Más noticias

Más de 12,000 marcas nacionales son registradas cada año en Honduras

Hoy concluye taller para reforzar la competitividad de las pequeñas y medianas empresas por medio de la propiedad intelectual

Camilo Bendeck, director de la DGPI, en el taller en la CCIC. Foto: Gilberto Sierra
Camilo Bendeck, director de la DGPI, en el taller en la CCIC. Foto: Gilberto Sierra

San Pedro Sula, Honduras

El mercado hondureño registra casi 300,000 marcas, la mayor parte de ellas extranjeras y con una evolución positiva de parte de las nacionales.

A propósito de reforzar estos conceptos en los emprendedores, el Instituto de la Propiedad, por medio de su Dirección General de Propiedad Intelectual (DGPI), la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC) y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), llevan a cabo un taller de dos días, que concluye hoy.

“Muchas empresas hondureños lanzan productos al mercado sin marcas de valor, desconociendo la importancia de la propiedad intelectual”, sostiene Camilo Bendeck, director de la DGPI.

Pese a ello, en el mercado nacional han detectado un crecimiento en el registro de marcas hondureñas.

La mayoría de las empresas son mipymes interesadas en dar protección, sabiendo que tienen un gran producto en busca de ser identificados.

“Siete años para atrás, llegábamos de 6,000 a 7,000 marcas nacionales al año. Ahora llegamos entre 8,000 a 12,000”, dice Bendeck.

A nivel global de marcas, antes era casi 90% en marcas extranjeras y ahora es de 86% y el resto nacionales.

En la base de datos de marcas vigentes, ya sean renovadas o nuevas, está casi por superarse las 300,000.

Los derechos de propiedad intelectual (DPI) tienen una duración limitada en el tiempo. Mientras las patentes duran 20 años, las marcas son de diez años y renovables, los derechos de autor tienen margen de 50, 70 y 100 años, para los secretos industriales, indicaciones geográficas y las denominaciones de origen no hay plazos.

Las patentes no necesariamente son inventos, también pueden ser ideas hechas en el extranjero que son registradas en Honduras como soluciones técnicas innovadoras para productos y servicios.

En la actividad participan también Silvia Vicenti, administradora de Programa de la oficina regional para América Latina y el Caribe de la Ompi, Catalina Atehortúa García, profesora adjunta de la Universidad de Medellín y Patricia Gamboa, abogada especialista peruana.