Más noticias

Paolo Guerrero da la cara y llega a Perú: "Es una injusticia"

El delantero peruano no estará en el Mundial tras recibir fuerte castigo por supuesto dopaje.

Paolo Guerrero ha hecho 32 goles en 86 partidos con la Selección de Perú. FOTO  EFE/Ernesto Arias
Paolo Guerrero ha hecho 32 goles en 86 partidos con la Selección de Perú. FOTO EFE/Ernesto Arias

Lima, Perú.

Recibido por cientos de hinchas, el goleador peruano Paolo Guerrero dijo este martes que se encuentra triste pero que ha llegado a Lima para dar la cara, tras el fallo del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), que el pasado lunes amplió a 14 meses su sanción por dopaje, dejándolo fuera del Mundial de Rusia-2018.

"Estoy triste, pero vine a aquí a mostrar la cara, ya que se especulaban muchas cosas de muchas personas. Paso por una injusticia, ya lo he dicho", declaró a la prensa en el aeropuerto internacional Jorge Chávez, ante aficionados que voceaban su nombre.

El capitán del combinado inca comentó que tras la sanción del TAS "se especulaba mucho sobre mi posición ante el equipo. Y yo estoy a muerte con mi selección. En las buenas y en las malas".

El artillero peruano quedó fuera del Mundial (14 de junio al 15 de julio) luego del Perú-Argentina, el 5 de octubre por las eliminatorias sudamericanas, al dar positivo por el metabolito de la cocaína benzoilecgonina, una sustancia incluida en la lista de productos prohibidos de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

'El Depredador' se mostró sorprendido de la cantidad de hinchas, en su mayoría jóvenes, que lo saludaban con cánticos. "En realidad no lo esperaba, estoy triste por no poder jugar. Me están quitando el sueño de las manos", lamentó el delantero.

- Malestar con la Federación

Guerrero también evidenció su malestar contra los dirigentes de la federación peruana de fútbol, pues la defensa legal del futbolista considera que el positivo originó en una infusión supuestamente contaminada que este consumió en el hotel de concentración de la selección nacional.

"Pese a que el hotel me perjudicó, me dio la espalda, la selección sigue concentrando en ese lugar", se quejó el goleador.

Según su defensa, Guerrero tomó la infusión durante una concentración antes de viajar a Argentina para enfrentar a la albiceleste, porque estaba con un proceso gripal.

"El hotel nunca lo aclaró. Escondió al mozo que me dio la infusión cuando lo fuimos a buscar, entregó una carta en mi contra, y que tuvo un peso importante", sostuvo el delantero del Flamengo.

El jugador fue suspendido inicialmente por un año, lo que provocó que se perdiera el repechaje mundialista contra Nueva Zelandia en noviembre pasado. La FIFA anunció a finales de diciembre que su pena había sido reducida a seis meses, aunque la AMA había pedido una suspensión de entre 1 y 2 años para el jugador.

La sanción de 6 meses expiró el pasado el 3 de mayo y Guerrero reapareció tres días después con el Flamengo, aunque se estaba a la espera de la resolución del TAS para saber si podría participar en el Mundial.

El TAS falló que "la sanción más apropiada son 14 meses según el grado de la falta de Guerrero", imposibilitando así su concurso en Rusia-2018.