Más noticias

Grasas causan mal humor

<p>Quienes comen fritangas tienden a presentar conductas negativas e irritabilidad.</p>

Llevar una dieta rica en ácidos grasos trans, ingrediente que se encuentra en la comida frita, los horneados y otras comidas y refrigerios industrializados, podría asociarse con conducta negativa, e incluso agresiva, sugiere una investigación.Los científicos analizaron la dieta y la conducta de 945 hombres y mujeres; aunque también consideraron otros posibles factores asociados al mal humor, como los antecedentes de agresión, el uso de alcohol y el uso de tabaco de los participantes, refiere el estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de San Diego, California. Lo confirmanSe halló que las personas que consumían más grasas trans eran más propensas a mostrar conductas negativas como impaciencia, irritabilidad y agresividad. Unos niveles más altos de ácidos grasos trans en la dieta “se asociaron con una mayor agresividad y predecían de forma más constante la agresividad en todas las medidas evaluadas que examinamos”, dijo Beatrice Golomb, profesora asociada del departamento de Medicina de la UC en San Diego y líder del estudio.No se probó una relación causal: “si la asociación entre las grasas trans y la conducta agresiva resulta ser causal, se añadiría una razón más a las recomendaciones de no comer estas grasas”.

Llevar una dieta rica en ácidos grasos trans, ingrediente que se encuentra en la comida frita, los horneados y otras comidas y refrigerios industrializados, podría asociarse con conducta negativa, e incluso agresiva, sugiere una investigación.

Los científicos analizaron la dieta y la conducta de 945 hombres y mujeres; aunque también consideraron otros posibles factores asociados al mal humor, como los antecedentes de agresión, el uso de alcohol y el uso de tabaco de los participantes, refiere el estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de San Diego, California.
Lo confirman

Se halló que las personas que consumían más grasas trans eran más propensas a mostrar conductas negativas como impaciencia, irritabilidad y agresividad. Unos niveles más altos de ácidos grasos trans en la dieta “se asociaron con una mayor agresividad y predecían de forma más constante la agresividad en todas las medidas evaluadas que examinamos”, dijo Beatrice Golomb, profesora asociada del departamento de Medicina de la UC en San Diego y líder del estudio.

No se probó una relación causal: “si la asociación entre las grasas trans y la conducta agresiva resulta ser causal, se añadiría una razón más a las recomendaciones de no comer estas grasas”.

investigación,EUA,comida frita,ácidos grasos trans,