Más noticias

La firma va desapareciendo de la tarjeta de crédito

Varias compañías del sector anunciaron que dejarán de exigirla en los próximos meses

Los nuevos elementos de seguridad en las tarjetas de crédito van volviendo cada vez más innecesario el uso de la firma en las transacciones.
Los nuevos elementos de seguridad en las tarjetas de crédito van volviendo cada vez más innecesario el uso de la firma en las transacciones.

Redacción

Considerada antaño como un importante elemento de identidad, el valor de la firma en relación con el uso de las tarjetas de crédito decrece cada vez más.

Varios gigantes del sector como American Express y Master Card ya adelantaron que en los próximos meses dejarán de requerir el uso de la firma del cliente en las transacciones que se efectúen con sus tarjetas, primeramente en sus mercados principales como Canadá y los Estados Unidos.

Se espera que otras compañías de tarjetas se sumen posteriormente.

Willian McCracken, de la firma Phoenix Synergistics, una empresa de investigación de mercados explica que la seguridad en las transacciones, la razón por la que el uso de la firma se convirtió en un requisito, ya es de por sí la preocupación número uno de la industria del dinero plástico.

Existen además otras medidas de seguridad para proteger a los usuarios, tales como la verificación del número CVV, los chips de datos adosados a la tarjeta y el monitoreo de compras inusuales. Todo esto combinado relega el valor de la firma como elemento de seguridad a una mera formalidad, ya sea que se estampe sobre un papel o sobre un voucher electrónico con la ayuda de un lápiz óptico.

A criterio de algunos analistas, solo es cuestión de tiempo antes de que el uso de la firma en transacciones con tarjeta de crédito sea cosa del pasado en todo el mundo. Mientras tanto, al menos en futuro inmediato, la firma seguirá siendo un requisito para comprar con dinero plástico.