Más noticias

Fotos del príncipe Harry desnudo en fiesta de Las Vegas

<p>Las dos imágenes muestran a un joven sin ropa abrazado a dos personas, también desnudas.</p>

La página web especializada en famosos Enrique, controvertido segundo hijo del heredero de la corona británica, terminó desnudo junto con varias mujeres.Las dos imágenes subidas en el portal de internet muestran a un joven sin ropa abrazado a dos personas, también desnudas. En una de ellas se observa al varón tapándose los genitales con las manos y con la cara de perfil, en la otra esa misma persona aparece borrosa y de espaldas.TMZ, página que fue la primera en publicar la muerte de Michael Jackson en 2009, así como una fotografía del difunto "rey del pop", indicó que las imágenes corresponden al príncipe Enrique, quien, según algunos testigos citados por la web, estuvo de fiesta en Las Vegas el pasado viernes junto con un grupo de amigos.En "La ciudad del pecado"Las fotografías se habrían producido después de que los retratados jugaran al billar en modalidad "striptease" hasta despojarse de toda su ropa en una habitación de lujo de un hotel de la "ciudad del pecado". TMZ relató que el príncipe Enrique y sus compañeros conocieron a un grupo de mujeres en un bar y las invitaron a su habitación. Las fotografías habrían sido tomadas por algunas de las personas que estuvieron presentes en la fiesta.La oficina de Enrique confirmó el miércoles que las fotos eran del príncipe pero se negó a hacer más comentarios.El príncipe Enrique, de 27 años, es un aficionado a las fiestas y en 2011 pasó el verano en Croacia, donde recorrió los locales nocturnos de la ciudad costera de Hvar junto con unos amigos y fue visto tirándose vestido a la piscina de una discoteca.En 2005 acudió a una fiesta de disfraces vestido como soldado nazi, lo que desató una gran polémica en su país.Una crisis realAl parecer, las imágenes de la polémica fueron tomadas con un móvil por otro compañero de correrías en la suite del príncipe. Fuentes reales citadas por el Daily Mail aseguran que el príncipe estaba en su habitación en una fiesta privada y esperaba un "grado razonable de privacidad". Se cree que el fotógrafo (o fotógrafa) indiscreto formaba parte del grupo -"un grupo de tías buenas", según TMZ- que el príncipe y sus amigos acababan de conocer y les invitó a su habitación para seguir con la fiesta.En un gesto rarísimo, Clarence House ha reconocido la autenticidad de las imágenes. "En estos momentos, no tenemos nada que comentar", aseguró un portavoz a la agencia AFP. Pero "podríamos hacerlo más tarde".Según el Daily Mail, los asesores del príncipe en St James's Palace han celebrado a lo largo del día reuniones acerca de cómo manejar el escándalo mientras Harry volaba de nuevo a Reino Unido. Tras 10 días de vacaciones, el nieto de Isabel II debe retomar sus obligaciones militares.También sus superiores en el Ejército podrían reprenderle, según el tabloide, pues las normas militares establecen que la "mala conducta social" no es aceptable, sobre todo si empaña la reputación de las Fuerzas Armadas.¿Hizo Enrique algo malo?Jim Conlon, trabajador de la construcción de 60 años: "La respuesta a eso es un categórico NO". Conlon, quien descargaba bolsas de materiales de un automóvil, pareció genuinamente ofendido con la pregunta misma. "Estaría orgulloso de él si fuera mi hijo", expresó.La opinión de Conlon fue típica de un país donde miles de calles y bares llevan el nombre de la familia real. Encuestas publicadas a principios de este año mostraron que el apoyo a la monarquía está en su mejor momento, quizás animado por las celebraciones del Jubileo de Diamante de la reina Isabel II por sus 60 años en el trono.Entrevistas a londinenses por la capitalina calle Prince of Wales Road arrojaron pocos críticos al comportamiento de Enrique. Craig Martin, de 38 años, otro trabajador de la construcción: "Es el príncipe. ¡Puede tener cualquier pájaro que quiera!"Más allá, la enfermera Shirley Ashard se rió de la aventura de Enrique desnudo y desestimó las preguntas sobre el decoro de correr por un lujoso cuarto de hotel en cueros encongiéndose de hombros."Tengo hijos. Ellos hacen cosas como esa", dijo la mujer de 59 años. "Es un muchacho, por amor de Dios".¿Afectará el incidente la imagen de Enrique?Ingrid Seward, editora en jefe de la revista Majesty: Probablemente no. Seward dijo que la imagen alegre de Enrique era parte de su personalidad accesible y normal."Claro que es una estupidez, pero eso no hará que deje de gustarle a la gente. En todo caso, lo contrario", dijo. "Demuestra que es un tipo que se mete en problemas y es el tipo de persona que encanta a la gente. Sólo podría pasarle a Enrique, pero por eso lo adoramos".Sí piensa, empero, que Enrique recibiría un sermón del príncipe Carlos. "Me imagino que su padre hablará con él", dijo.¿No tiene la familia real un historial de conducta de chico malo?Sí, dijo Anne Sebba, biógrafa de Wallis Simpson, la divorciada estadounidense cuyo romance con el rey Eduardo VIII, tataratío de Enrique, llevó a su abdicación en 1936.El abuelo de ese rey, Eduardo VII (quien reinó de 1901 a 1910) tuvo muchas amantes, y estacionaba su carruaje afuera de la casa de éstas mientras las visitaba."El personal era muy discreto", dijo Sebba. "La gente sabía, pero no hablaban de eso".Eduardo VIII y Simpson eran bien conocidos entre la crema y nata por sus fiestas hedonistas y algunos visitantes documentaron sus reacciones de asombro en sus diarios."No llegó a los periódicos", dijo Sebba. "Sólo está en diarios privados. Nadie tomaba fotos. Nadie publicaba en Internet"."El viejo sistema dependía en una increíble discreción, lealtad y deferencia, y eso ya no existe. La familia real ha tenido que abrirse tanto y hacerse tan disponible y ese es el lado negativo de la moneda".¿Qué hay con la privacidad del Príncipe?Las imágenes borrosas de baja resolución parecen haber sido tomadas dentro de la suite del hotel, y no está claro que el príncipe haya estado al tanto de que lo estaban fotografiando.Eso podría ser una violación de la privacidad real. También explicaría por qué los tabloides británicos siempre hambrientos de un escándalo y normalmente clientes ávidos de fotos comprometedoras, se mantuvieron al margen de las imágenes.Ashard, la enfermera, dijo que la única ira que podría albergar en este caso era contra el fotógrafo."Eso está fuera de lugar", dijo. "¿Cómo te sentirías si alguien te toma fotos desnudo en tu cuarto de hotel?"

