Más noticias

Roger Espinoza: “Con Pinto llegamos a un punto donde era imposible continuar"

El mediocampista hondureño habló en Exclusiva con Diario LA PRENSA sobre su distanciamiento de la Bicolor.

52 partidos ha disputado Roger Espinoza con la Selección Nacional. Anotó cuatros goles y disputó los Mundiales de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014.
52 partidos ha disputado Roger Espinoza con la Selección Nacional. Anotó cuatros goles y disputó los Mundiales de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014.

Kansas, Estados Unidos.

Ha pasado muchísimo tiempo desde la última vez que el centrocampista hondureño Roger Espinoza conversó con medios nacionales y muchos aficionados de la Selección Nacional de Honduras se preguntaban cuál era la situación real del futbolista del Sporting Kansas City.

En entrevista exclusiva para Diario LA PRENSA y por primera vez después de su distanciamiento de la Bicolor por desavenencias con Jorge Luis Pinto, el porteño se atrevió a dar su versión de los hechos.

Iniciemos hablando de la Selección Nacional de Honduras, Alberth Elis en su cuenta de Instagram subió una fotografía pidiéndole que volviera a la Bicolor, ¿qué le ha parecido ese detalle?

Sí, ya he podido ver la fotografía, tengo una buena relación con él y con todos mis compañeros de la Selección, existe ese lazo de hermandad entre todos nosotros. Me sentí halagado y le agradezco el gesto, demuestra que aprecia el trabajo que hice en el grupo. Tengo mucho agradecimiento hacia Elis y le deseo lo mejor en su carrera aquí en la MLS.

¿El objetivo de esa fotografía era seducirlo para que vuelva a la Selección?

Para serle muy sincero ni siquiera he pensado en volver a jugar para Honduras, después de todo lo que pasó, bloqueé esa parte de mi vida y me enfoqué en mi club. Para que se dé un retorno debería pensar en lo que yo podría aportarle a la H, el Mundial de Rusia ni se ha jugado y para cuando llegue el de Qatar ya tendré 36 años de edad, es difícil pensar en eso.

Debo sentarme y analizarlo bien, sé que aún puedo aportar, pues estoy viviendo un gran momento futbolístico; pero mi cuerpo tampoco es el mismo, así que no lo sé.

Su labor en el Kansas es la de un líder, un mentor para los jóvenes, ¿no se ve realizando ese rol en Honduras?

Tengo que analizarlo, y en ese proceso entran diferentes situaciones en juego, dependerá de la anuencia que exista a mi regreso, del entrenador que tome las riendas del equipo. Para muchas personas es complicado entender que un jugador veterano como yo ya no puede rendir lo mismo; además, a mi edad en Honduras ya me ven como un jugador que ya lo dio todo y debe ir de salida.

Recuerdo en el tiempo que Danny Turcios, Carlos Pavón y Amado Guevara estaban en la Selección, se les criticaba mucho por su edad; pero el rendimiento estaba allí, muchas personas nunca aprendieron a apreciar todo lo que estos jugadores hacían por nosotros los más jóvenes, para ellos era muy difícil y tuvieron que aprender a vivir con eso, a callar cuando los tildaban de viejos y jugar. Ellos son los que sacaron el fútbol de Honduras adelante y por su trabajo es que somos lo que somos ahora, y no sé si yo como jugador pueda llevar todo eso.

¿Qué fue lo que le hizo Jorge Luis Pinto?

Él nunca entendió que físicamente no estaba bien, la comunicación entre él, la Federación y mi persona nunca fue muy buena. Como consecuencia esto terminó en un gran problema que se pudo haber evitado. El régimen y la cultura que él tiene fueron dificultando aún más las cosas, hasta que llegamos a un punto donde era imposible continuar juntos, y considero que lo que ocurrió fue algo que benefició a todas las partes.

¿Considera que Jorge Luis Pinto fue injusto con usted?

Hubo muchas cosas malas: durante los Olímpicos no quería quitarle el puesto a ningún jugador joven que trabajó para estar allí, muchos se lo merecían más que yo, él insistió en que asistiera y le pedí que se hiciera con el consentimiento de todo el grupo, sabiendo que sacrificarían a uno de ellos por mí.

Por complacerlo a él, me peleé con Kansas City exigiéndoles permiso y cuando finalmente me dieron permiso se molestó porque no podía hacer toda la pretemporada.

Nunca entendió que no podía perderme 5 partidos consecutivos con el club, soy un jugador importante en Kansas y en ese lapso de tiempo se disputarían 15 puntos que podrían marcar el destino de nuestra temporada. El club obviamente no estaba dispuesto a ceder, el permiso estaba para una semana antes y él se encaprichó, se enojó y no pude acudir, después de eso nada fue igual.

¿Cómo tomó la eliminación a manos de Australia?

Me llenó de tristeza, como a cada hondureño. Aunque uno no esté en la Selección con una camiseta puesta sigue siendo parte de ella, y me dolió la eliminación. Como hondureño uno quiere lo mejor para el país, deseo que ganemos en cualquier deporte, que se escoja un buen Presidente, que nuestra gente triunfe y que el país mejore.

