Más noticias

¡Escándalo! Filtran romance entre presidente y futbolista de un mismo equipo

El caso estremece el fútbol sudamericano.

El presidente del equipo (izquierda) junto al futbolista (derecha) en la foto que salió a la luz pública.
El presidente del equipo (izquierda) junto al futbolista (derecha) en la foto que salió a la luz pública.

Paraguay.

Escándalo. En el fútbol de Paraguay se ha desatado la polémica luego de que se ha filtrado un romance que sostenían nada más y nada menos que el presidente de un club y un futbolista de la misma institución.

El equipo lleva como nombre Rubio Ñu Luque, mientras que el dirigente es Antonio González y explotó en contra del jugador Gabriel Caballero, con quien mantenía una relación sentimental y ahora discute por su salida del cuadro paraguayo.

Y es que en las redes aparecieron imágenes de ambos en una situación íntima y el directivo decidió explicar las fotos por lo que terminó confesando la relación. A eso se le agrega que está involucrada una tercera persona, quien se presume sería el nuevo representante del jugador, de nombre Valentín.

El futbolista decidió terminar con la relación y quedar libre para firmar por otro equipo, algo que le molestó al presidente, por lo que la relación se hizo pública.

"Vamos a ser sinceros. Es una persona que hace más de dos años estaba conmigo acá en Rubio Ñú. Era una persona especial para mí. Entre paréntesis, y en síntesis, era mi pareja. Tuvo todos los privilegios: vehículos que nunca pensó en su vida manejar. Manejó Mercedes Benz, Land Cruiser, Prado, Hilux", sentenció el directivo en una entrevista que le brindó al Diario Hoy de Paraguay.

El directivo acusó a Valentín como el encargado de realizar esta maniobra que tiene en los principales medios del continente a la pequeña institución que se desempeña en la liga local de Luque, una categoría menor del fútbol paraguayo que juega en la cuarta división en el sistema local.

"Se tuvo que ir del club porque lo llevó a Mar del Plata. Tuve que tomar la medida que no venga más acá, y ahí comenzó todo el problema. No estoy contando esto por despecho, no soy dueño de nadie. El problema es que uno tomó cariño y aprecio. Era mi pareja sentimental", puntualizó.