Más noticias

Tras un clima neutro, la sequía se intensificará a partir de junio

La SAG ya tiene un plan de visitas en los diferentes municipios.

Técnicos de la Dirección de Ciencia de la SAG durante un día de campo.
Técnicos de la Dirección de Ciencia de la SAG durante un día de campo.

San Pedro Sula, Honduras.

Técnicos y autoridades de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) conocieron a inicios de semana la perspectiva climática de abril a agosto.

La presentación buscó generar recomendaciones para la siembra de granos en las diferentes regiones del país.

“Después de la segunda quincena de junio, las lluvias mostrarán un comportamiento bastante errático y con menos frecuencia y disminución de las cantidades. Tal comportamiento seguirá en julio y agosto”, explicó Francisco Argeñal, jefe de meteorología del Centro Nacional de Estudios Atmósféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos).

Según los expertos, el fenómeno de La Niña finalizó en enero y ahora las condiciones son neutras. Sin embargo, es posible que en julio o agosto se desarrolle El Niño.

“Las perspectivas permiten a los técnicos dar recomendaciones a los productores sobre lo que se puede hacer, por ejemplo, variedades de Dicta que son resistentes a la sequía y son especies precoces; es decir, que producen en 70 días”, indica Argeñal.

La mayoría de los modelos pronostican temperaturas más calientes para Honduras entre medio grado y dos grados arriba del promedio para los próximos meses.

“No podemos ser irresponsables de fomentar procesos de siembra de granos si sabemos que en junio, julio y agosto tendremos una sequía prolongada”, indicó Jacobo Pazo Bodden, titular de la SAG.

El funcionario agregó que harán una correcta planificación de cada municipio.

“Ya tenemos un plan de visitas a las diferentes zonas de producción con el personal especialista de Copeco con la información de climatología que esperamos para los próximos meses”, añadió Paz.

En línea con las proyecciones agrícolas ayer celebraron en Tegucigalpa la primera reunión del grupo de apoyo del Sistema Nacional de Extensión Agrícola para identificar áreas de acción prioritarias para la estructuración y funcionamiento agrícola.

En las conversaciones participaron autoridades de la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, la Fhia, entre otras instituciones y especialistas.