Los jugadores que estuvieron en ese grupo son mis hermanos, hemos pasado muchas cosas juntos, es la misma base que ha visto cambios de entrenador, que hemos celebrado juntos, llorado en las derrotas, y me entristeció ver 4 años de trabajo tirados a la basura porque no alcanzamos el objetivo.

¿Los ataques en contra suya en medios de comunicación qué tanto le dolieron a su madre?

La verdad es que eso fue muy doloroso, lastimosamente se llegó a momentos que no debimos haber vivido. Entiendo que todo mundo tenga una opinión, pero qué culpa tiene mi madre y mis familiares de todo esto. Los insultos fueron tan fuertes que dolían más que los golpes físicos, me sumergí en una depresión que solo no la hubiese podido llevar; pero por la voluntad de Dios tuve el apoyo de mucha gente aquí en el club.

La situación era tan mala que se me acosaba constantemente, por lo que tuve que cambiar mis números de teléfono y desconectarme de todo, era tan complicado que de repente todo mundo en Honduras sabía cómo contactarme y había muchas ofensas, es una etapa de la que no me gusta hablar, ya que fue muy difícil y hasta temor le da a uno. Muchas de estas personas que se comunicaban conmigo se olvidaron de que esto es un deporte, que soy un jugador de fútbol, una persona que en mi vida le he hecho algún daño a alguien.

En el caso de que nunca más se vuelva a poner la camiseta de Honduras, ¿cómo le gustaría ser recordado?

El fútbol es de momentos, cuando me puse la camiseta de mi país lo hice con mucho amor, siempre di el 100%, nunca me guardé nada, son momentos bonitos e importantes. Cada torneo que disputé, los Olímpicos, Copa Oro, torneos centroamericanos, eliminatorias, todo me lo guardo en el corazón, y esas imágenes representan el legado que le quiero dejar a las generaciones futuras, quiero que los jóvenes sepan que tal vez no logré nada importantísimo con Honduras; pero quiero que sepan que siempre me entregué totalmente por mi tierra.

Le pido a los jóvenes, a los niños, que le sirvan al país, que lo hagan mejor de lo que uno lo hizo, que ganen torneos, que le den alegrías a la gente, que se entreguen totalmente por esa camiseta, así como yo lo hice cuando la tuve puesta.

ACTUALIDAD

Un brillante momento dentro de su club pasa Roger Espinoza, ya que continúa siendo un hombre importante en SKC y en este inicio de temporada disfruta de lo que algunos consideran su mejor torneo. Su actitud combativa, liderazgo en el mediocampo, la experiencia de un futbolista curtido de batallas tienen al Kansas en la primera posición de la Conferencia del Oeste. Ante el Galaxy de Zlatan Ibrahimovich demostró que este año están para grandes cosas.

"Durante esta pretemporada tuve la oportunidad de prepararme mucho mejor que en otros años, he llegado al torneo en una forma física fantástica, mi labor ha sido más fácil, ya que hemos crecido como equipo y los refuerzos nos han ayudado mucho, apuntamos a grandes cosas, pero no podemos adelantarnos, el torneo viene empezando y es muy pronto para hacer promesas, prefiero pensar en el día a día, indicó Espinoza.

Hemos leído que es de los mejores pasadores en la liga en el último tercio del campo (81%), ¿es esta una cualidad que ha estado trabajando o solo pasaba desapercibida?

Siempre he trabajado en eso, cada año uno como jugador busca mejorar todos los aspectos de su juego. En lo personal conozco mis defectos y virtudes y trabajo en ambos, por suerte cada torneo y después de haber jugado durante tanto tiempo siento que continúo evolucionando y encontrando formas de ayudar al equipo. Sé que los compañeros y cuerpo técnico siempre esperan ese extra de parte mía.

Con 13 puntos el Sporting marcha en primer lugar de la Conferencia del Este, ¿considera que este podría ser el torneo en el que alce la Copa MLS?

Aunque iniciamos perdiendo ante New York City F.C., uno entiende que habrá partidos así, me contenta saber que ocurrió ahora y no en la etapa final. La expectativa en esta organización cada vez que inicia un torneo es salir campeón; eso nunca varía, hemos ganado la U.S. Open Cup, somos protagonistas permanentes y ya después de todo el camino recorrido nuestra mentalidad tiene que ser la de quedar campeones.

¿Qué me podría comentar del partido contra Zlatan Ibrahimovich?

Sabíamos que sería un partido muy difícil, el Galaxy sin Zlatan ya era complicado, poseen una buena plantilla, pero estábamos claros de que si nos enfocábamos en nosotros mismos, sin pensar en el rival e imponiendo nuestro estilo, lograríamos la victoria, y así fue, sabíamos que cuando él ingresara podría con su capacidad cambiar el curso del partido, pero estábamos listos para ello, y no hay que equivocarse, Los Ángeles Galaxy tienen muchos jugadores que pueden hacerte daño.