Más noticias

En Honduras producen el 20% de medicinas comercializadas

Hay más de 1,500 productos de este sector que emplea a unas 3,000 personas.

Sobre la Anaprohafar. Reúne a 12 fabricantes de productos farmacéuticos, que mueven casi el 1% del PIB de Honduras.
Sobre la Anaprohafar. Reúne a 12 fabricantes de productos farmacéuticos, que mueven casi el 1% del PIB de Honduras.

San Pedro Sula, Honduras

La industria farmacéutica nacional opera desde hace más de seis décadas, convirtiéndose en un sector tecnificado y con amplio conocimiento para el desarrollo de formulaciones farmacéuticas en el mercado.

Este sector produce más de 1,500 medicamentos que cubren cerca del 30 al 35% del cuadro básico de medicamentos de la Secretaría de Salud y del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Además, tiene una cobertura al menos del 20% de los medicamentos vendidos en las farmacias de Honduras.

En la actualidad emplean a casi tres mil personas y a un mediano plazo tienen la expectativa de incrementar los puestos en un 25%, que significará 800 puestos nuevos.

En promedio, esta industria exporta casi 10 millones de dólares, con la meta de elevar a $20 millones al mediano plazo.

Hasta agosto del año pasado, la industria había exportado $6.1 millones, contra $235.6 millones en importaciones, que en volúmenes representa 9.9 millones de kilogramos en productos farmacéuticos, de los que su mayoría provienen de Guatemala, El Salvador, Costa Rica y Nicaragua.

Metas. Ejecutivos de la Asociación de Fabricantes de Productos Farmacéuticos de Honduras (Anaprohafar) consideran que el potencial de crecimiento en las exportaciones de estos productos existe y es evidenciado al comparar el nivel de envíos de fármacos que tienen países en Centroamérica. Por ejemplo, Guatemala exporta más de $240 millones, Costa Rica unos $140 millones y El Salvador suma $120 millones.

Una de las acciones fundamentales que el sector privado demanda para estimular esta industria es la agilización de los registros sanitarios, que ha tenido sustanciales mejoras desde la entrada en operaciones de la Agencia de Regulación Sanitaria (Arsa).

En los casi siete meses de operar, esta dependencia ha otorgado más de 17,000 autorizaciones sanitarias para establecimientos y productos.

Antes de la descentralización de este servicio para adjudicárselo al Arsa, los empresarios aseguran que la entrega de licencias sanitarias de parte de la Secretaría de Salud demoraba más de un año.

Una empresa, ya sea de alimentos, bebidas o de productos farmacéuticos, sin un registro sanitario vigente no puede vender y por ende tampoco exportar.