Más noticias

Los nuevos reyes de Holanda

<p>Los príncipes de Orange iniciarán su reinado con una austera ceremonia de coronación.</p>

Los príncipes Guillermo Alejandro y la reina Beatriz de los Países Bajos y de su difunto esposo, el príncipe Claus von Amsberg cumplirá 46 años tres días antes de su coronación.Pasó su infancia en el castillo de Drakensteyn, en la comuna de Lage Vuursche, cerca de Utrecht. Fue a una escuela protestante en La Haya adonde compartió con niños de todos los estratos sociales.Tuvo una adolescencia difícil que llevó a que sus padres lo enviaran a terminar sus estudios secundarios en el United World College of the Atlantic de Gales.Para ese tiempo tenía fama de fiestero, sin disciplina y poco aplicado, amigo de las bromas, llegando a decir un día que “le dejaría sin problemas el trono a uno de sus dos hermanos”.Durante un tiempo recibió el apodo de Príncipe Pils, en referencia a una marca de cerveza, de la cual bebía muchísimos litros durante las fiestas estudiantiles, cuando cursaba Historia en la Universidad de Leideny, que empezó al terminar su servicio militar en la Marina.Según el ex primer ministro holandés Ruud Lubbers, la familia real llegó incluso a dudar de que un día fuera capaz de reinar. Desde 1993, al recibir su maestría en Historia, comenzó a prepararse para la función real, sirviendo en las tres armas de las Fuerzas Armadas. En la Fuerza Aérea fue piloto de un avión caza. En 1998, el príncipe, un fanático del deporte, que practica tenis, golf y vela, además de patín sobre hielo, obtiene el acuerdo del Parlamento para integrar el Comité Olímpico Internacional.Le interesan los proyectos de administración internacional del agua. Por ello es miembro honorario de la Comisión Mundial del Agua para el Siglo XXI.AdmirableGuillermo de Holanda se casó con la argentina Máxima Zorreguieta Cerruti el 2 de febrero de 2002 en Amsterdam. Con ello sentó cabeza y poco a poco adquirió la legitimidad para reinar. Tienen tres hijas: Catalina Amalia, Alexia Juliana y Ariane Wilhelmina. El noviazgo en 1999 y su boda por amor estuvo a punto de frustrarse debido al pasado del padre de la novia, exsecretario de estado durante la dictadura argentina. Jorge Horacio Zorreguieta Stefanini había sido un miembro civil del régimen del dictador argentino Jorge Rafael Videla y no fue autorizado a asistir al enlace de su hija.Eso hizo del príncipe una figura muy popular. Guillermo Alejandro es “inteligente, tierno, fuerte y tiene los pies sobre la tierra”, dijo Máxima de su esposo en una entrevista.La máxima conquista De antepasados españoles e italianos, Máxima nació hace 41 años en el hogar argentino de Jorge Horacio Zorreguieta Stefanini y María del Carmen Cerruti Carricart.Contrario a su esposo que creció en un castillo, ella lo hizo en un apartamento en la calle Uriburu, en Barrio Norte, Buenos Aires. Fue a la secundaria del InstitutoArgentino Northland. en 1988 se graduó de bachiller y en 1995 recibía el título en Economía en la Universidad Católica Argentina.Tras graduarse del colegio trabajó en investigaciones sobre software para mercados financieros. Cuatro años después se desempeñó en el departamento de ventas de la empresa Boston Securities en Buenos Aires.Fue educadora de inglés a niños y adultos, y de matemáticas a alumnos de secundaria y estudiantes de primer año de carrera.Luego se mudó a Nueva York adonde trabajó para HSBC James Capel Inc de julio 1996 a febrero 1998. Logró ser vicepresidenta de ventas institucionales para América Latina. Ese cargo le abrió otras vicepresidencias en el campo de las finanzas.Adiós a la economíaLa vida de la entonces argentina cambió de repente en 1999 cuando en la Feria de Sevilla conoció al que justo hoy 2 de febrero, pero del año 2002, la convertiría en princesa de los Países Bajos, princesa de Orange-Nassau y señora de Van Amsberg y en la primera futura reina argentina de la historia.Por amor y por su matrimonio tuvo que nacionalizarse como holandesa y renunciar a la nacionalidad argentina. Además debió aceptar que su controversial padre no estuviera en su boda por no tener el permiso de las autoridades para acompañarla en ese día. Junto a su esposa siguieron la ceremonia desde la habitación de un hotel en Londres.Durante sus once años de matrimonio, la pareja solo se ha visto envuelta en polémica por su inversiones inmobiliarias.En 2009 compraron una casa en Mozambique y tuvieron que renunciar a ella. Se desveló que habían pagado una parte de la propiedad a una inmobiliaria radicada en la isla de Jersey, paraíso fiscal del Canal de la Mancha.Modesta coronaciónAunque la celebraciónamerita la pompa y circunstancia por tratarse de un hecho histórico en la vida política de Holanda, la coronación no será tan pomposa como se esperaba.El primer ministro holandés, Mark Rutte, dijo que las celebraciones de la coronación de Guillermo Alejandro deben “ajustarse a un presupuesto” dada la situación económica. La sobriedad de la ceremonia responde a los deseos del futuro rey y de la todavía reina Beatriz, dijo Rutte a los periodistas tras una reunión extraordinaria del consejo de ministros.La reina dijo que no desea recibir regalos “porque no sería apropiado en estos momentos de crisis”, aseguró el Primer Ministro de Holanda.Pese a lo ajustado del presupuesto, el funcionario aseguró que los holandeses “podrán disfrutar de una gran fiesta.Tampoco es que vayamos a dar solo un vaso de refresco”, bromeó Rutte, quien dijo que confía en que “sea un gran día para Holanda”.Reyes con historia Es el primer príncipe europeo de su generación, en la que se encuentra el príncipe de Asturias, Federico de Dinamarca, Carlos de Inglaterra, Guillermo de Luxemburgo, que será rey tras la abdicación de su madre, la actual monarca Beatriz. Será el primer monarca varón en Holanda desde Guillermo III, fallecido en 1890.Máxima será la segunda latinoamericana en sentarse en un trono europeo, después de que en octubre de 2000 la cubana María Teresa Mestre, esposa del gran duque de Luxemburgo, se convirtiera en la gran duquesa de ese país centroeuropeo. La reina Silvia de Suecia también tiene raíces latinas, ya que su madre, Alice Soares de Toledo, era una dama de la élite brasileña de Sao Paulo.TÍTULOS Príncipe de los Países Bajos, príncipe de la Casa de Orange-Nassau e hidalgo de Amsberg.IDIOMAS Holandés e inglés.Deportes Tenis, golf, vela y patinar sobre hielo.Distinción Gran Cruz de la Orden de Isabel la CatólicaRangos Capitán de Navío, coronel de Infantería y coronel de la Fuerza Aérea.RETO El cuidado y la preservación del agua en el mundo.TÍTULOS Princesa de los Países Bajos, princesa de Orange-Nassau, señora de Amsberg.iDIOMAS Español, inglés, italiano y holandés.Distinción Gran Cruz de la Orden de Isabel la CatólicaMisión Funciones diplomáticas y representativas de la corona y liderazgo en las finanzas para combatir la pobreza mundial.Honor Madrina de dos hijos de príncipes: el príncipe Sverre Magnus de Noruega y su sobrina, la condesa Leonora de Orange-Nassau.

