Más noticias

Bélgica espera "impaciente" su debut mundialista ante Panamá

"Estamos todos impacientes por comenzar la competición",

El lunes en Sochi chocarán con Panamá, para luego completará su programa de primera fase ante Túnez en Moscú e Inglaterra en Kaliningrado.
El lunes en Sochi chocarán con Panamá, para luego completará su programa de primera fase ante Túnez en Moscú e Inglaterra en Kaliningrado.

Moscú.

Intensidad, velocidad e impacto son algunos de los gestos que mostraron este jueves los jugadores de la selección de Bélgica en su primer entrenamiento en Rusia, a puertas abiertas en Moscú, de cara a su debut en el Mundial-2018 ante Panamá, en duelo apertura del Grupo G que esperan con "impaciencia".

Algo más de un centenar de aficionados presenció los movimientos de los 'Diablos Rojos', en los que una entrada fuerte pero correcta de Kevin de Bruyne sobre Adnan Januzaj fue uno de los momentos más intensos que despertó los comentarios en la tribuna.

"Vimos mucha intensidad, algo en lo que hemos trabajado. Sin que las cosas escapen a nuestro control, tenemos necesidad de esta intensidad", afirmó satisfecho el seleccionador español de Bélgica, Roberto Martínez.

"Tenemos la costumbre de buscar el compromiso en las prácticas. Contamos con muchos futbolistas que juegan en Inglaterra, eso no ayuda a que las sesiones de entrenamiento sean tranquilas", relativizó Thorgan Hazard en conferencia de prensa tras la primera sesión en suelo ruso.

"Estamos todos impacientes por comenzar la competición. Eso prueba que todo el mundo está concentrado", añadió el jugador del Borussia Moenchengladbach alemán.

Tras los ejercicios de calentamiento y juegos de circulación de pelota, la intensidad subió con un partido de nueve contra nueve en una mitad de campo, ante la ausencia del defensor Vincent Kompany, quien sigue recuperándose de una lesión.

Objetivo mínimo semifinales

Los Diablos Rojos llegan al Mundial con un invicto de 19 partidos y un campañón en eliminatorias con 9 triunfos y apenas un empate.

El lunes en Sochi chocarán con Panamá, para luego completará su programa de primera fase ante Túnez en Moscú e Inglaterra en Kaliningrado.

"La gente espera mucho de nosotros porque tenemos los jugadores y cuerpo técnico para hacer algo grande", admitió Eden Hazard. "Hacer algo mejor que la vez anterior no estaría mal", añadió el armador del Chelsea inglés.

Para Bélgica eso sería alcanzar al menos las semifinales, después de quedar eliminado en cuartos de final de Brasil-2014 por Argentina y en la Eurocopa-2016 en esa instancia contra Gales.

"La última eliminación en cuartos en Francia nos dolió mucho", reconoció por su lado el centrocampista Axel Witsel, quien milita en el fútbol chino.

"En Brasil, tal vez no teníamos la experiencia y teníamos enfrente a Argentina, aun si no vimos al Messi que conocemos de costumbre", dijo el volante. Pero este año "tenemos más experiencia que hace cuatro años y si no llegamos a semifinales, sería una decepción", concluyó.