Más noticias

La Policía sigue sin pistas del paradero del periodista Aníbal Barrow

<p>Un equipo conformado por 200 militares y agentes de la Policía Nacional sigue buscando al periodista en las cañeras de San Manuel y Villanueva.</p>

Han transcurrido más de 60 horas desde que fue privado de su libertad el Aníbal Barrow esté vivo y hemos enfocado nuestros esfuerzos en la búsqueda. Hemos buscado en las riberas de los ríos. Los patrullajes terrestres han sido minuciosos con efectivos militares y policiales en diferentes turnos”.

El presidente Porfirio Lobo lamentó ayer la desaparición del periodista. “Estamos deseando y pidiendo a Dios que vuelva sano y salvo a su familia”, dijo el gobernante.

“Esto es una catástrofe”

La embajadora de Estados Unidos en Honduras, Lisa Kubiske, calificó como una catástrofe lo ocurrido al periodista Aníbal Barrow, quien fuera privado de su libertad desde el pasado lunes.

Lamentó la incapacidad del Gobierno hondureño para investigar este tipo de hechos. La diplomática norteamericana dijo que parte del problema es la debilidad del Gobierno para efectuar las investigaciones.

“Lo ocurrido es una tragedia personal. Hay que cuidar mucho a los periodistas”, dijo la jefa de la misión de Washington en Tegucigalpa tras recordar que los periodistas son vitales en toda sociedad democrática. Según registros del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, ha habido varios secuestros de periodistas y familiares vinculados con los medios de comunicación.

“Lamentamos la violencia”

El comisionado nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, hizo un llamado humanitario a las personas que tienen en cautiverio al periodista Aníbal Barrow para que faciliten su retorno a su hogar.

Custodio sumó su voz a la petición de la familia del periodista para que lo liberen y con ello lleven la calma y la tranquilidad a su hogar.

“Lamentamos todo acto de violencia que ponga en alto riesgo la seguridad, la dignidad y la integridad física de la persona humana, como es el secuestro de don Aníbal Barrow”, estableció el ombudsman hondureño en un comunicado.

Agregó que, además del cautiverio en que se encuentra, lo preocupa la atención médica adecuada para cualquier enfermedad que pueda tener el periodista.