La página web especializada en famosos Enrique, controvertido segundo hijo del heredero de la corona británica, terminó desnudo junto con varias mujeres.

Las dos imágenes subidas en el portal de internet muestran a un joven sin ropa abrazado a dos personas, también desnudas. En una de ellas se observa al varón tapándose los genitales con las manos y con la cara de perfil, en la otra esa misma persona aparece borrosa y de espaldas.

TMZ, página que fue la primera en publicar la muerte de Michael Jackson en 2009, así como una fotografía del difunto "rey del pop", indicó que las imágenes corresponden al príncipe Enrique, quien, según algunos testigos citados por la web, estuvo de fiesta en Las Vegas el pasado viernes junto con un grupo de amigos.

En "La ciudad del pecado"

Las fotografías se habrían producido después de que los retratados jugaran al billar en modalidad "striptease" hasta despojarse de toda su ropa en una habitación de lujo de un hotel de la "ciudad del pecado".

TMZ relató que el príncipe Enrique y sus compañeros conocieron a un grupo de mujeres en un bar y las invitaron a su habitación.
Las fotografías habrían sido tomadas por algunas de las personas que estuvieron presentes en la fiesta.

La oficina de Enrique confirmó el miércoles que las fotos eran del príncipe pero se negó a hacer más comentarios.

El príncipe Enrique, de 27 años, es un aficionado a las fiestas y en 2011 pasó el verano en Croacia, donde recorrió los locales nocturnos de la ciudad costera de Hvar junto con unos amigos y fue visto tirándose vestido a la piscina de una discoteca.

En 2005 acudió a una fiesta de disfraces vestido como soldado nazi, lo que desató una gran polémica en su país.

Una crisis real

Al parecer, las imágenes de la polémica fueron tomadas con un móvil por otro compañero de correrías en la suite del príncipe. Fuentes reales citadas por el Daily Mail aseguran que el príncipe estaba en su habitación en una fiesta privada y esperaba un "grado razonable de privacidad". Se cree que el fotógrafo (o fotógrafa) indiscreto formaba parte del grupo -"un grupo de tías buenas", según TMZ- que el príncipe y sus amigos acababan de conocer y les invitó a su habitación para seguir con la fiesta.