Los príncipes Guillermo Alejandro y la reina Beatriz de los Países Bajos y de su difunto esposo, el príncipe Claus von Amsberg cumplirá 46 años tres días antes de su coronación.

Pasó su infancia en el castillo de Drakensteyn, en la comuna de Lage Vuursche, cerca de Utrecht. Fue a una escuela protestante en La Haya adonde compartió con niños de todos los estratos sociales.

Tuvo una adolescencia difícil que llevó a que sus padres lo enviaran a terminar sus estudios secundarios en el United World College of the Atlantic de Gales.

Para ese tiempo tenía fama de fiestero, sin disciplina y poco aplicado, amigo de las bromas, llegando a decir un día que “le dejaría sin problemas el trono a uno de sus dos hermanos”.

Durante un tiempo recibió el apodo de Príncipe Pils, en referencia a una marca de cerveza, de la cual bebía muchísimos litros durante las fiestas estudiantiles, cuando cursaba Historia en la Universidad de Leideny, que empezó al terminar su servicio militar en la Marina.

Según el ex primer ministro holandés Ruud Lubbers, la familia real llegó incluso a dudar de que un día fuera capaz de reinar. Desde 1993, al recibir su maestría en Historia, comenzó a prepararse para la función real, sirviendo en las tres armas de las Fuerzas Armadas. En la Fuerza Aérea fue piloto de un avión caza. En 1998, el príncipe, un fanático del deporte, que practica tenis, golf y vela, además de patín sobre hielo, obtiene el acuerdo del Parlamento para integrar el Comité Olímpico Internacional.

Le interesan los proyectos de administración internacional del agua. Por ello es miembro honorario de la Comisión Mundial del Agua para el Siglo XXI.

Admirable

Guillermo de Holanda se casó con la argentina Máxima Zorreguieta Cerruti el 2 de febrero de 2002 en Amsterdam. Con ello sentó cabeza y poco a poco adquirió la legitimidad para reinar. Tienen tres hijas: Catalina Amalia, Alexia Juliana y Ariane Wilhelmina. El noviazgo en 1999 y su boda por amor estuvo a punto de frustrarse debido al pasado del padre de la novia, exsecretario de estado durante la dictadura argentina. Jorge Horacio Zorreguieta Stefanini había sido un miembro civil del régimen del dictador argentino Jorge Rafael Videla y no fue autorizado a asistir al enlace de su hija.

