación para contribuir a aportar el cuidado del ambiente en Tahití.

“Como industria de la energía estamos analizando invertir para construir una planta a base de LPG considerando la importancia del cuidado al medio ambiente ”, expresó Vetea Vitrac, director de operaciones de Engie.

Por medio de la empresa de Wartsila han conocido el primer proyecto de generación de este tipo en una isla turística.

“Hemos considerado la planta de energía de Reco como un modelo para nuestro país”, manifestó Vitrac.

Las nuevas instalaciones de la planta a base de LPG cuentan con una central de generación de energía eléctrica integrada por cuatro motores Wartsila de alta eficacia, que proveen una capacidad de 28 MW.

La empresa cuenta además con una planta de diésel que tiene la capacidad de generación aproximada de 10 MW.

Hay dos puntos importantes en esta obra: uno, la reducción de costos con esta nueva tecnología, los que están ligados al precio internacional del combustible utilizado. El otro hecho es que los costos de mantenimiento son bajos y el porcentaje de disponibilidad de las unidades de generación es de 100%.

Con la construcción de las nuevas instalaciones se integró una planta de tratamiento que cumple las funciones de desalinización de agua, tratamiento de aguas negras y separación de aguas aceitosas.

“Para una isla hay muchas ventajas con esta tecnología, la primera es que el combustible es el más barato. La segunda es por el ambiente, tiene menos contaminación que otras emisiones; y en Roatán eso ayuda por que cuando vienen turistas no se sienten ofuscados por la contaminación”, dijo Francisco Picasso, gerente de Desarrollo Comercial de Centroamérica, Caribe y Sudamérica de Wartsila.

Al detalle. El área de almacenamiento de la planta de LPG está conformada por 12 tanques para el almacenamiento con capacidad de 90,000 galones cada uno, para un total de 1,080,000 galones.

La planta tiene una barcaza de LPG que cuenta con 11 tanques para almacenamiento, tiene una capacidad total de 840,000 galones.

Los costos de energía eléctrica en la isla de Tahití son muy elevados porque la tierra firme más cercana es Nueva Zelanda que está a 5,000 kilómetros, haciendo del LPG una opción rentable.