En un gesto rarísimo, Clarence House ha reconocido la autenticidad de las imágenes. "En estos momentos, no tenemos nada que comentar", aseguró un portavoz a la agencia AFP. Pero "podríamos hacerlo más tarde".

Según el Daily Mail, los asesores del príncipe en St James's Palace han celebrado a lo largo del día reuniones acerca de cómo manejar el escándalo mientras Harry volaba de nuevo a Reino Unido. Tras 10 días de vacaciones, el nieto de Isabel II debe retomar sus obligaciones militares.

También sus superiores en el Ejército podrían reprenderle, según el tabloide, pues las normas militares establecen que la "mala conducta social" no es aceptable, sobre todo si empaña la reputación de las Fuerzas Armadas.

¿Hizo Enrique algo malo?

Jim Conlon, trabajador de la construcción de 60 años: "La respuesta a eso es un categórico NO". Conlon, quien descargaba bolsas de materiales de un automóvil, pareció genuinamente ofendido con la pregunta misma. "Estaría orgulloso de él si fuera mi hijo", expresó.

La opinión de Conlon fue típica de un país donde miles de calles y bares llevan el nombre de la familia real. Encuestas publicadas a principios de este año mostraron que el apoyo a la monarquía está en su mejor momento, quizás animado por las celebraciones del Jubileo de Diamante de la reina Isabel II por sus 60 años en el trono.

Entrevistas a londinenses por la capitalina calle Prince of Wales Road arrojaron pocos críticos al comportamiento de Enrique. Craig Martin, de 38 años, otro trabajador de la construcción: "Es el príncipe. ¡Puede tener cualquier pájaro que quiera!"

Más allá, la enfermera Shirley Ashard se rió de la aventura de Enrique desnudo y desestimó las preguntas sobre el decoro de correr por un lujoso cuarto de hotel en cueros encongiéndose de hombros.

"Tengo hijos. Ellos hacen cosas como esa", dijo la mujer de 59 años. "Es un muchacho, por amor de Dios".

¿Afectará el incidente la imagen de Enrique?

Ingrid Seward, editora en jefe de la revista Majesty: Probablemente no. Seward dijo que la imagen alegre de Enrique era parte de su personalidad accesible y normal.

"Claro que es una estupidez, pero eso no hará que deje de gustarle a la gente. En todo caso, lo contrario", dijo. "Demuestra que es un tipo que se mete en problemas y es el tipo de persona que encanta a la gente. Sólo podría pasarle a Enrique, pero por eso lo adoramos".

Sí piensa, empero, que Enrique recibiría un sermón del príncipe Carlos. "Me imagino que su padre hablará con él", dijo.

¿No tiene la familia real un historial de conducta de chico malo?

Sí, dijo Anne Sebba, biógrafa de Wallis Simpson, la divorciada estadounidense cuyo romance con el rey Eduardo VIII, tataratío de Enrique, llevó a su abdicación en 1936.

El abuelo de ese rey, Eduardo VII (quien reinó de 1901 a 1910) tuvo muchas amantes, y estacionaba su carruaje afuera de la casa de éstas mientras las visitaba.

"El personal era muy discreto", dijo Sebba. "La gente sabía, pero no hablaban de eso".

Eduardo VIII y Simpson eran bien conocidos entre la crema y nata por sus fiestas hedonistas y algunos visitantes documentaron sus reacciones de asombro en sus diarios.

"No llegó a los periódicos", dijo Sebba. "Sólo está en diarios privados. Nadie tomaba fotos. Nadie publicaba en Internet".

"El viejo sistema dependía en una increíble discreción, lealtad y deferencia, y eso ya no existe. La familia real ha tenido que abrirse tanto y hacerse tan disponible y ese es el lado negativo de la moneda".

¿Qué hay con la privacidad del Príncipe?

Las imágenes borrosas de baja resolución parecen haber sido tomadas dentro de la suite del hotel, y no está claro que el príncipe haya estado al tanto de que lo estaban fotografiando.

Eso podría ser una violación de la privacidad real. También explicaría por qué los tabloides británicos siempre hambrientos de un escándalo y normalmente clientes ávidos de fotos comprometedoras, se mantuvieron al margen de las imágenes.

Ashard, la enfermera, dijo que la única ira que podría albergar en este caso era contra el fotógrafo.

"Eso está fuera de lugar", dijo. "¿Cómo te sentirías si alguien te toma fotos desnudo en tu cuarto de hotel?"

Las Vegas,TMZ,Hijo de Diana,Casa Real Britanica,Desnudo,Enrique Desnudo,Principe Enrique desnudo,