Más noticias

Combustibles suben por cuarta semana consecutiva

Autoridades de la CAP piden a la población hondureña aplicar medidas de ahorro para reducir el impacto en sus bolsillos.

 La gasolina regular y el queroseno son los derivados que registrarán los mayores incrementos este lunes.
La gasolina regular y el queroseno son los derivados que registrarán los mayores incrementos este lunes.

San Pedro Sula, Honduras.

Los precios de los carburantes en el país vuelven a registran, por cuarta semana consecutiva, fuertes incrementos. Los nuevos valores se verán reflejados a partir de las 6:00 am de mañana.

Las autoridades de la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE), a través de la Comisión Administradora del Petróleo (CAP), informaron que los incrementos van desde 1.02 lempiras por galón hasta 1.70.

Nuevamente, la ola de frío que afecta a Estados Unidos presionó los precios al alza en Honduras.

Las variaciones aprobadas durante este mes, ya totalizan incrementos de 3.25 a 5.86 lempiras por galón, en los diferentes carburantes que se comercializan en el país.

Nuevos valores

A partir de mañana los consumidores deberán pagar 1.02 lempiras más por cada galón de gasolina superior; es decir, que esta pasará de cotizarse en 91.75 lempiras a 92.77. Este carburante ya acumula 3.25 lempiras en alzas, y se acerca rápidamente a los 100 lempiras. La gasolina regular sufrirá una variación de 1.51 lempiras por galón, su nuevo valor de venta será de 85.31 lempiras. En total suma 4.31 lempiras en aumentos.

El queroseno pasará de comercializarse en 58.10 lempiras a 59.80, lo que significa que tendrá una movimiento de 1.70 lempiras, el más alto de esta semana, y un acumulado de 5.86 lempiras.

El precio del diésel registrará un alza de 1.25 lempiras, con lo que suma 4.70 lempiras por galón en cuatro semanas. Su valor final se fijará en 78.20 lempiras.

Ante la posibilidad de que sigan los aumentos para la próxima semana, las autoridades de la CAP pidieron a los hondureños a adoptar medidas de ahorro: mantener la velocidad constante, lo que permite un ahorro hasta de 7%; y evitar cargar combustible en horas de mayor calor.