Eso hizo del príncipe una figura muy popular. Guillermo Alejandro es “inteligente, tierno, fuerte y tiene los pies sobre la tierra”, dijo Máxima de su esposo en una entrevista.

La máxima conquista

De antepasados españoles e italianos, Máxima nació hace 41 años en el hogar argentino de Jorge Horacio Zorreguieta Stefanini y María del Carmen Cerruti Carricart.

Contrario a su esposo que creció en un castillo, ella lo hizo en un apartamento en la calle Uriburu, en Barrio Norte, Buenos Aires. Fue a la secundaria del InstitutoArgentino Northland. en 1988 se graduó de bachiller y en 1995 recibía el título en Economía en la Universidad Católica Argentina.

Tras graduarse del colegio trabajó en investigaciones sobre software para mercados financieros. Cuatro años después se desempeñó en el departamento de ventas de la empresa Boston Securities en Buenos Aires.

Fue educadora de inglés a niños y adultos, y de matemáticas a alumnos de secundaria y estudiantes de primer año de carrera.

Luego se mudó a Nueva York adonde trabajó para HSBC James Capel Inc de julio 1996 a febrero 1998. Logró ser vicepresidenta de ventas institucionales para América Latina. Ese cargo le abrió otras vicepresidencias en el campo de las finanzas.

Adiós a la economía

La vida de la entonces argentina cambió de repente en 1999 cuando en la Feria de Sevilla conoció al que justo hoy 2 de febrero, pero del año 2002, la convertiría en princesa de los Países Bajos, princesa de Orange-Nassau y señora de Van Amsberg y en la primera futura reina argentina de la historia.

Por amor y por su matrimonio tuvo que nacionalizarse como holandesa y renunciar a la nacionalidad argentina. Además debió aceptar que su controversial padre no estuviera en su boda por no tener el permiso de las autoridades para acompañarla en ese día. Junto a su esposa siguieron la ceremonia desde la habitación de un hotel en Londres.

Durante sus once años de matrimonio, la pareja solo se ha visto envuelta en polémica por su inversiones inmobiliarias.

En 2009 compraron una casa en Mozambique y tuvieron que renunciar a ella. Se desveló que habían pagado una parte de la propiedad a una inmobiliaria radicada en la isla de Jersey, paraíso fiscal del Canal de la Mancha.

Modesta coronación

Aunque la celebraciónamerita la pompa y circunstancia por tratarse de un hecho histórico en la vida política de Holanda, la coronación no será tan pomposa como se esperaba.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, dijo que las celebraciones de la coronación de Guillermo Alejandro deben “ajustarse a un presupuesto” dada la situación económica. La sobriedad de la ceremonia responde a los deseos del futuro rey y de la todavía reina Beatriz, dijo Rutte a los periodistas tras una reunión extraordinaria del consejo de ministros.

La reina dijo que no desea recibir regalos “porque no sería apropiado en estos momentos de crisis”, aseguró el Primer Ministro de Holanda.

Pese a lo ajustado del presupuesto, el funcionario aseguró que los holandeses “podrán disfrutar de una gran fiesta.

Tampoco es que vayamos a dar solo un vaso de refresco”, bromeó Rutte, quien dijo que confía en que “sea un gran día para Holanda”.

Reyes con historia

Es el primer príncipe europeo de su generación, en la que se encuentra el príncipe de Asturias, Federico de Dinamarca, Carlos de Inglaterra, Guillermo de Luxemburgo, que será rey tras la abdicación de su madre, la actual monarca Beatriz. Será el primer monarca varón en Holanda desde Guillermo III, fallecido en 1890.

Máxima será la segunda latinoamericana en sentarse en un trono europeo, después de que en octubre de 2000 la cubana María Teresa Mestre, esposa del gran duque de Luxemburgo, se convirtiera en la gran duquesa de ese país centroeuropeo. La reina Silvia de Suecia también tiene raíces latinas, ya que su madre, Alice Soares de Toledo, era una dama de la élite brasileña de Sao Paulo.

TÍTULOS Príncipe de los Países Bajos, príncipe de la Casa de Orange-Nassau e hidalgo de Amsberg.

IDIOMAS Holandés e inglés.

Deportes Tenis, golf, vela y patinar sobre hielo.

Distinción Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica

Rangos Capitán de Navío, coronel de Infantería y coronel de la Fuerza Aérea.

RETO El cuidado y la preservación del agua en el mundo.

TÍTULOS Princesa de los Países Bajos, princesa de Orange-Nassau, señora de Amsberg.

iDIOMAS Español, inglés, italiano y holandés.

Distinción Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica

Misión Funciones diplomáticas y representativas de la corona y liderazgo en las finanzas para combatir la pobreza mundial.

Honor Madrina de dos hijos de príncipes: el príncipe Sverre Magnus de Noruega y su sobrina, la condesa Leonora de Orange-Nassau.

San Pedro Sula,Tegucigalpa,Honduras,laprensa.hn,La Prensa de Honduras,Noticias de Honduras,Diario La Prensa,Noticias de hoy en Honduras,Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda,