Más noticias

Dos catrachos se reúnen por la Selección de Honduras después de 20 años

Los dos amigos se reencontraron en el Aeropuerto Internacional de Sídney.

Nolberto Ayala (de azul) y Elvin Maclughin se reencontraron en Sídney para apoyar a la Selección de Honduras.
Nolberto Ayala (de azul) y Elvin Maclughin se reencontraron en Sídney para apoyar a la Selección de Honduras.

Sídney, Australia.

El enfrentamiento del repechaje entre Australia y Honduras y su amor por la Selección Nacional fue suficiente motivo para reunir a dos amigos hondureños, residentes en Estados Unidos, que tenían más de 20 años de no verse.

Elvin Maclughin y Nolberto Ayala venían juntos en el vuelo de Los Ángeles a Sídney para presenciar el partido del miércoles y apoyar a la Bicolor que busca el pase al Mundial de Rusia 2018.

Después de tanto tiempo y al solo hablar por teléfono, Elvin y Nolberto se reencontraron en el Aeropuerto Internacional Kingsford Smith de Sídney, pero no se reconocían físicamente, esto debido a que uno de ellos no tiene cuenta en Facebook pese a la era digital en la que vivimos hoy en día.

"Nuestra amistad sigue intacta y pudimos de nuevo empezar donde la dejamos la última vez con una facilidad increíble, lo único que ha cambiado es que ya no tenemos pelo, no se que nos pasó, ahora somos calvos", comentó Elvin.

¿Cómo inició el reencuentro? "Cuando nos enteramos que nuestra selección jugaría en Australia, nos contactamos y dijimos: ´nosotros no queremos que la selección este sola en Australia, tenemos que ir a apoyarlos´, y por eso cada uno emprendió su vuelo de distintas ciudades de Estados Unidos hasta reencontrarnos en el aeropuerto de Los Ángeles y tomar el vuelo a Sídney", relata Elvin.

Nolberto Ayala nos comentó su propia odisea, perdió uno de sus vuelos de conexión: "Me desespere muchísimo porque mi amigo sí tomó el vuelo y yo me quedé atrás, tuve que comprar otro vuelo en otra aerolínea para poder reencontrarnos en Los Ángeles. Llegué tarde y tuve que rogar y rogar para que me dejaran entrar, pero ya solo con la maleta de mano, no pude traer otra maleta porque fui el último en abordar el vuelo, lo logré y ya estoy aquí con mi amigo en Sídney, listos para dejar nuestro corazón en ese estadio".

Su viaje viene bien planificado y con un objetivo claro: apoyar a su selección. Se hospedarán en el mismo hotel que estará la selección para poder tener oportunidad de verlos y quizás compartir de cerca . Ya tienen sus boletos del estadio. Y también quieren ir a saludar a la barra catracha al area de los hondureños.

Elvin y Nolberto regresarán a Estados Unidos justo después del partido, el día jueves.