Más noticias

Ángel Orellana, el intibucano que no cree en la adversidad

Muy atrás quedó el balazo que casi lo deja sin vida hace más de cinco años, hoy celebra su logro en la Maratón

Ángel Orellana no ocultó su enorme satisfacción tras hacerse con el primer lugar en la categoría Silla de Ruedas.
Ángel Orellana no ocultó su enorme satisfacción tras hacerse con el primer lugar en la categoría Silla de Ruedas. /

San Pedro Sula, Honduras

El balazo sufrido hace más de un lustro no cegó su deseo de ver la vida con el mayor positivismo posible. La historia de Juan Ángel Orellana es digna de alabar, pues dejó atrás la adversidad y le encontró aún mayor sentido a la silla de ruedas que le tocaría usar el resto de su vida.

Ayer, ese instrumento lo llevó a coronarse como el más rápido en la categoría de Silla de Ruedas 10 kilómetros en la 41 Maratón Internacional LA PRENSA.

Juan Ángel dijo sentirse “orgulloso” de haber ganado el primer lugar; cuenta, además, que “a pesar de la capacidad especial que tenemos le echamos ganas para salir de adelante. Soy orgullosamente de Intibucá”.

Empleado de la Secretaría de Seguridad de Intibucá, acepta que “al principio era complicado, pero he aprendido a salir adelante, soy independiente y me desempeño tranquilamente”.

Sobre el incidente que lo llevó a usar de por vida la silla que le dio alegría en el evento más importante del atletismo catracho. Rememora que “trabajando tuve un accidente, un disparo con arma de fuego que me causó una lesión; a pesar de los problemas que he enfrentado en la vida he podido salir adelante, me siento orgulloso porque he logrado varios objetivos”, expresa con una sonrisa de aparente felicidad.

Orellana tiene una dedicatoria especial pro su éxito dominical en la Maratón: “A Dios y a mi familia, que son el motor para salir adelante, a todas las personas que me han ayudado”, cerró.