Vivir Mujer
23 de Noviembre de 2012

El nido de amor ideal

12:57PM   - Redacción:  redaccion@laprensa.hn

Le damos algunas pautas para conseguir que la iluminación, los espacios, el mobiliario y los estímulos del ambiente trabajen a favor de la sensualidad.

El éxito de la función no sólo depende del guión y de los protagonistas, sino también del escenario. Esta reflexión no sólo se aplica a las artes teatrales, sino también al “arte de amar”.

De acuerdo a la escritora y terapeuta de Reiki, Paloma Corredor, para que el dormitorio sea un lugar estimulante y acogedor, una habitación a la que siempre nos apetezca volver, "las parejas han de respetar dos recomendaciones básicas: orden y limpieza. Cuantos menos trastos y más espacio haya, mejor".

Según la autora de la novela sobre amor y autoayuda “La gestión del yo”, además de invertir en la cama, "cuanto más grande, mejor, ya que es más cómoda y permite intimidad e independencia al mismo tiempo", el colchón debe ser de calidad y las sábanas, de tejidos naturales y agradables al tacto, como el algodón.

Según Corredor "la luz es muy importante", y no hay que olvidar "repartir varias lamparitas con bombillas de tonos cálidos y distinta intensidad, para los momentos íntimos. Tampoco deben faltar las velas".

Otro aspecto fundamental para que "un dormitorio acogedor invite al amor" es el olor. Según la experta "se puede mantener la habitación suavemente perfumada con incienso o con aceites esenciales".

La escritora también aconseja procurar que la habitación sea silenciosa, incorporando "una ventana doble o una cortina de tela gruesa si no hay otro remedio para evitar ruidos o posibles miradas incómodas" y teniendo a mano un equipo de música.

Si se quieren poner imágenes o cuadros, "mejor si invitan a la sensualidad, la ensoñación y el erotismo. Por ejemplo: fotografías de flores, reproducciones de los cuadros de Klimt o de venus clásicas. También resulta muy agradable tener alguna planta o una orquídea", aconseja Paloma Corredor.

A oscuras y con pasión
Uno de los consejos prácticos para transformar su vida amorosa y elevar el disfrute que propone la investigadora británica Tracey Cox, experta en relaciones personales y autora de libro “Supersexo”, consiste en apagar las luces en el dormitorio.

"Deje la habitación en la más completa oscuridad y después véndense los ojos mutuamente. Al eliminar el sentido de la vista se realzan los demás, especialmente la sensación táctil. Privados de alcance visual somos más conscientes de la respiración, los gemidos y los demás sonidos eróticos", sugiere Cox.

De ese modo, según esta experta, también "se introduce el elemento sorpresa: cuando uno de los dos rompa el contacto, el otro no podrá ver hacia dónde se dirige hasta que sienta una mano acariciandole, oiga una frase lasciva susurrada junto a su oreja o sienta la lengua en algún lugar de su anatomía".

Otros consejos eficaces provienen de Oriente, cuyas culturas vienen acumulando sabiduría y refinamiento en todos los terrenos, incluido el amoroso, desde hacer miles de años.

Para la profesora de yoga, psicoterapeuta y orientalista, Saïda Elkefi, autora junto con el médico Pierre Jacquemart, del libro “Extasis Sexual”, las distintas técnicas y métodos orientales son una eficaz y sencilla herramienta para desarrollar la sexualidad, alcanzar la intimidad emocional, y el éxtasis sensual.

De acuerdo a Saïda Elkefi, la máxima de “la constancia de pequeños detalles construye las grandes cosas” es especialmente cierta en el terreno del erotismo, y uno de los principales elementos a tener cuenta es el “escenario amoroso”.

“No subestime la influencia de un ambiente de tranquilidad y confianza, sin ruidos inquietantes ni interrupciones. La luz de la habitación tamizada o la oscuridad en algunos casos, así como los alimentos y bebidas excitantes al alcance de la mano, la música escogida según los gustos de la pareja y otros detalles, son bazas importantes en el juego amoroso”, señala la orientalista.

En las parejas que han perdido la pasión pueden estar influyendo factores energéticos relacionados con su casa, según Ana Postigo, consultora en el milenario arte chino del Feng Shui, que consiste en reordenar y aprovechar el flujo de energía universal (Chi) de la casa para que armonice con la naturaleza y sus ciclos y pueda aportar bienestar, salud y vitalidad a sus habitantes.

Los secretos de oriente
Los practicantes de esta disciplina detectan los problemas que generan malestar en las personas elaborando un mapa energético de su hogar y los solucionan cambiando los colores, la decoración, la colocación de los objetos y la orientación del mobiliario, así como liberando espacios y eliminando obstáculos, entre otras técnicas basadas en la sabiduría oriental.

Evitar los espejos situados en el dormitorio y las lámparas colgadas encima de la cama, son dos de las recomendaciones de esta prestigiosa naturópata y experta en geobiología y útiles para que el dormitorio se convierta en un nido de amor donde las energías jueguen a favor de la íntima armonía de los cuerpos y almas.

Además de mantener el cuarto de dormir siempre limpio y recogido, según Postigo, "nunca es recomendable orientar la cama de modo que quede frente a una puerta ni ante la entrada de un baño; si no existe otra posibilidad al menos hay que mantener cerrada la puerta del baño. Tampoco es recomendable colocar cuadros y mucho menos estanterías sobre el cabecero de la cama".

Colocar dos cojines en la cama, uno junto al otro, elegir para el dormitorio colores suaves y dejar en su interior el espacio lo más diáfano posible, así como situar dos mesillas iguales, una a cada lado de la cama, son otras sugerencias básicas beneficiosas para la dinámica amorosa, de esta experta en Feng Shui.

Según la escritora Eva Gizowska, experta en bienestar y autora del libro “Seducción: 100 consejos para atraer”, "no cuesta trabajo transformar la habitación en un refugio de serenidad. Retire los montones de ropa y ordénela, apague las luces del techo, y utilice lamparillas de noche o velas, que son más relajantes y animan al amor".

También "puede aumentar el ánimo sensual de su pareja, utilizando quemadores de aceites esenciales, para inundar la habitación con sus embriagadores olores", señala Gizowska.

Según esta experta "el exótico ylan-ylang hará que ambos se sientan eufóricos, el jazmín tiene conocidas cualidades afrodisíacas, el sándalo se utiliza en Oriente para despertar la energía sexual, y el neroli despide un aroma sensual y persistente que pone a tono para el amor".
Rocío Gaia.E F E - REPORTAJES

Normas de uso: Esta es la opinión de los internautas, no de LAPRENSA.HN. No está permitido publicar comentarios ni enlaces difamatorios, injuriantes, insultos, los de contenido obsceno o pornográfico o los contrarios a las leyes de Honduras. No aceptamos comentarios fuera de tema y los que no aportan al debate, porque este espacio es para enriquecer los contenidos con las opiniones de los usuarios, coincidan o no con el criterio del editor. Los comentarios que son aceptados tratamos de publicarlos en el menor tiempo posible, pero no siempre lo conseguimos.
Ránking de notas