Más noticias

Sastrería con toque femenino

<p>Luzca elegante y cómoda en su trabajo. El traje sastre es un clásico que no pasa de moda.</p>

Para ir a la oficina y promover una imagen profesional, los expertos recurren a las prendas clásicas y le suman un toque de novedad de las tendencias actuales.Así, abunda el traje sastre en telas de lana o tweed y hasta terciopelo, y las chaquetas estructuradas que deben actualizarse con detalles femeninos como un pantalón pitillo, una falda con péplum o con vuelo en las caderas, un prendedor, un collar, una flor, medias opacas o altos tacones.“El consejo es que la falda debe llegar abajo de la rodilla. Para las más jóvenes y en trabajos muy creativos, se puede utilizar minifalda, siempre y cuando no sea difícil moverse con ella”, asegura el experto mexicano José Antonio Montes de Oca.Otra buena opción consiste en los vestidos de corte sencillo, con o sin mangas. Destacan el little black dress, pero también pueden llevarse los diseños en gris, beige o blanco.Es un clásico que nunca pasa de moda y se puede variar con mascadas o pashminas de colores, bolsas en estampado animal y zapatillas retro.Además, cambiando los accesorios, por ejemplo unos buenos aretes y un gran prendedor, y un saco tipo esmoquin, está lista para un coctel.Montes de Oca añade que la diferencia estriba en los detalles del look.“Hay que cuidar mucho los complementos, que sean pocos y finos. Por eso, hay que invertir en un buen portafolio y un bolso de cuero para dar una buena impresión”, comenta Montes de Oca. Casi todas las firmas proponen modelos en piel, tela o una mezcla de ambas.Las que están en tendencia son las que parecen maletines de doctor, los clutches o sobres grandes y los tipo mensajero.La recomendación de los expertos en tendencias es comprar algo clásico, en tonos sobrios, e ir variando en colores y estampados para hacer el atuendo más actual. En cuanto a la cromática, recomiendan elegir el negro, el blanco, el gris y los neutros, que pueden adornarse con un toque encendido.Mantener una buena imagen es fundamental para cualquier ejecutiva, la forma en que la mujer se viste no solo refleja una apariencia física sino presencia, seriedad y liderazgo. Para muchas mujeres, encontrar la manera adecuada de vestir en horarios de trabajo se convierte en todo un reto.

Para ir a la oficina y promover una imagen profesional, los expertos recurren a las prendas clásicas y le suman un toque de novedad de las tendencias actuales.

Así, abunda el traje sastre en telas de lana o tweed y hasta terciopelo, y las chaquetas estructuradas que deben actualizarse con detalles femeninos como un pantalón pitillo, una falda con péplum o con vuelo en las caderas, un prendedor, un collar, una flor, medias opacas o altos tacones.

“El consejo es que la falda debe llegar abajo de la rodilla. Para las más jóvenes y en trabajos muy creativos, se puede utilizar minifalda, siempre y cuando no sea difícil moverse con ella”, asegura el experto mexicano José Antonio Montes de Oca.Otra buena opción consiste en los vestidos de corte sencillo, con o sin mangas. Destacan el little black dress, pero también pueden llevarse los diseños en gris, beige o blanco.

Es un clásico que nunca pasa de moda y se puede variar con mascadas o pashminas de colores, bolsas en estampado animal y zapatillas retro.

Además, cambiando los accesorios, por ejemplo unos buenos aretes y un gran prendedor, y un saco tipo esmoquin, está lista para un coctel.

Montes de Oca añade que la diferencia estriba en los detalles del look.

“Hay que cuidar mucho los complementos, que sean pocos y finos. Por eso, hay que invertir en un buen portafolio y un bolso de cuero para dar una buena impresión”, comenta Montes de Oca. Casi todas las firmas proponen modelos en piel, tela o una mezcla de ambas.

Las que están en tendencia son las que parecen maletines de doctor, los clutches o sobres grandes y los tipo mensajero.

La recomendación de los expertos en tendencias es comprar algo clásico, en tonos sobrios, e ir variando en colores y estampados para hacer el atuendo más actual. En cuanto a la cromática, recomiendan elegir el negro, el blanco, el gris y los neutros, que pueden adornarse con un toque encendido.

Mantener una buena imagen es fundamental para cualquier ejecutiva, la forma en que la mujer se viste no solo refleja una apariencia física sino presencia, seriedad y liderazgo. Para muchas mujeres, encontrar la manera adecuada de vestir en horarios de trabajo se convierte en todo un reto.

San Pedro Sula,Tegucigalpa,Honduras,laprensa.hn,La Prensa de Honduras,Noticias de Honduras,Diario La Prensa,Noticias de hoy en Honduras,Sastrería con toque femenino,