Más noticias

Fincas de café de Cortés y Yoro tienen mayor incidencia de roya

Fincas de café de Cortés y Yoro son las que tienen mayor incidencia de roya.

Imagen de la marca de café de la barista.
Imagen de la marca de café de la barista. /

San Pedro Sula, Honduras.

Para que los pronósticos de producción para la cosecha de café 2017-18 se cumplan, las caficultores hondureños tienen un gran reto por delante: evitar la expansión de la roya en los cafetales.

Después de la epidemia de roya que ocurrió en la cosecha 2011-2012 que destruyó más del 30% del parque cafetalero, el Instituto Hondureño de Café (Ihcafé) a través de su equipo técnico implementó el proyecto de vigilancia epidemiológica de la roya.

Actualmente, el nivel de incidencia en variedades susceptibles es de 4.42% y 1.42% en plantas resistentes, concluye el análisis realizado por el comité técnico del Sistema de Alerta temprana para el Cultivo de Café en Honduras, conformado por Ihcafé, Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación(FAO), Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa), Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) y el Servicio Meteorológico Nacional de Honduras (SMNH).

El documento indica que las fincas de Cortés (11.72%), Yoro (7.65%), Comayagua (6.55%) y Santa Bárbara (5.68) son las más afectadas por la presencia de la roya, en comparación con las otras zonas productoras del país, las cuales se mantienen por debajo del 5%.

Los investigadores también destacan la pérdida de resistencia que sufrió la variedad Lempira, planta de café que fue resistente por muchos años a la roya) y que ahora pasó a ser susceptible debido a la mutación de una nueva roya.

Inversión.

Alrededor de 60 millones de lempiras al año destina el (Ihcafé para estudiar, prevenir y combatir las enfermedades que atacan las fincas del “grano de oro”, principalmente, la roya, informó, Omar Fúnez, gerente técnico del instituto.

“El instituto invierte un millón de lempiras mensual en colectar y analizar las enfermedades que asechan las plantaciones de café, y trasladar esos resultados a los productores para que optimicen el proceso productivo. Además se invierten cuatro millones de lempiras más en dar asistencia técnica, días de campo demostrativos y todo el proceso de investigación y desarrollo”, declaró.

El último estudio realizado a finales de septiembre muestra que la incidencias de roya y broca está en “alerta azul”, es decir, en riesgo mínimo.

No obstante, las condiciones climáticas siguen siendo óptimas para la proliferación de la roya.

“Se proyecta un incremento en la incidencia de la enfermedad para el mes de octubre, por lo que recomendamos tomar medidas con el manejo de esta enfermedad, principalmente, en las variedades susceptibles de estricta altura”, detalla el informe.

Estudio.

Por su parte, Mario Ordóñez, asesor técnico de la presidencia del Ihcafé, dijo que están estudiando 40 variedades élite nuevas de café, más resistentes a la roya y de mejor calidad, traídas de diferentes partes del mundo.

“Las plantas se trajeron a través de Promecafé. Estamos viendo si se adaptan a las condiciones climática y de suelo del país. También estamos estudiando si tienen buena calidad de taza, ya que estamos buscando mejorar aún más el grano que cultivamos”, detalló Ordóñez.

En cuanto al ataque de broca en los cultivos de café, dijo que es mínimo, y advirtió que controlar ambas enfermedades depende mucho del trabajo técnico que realicen los caficultores en sus fincas. “Debemos tratar de mejorar las prácticas productivas para mantener las enfermedades controladas”, apuntó.