Más noticias

‘Bozal’ en la Policía de Honduras es para ocultar crímenes

<p>En San Pedro Sula ocurrieron en abril 64 homicidios que no se comunicaron en boletines de la Secretaría de Seguridad.</p>

/
La Policía Nacional hondureña empezó a ocultar los crímenes en la zona norte de Honduras, lo que resultará en el aumento de la impunidad en el país y en la distorsión de las cifras.La arbitraria medida ha resultado de la orden del ministro de Seguridad, Arturo Corrales, que ordenó a los voceros y jefes policiales no facilitar información a los periodistas.Solo el mes pasado, en el Valle de Sula ocurrieron 125 muertes violentas, 12 de ellas accidentalmente. En San Pedro Sula se reportaron en abril 64 homicidios, nueve de ellos aún pendientes de investigar, según los datos del Ministerio Público, pero irónicamente en los comunicados policiales no aparece ningún crimen.“Bozal”Los portavoces policiales se limitan a decir a los periodistas que cubren la fuente de sucesos: “No podemos dar declaraciones porque son órdenes superiores”.Toda información que la Policía Nacional emite es por medio de un escueto comunicado que únicamente indica los detenidos que ingresan a las postas policiales, pero no los homicidios que ocurren. “Los militares sí hablan, a ellos hay que entrevistarlos”, es la expresión de los periodistas de sucesos en su afán de conseguir la información.El “bozal” abarca a la Policía de Tránsito, cuyo jefe hasta para informar del número de licencias emitidas tiene que hacerlo con un comunicado. “No estamos autorizados para hablar. Es una orden superior. Si lo hacemos, cometemos una falta grave”, indican.“Lo que está ocurriendo con el manejo de la información en las dependencias de la Secretaría de Seguridad es un claro irrespeto a la libertad de prensa. Están obstaculizando el trabajo de los periodistas y estamos seguros de que con medidas arbitrarias como negar información a los periodistas no reducirán los crímenes”, manifestó Lizeth García, presidenta del capítulo norte del Colegio de Periodistas de Honduras. “Como Colegio de Periodistas de Honduras demandamos que se quite el bozal en el Ministerio de Seguridad y se den garantías para ejercer el periodismo como se debe. Lo que creemos es que se trata de ocultar información y el pueblo tiene derecho de estar informado”, añadió.“Tenemos que limitarnos a hacer una nota leída en televisión porque no nos dan información en la Policía y solo tenemos la poca que se recaba en las escenas y no una oficial”, señaló Gloria Cubas, coordinadora del noticiero Hoy mismo en San Pedro Sula.

La Policía Nacional hondureña empezó a ocultar los crímenes en la zona norte de Honduras, lo que resultará en el aumento de la impunidad en el país y en la distorsión de las cifras.

La arbitraria medida ha resultado de la orden del ministro de Seguridad, Arturo Corrales, que ordenó a los voceros y jefes policiales no facilitar información a los periodistas.

Solo el mes pasado, en el Valle de Sula ocurrieron 125 muertes violentas, 12 de ellas accidentalmente. En San Pedro Sula se reportaron en abril 64 homicidios, nueve de ellos aún pendientes de investigar, según los datos del Ministerio Público, pero irónicamente en los comunicados policiales no aparece ningún crimen.

“Bozal”

Los portavoces policiales se limitan a decir a los periodistas que cubren la fuente de sucesos: “No podemos dar declaraciones porque son órdenes superiores”.

Toda información que la Policía Nacional emite es por medio de un escueto comunicado que únicamente indica los detenidos que ingresan a las postas policiales, pero no los homicidios que ocurren. “Los militares sí hablan, a ellos hay que entrevistarlos”, es la expresión de los periodistas de sucesos en su afán de conseguir la información.

El “bozal” abarca a la Policía de Tránsito, cuyo jefe hasta para informar del número de licencias emitidas tiene que hacerlo con un comunicado. “No estamos autorizados para hablar. Es una orden superior. Si lo hacemos, cometemos una falta grave”, indican.

“Lo que está ocurriendo con el manejo de la información en las dependencias de la Secretaría de Seguridad es un claro irrespeto a la libertad de prensa. Están obstaculizando el trabajo de los periodistas y estamos seguros de que con medidas arbitrarias como negar información a los periodistas no reducirán los crímenes”, manifestó Lizeth García, presidenta del capítulo norte del Colegio de Periodistas de Honduras. “Como Colegio de Periodistas de Honduras demandamos que se quite el bozal en el Ministerio de Seguridad y se den garantías para ejercer el periodismo como se debe. Lo que creemos es que se trata de ocultar información y el pueblo tiene derecho de estar informado”, añadió.

“Tenemos que limitarnos a hacer una nota leída en televisión porque no nos dan información en la Policía y solo tenemos la poca que se recaba en las escenas y no una oficial”, señaló Gloria Cubas, coordinadora del noticiero Hoy mismo en San Pedro Sula.

San Pedro Sula,Tegucigalpa,Honduras,laprensa.hn,La Prensa de Honduras,Noticias de Honduras,Diario La Prensa,Noticias de hoy en Honduras,‘Bozal’ en la Policía es para ocultar crímenes,Policía Nacional empezó a ocultar los crímenes,Ocultar los crímenes en Honduras,