Más noticias

Nube de gas en Francia y en Inglaterra

<p>El escape se produjo por una reacción química imprevista en una cuba de mercaptano.</p>

/
El escape de gas nauseabundo de una planta química de Ruán, Normandía, suscitaba ayer inquietud en una amplia región de Francia, desde Normandía hasta París, pero también en Inglaterra, pese a las declaraciones tranquilizadoras de las autoridades.El escape empezó el lunes por la mañana en la empresa Lubrizol, situada en Ruán, unos 110 km al oeste de París, a raíz de una reacción química imprevista en una cuba de mercaptano.Este gas, llamado también metanotiol, es un producto nauseabundo utilizado para “perfumar” el gas de uso doméstico inodoro a fin de que sea posible detectar los escapes y evitar accidentes.“Es un horror, creía estar dentro de una garrafa de gas”, contó Nathalie, un ama de casa que vive cerca de la fábrica, clasificada de alto riesgo industrial. Manon, una estudiante que estaba en un cine del centro de Ruán, sintió un olor fétido, como de huevos podridos, dentro del cine.Otro habitante, Christophe, dijo que sintió la garganta irritada y dolores de cabeza durante la noche. Sin embargo, las autoridades francesas afirmaron rápidamente que las emanaciones no eran tóxicas y que el gas en cuestión era “de muy baja concentración”.

El escape de gas nauseabundo de una planta química de Ruán, Normandía, suscitaba ayer inquietud en una amplia región de Francia, desde Normandía hasta París, pero también en Inglaterra, pese a las declaraciones tranquilizadoras de las autoridades.

El escape empezó el lunes por la mañana en la empresa Lubrizol, situada en Ruán, unos 110 km al oeste de París, a raíz de una reacción química imprevista en una cuba de mercaptano.

Este gas, llamado también metanotiol, es un producto nauseabundo utilizado para “perfumar” el gas de uso doméstico inodoro a fin de que sea posible detectar los escapes y evitar accidentes.

“Es un horror, creía estar dentro de una garrafa de gas”, contó Nathalie, un ama de casa que vive cerca de la fábrica, clasificada de alto riesgo industrial. Manon, una estudiante que estaba en un cine del centro de Ruán, sintió un olor fétido, como de huevos podridos, dentro del cine.

Otro habitante, Christophe, dijo que sintió la garganta irritada y dolores de cabeza durante la noche.
Sin embargo, las autoridades francesas afirmaron rápidamente que las emanaciones no eran tóxicas y que el gas en cuestión era “de muy baja concentración”.

San Pedro Sula,Tegucigalpa,Honduras,laprensa.hn,La Prensa de Honduras,Noticias de Honduras,Diario La Prensa,Noticias de hoy en Honduras,Escape de gas nauseabundo,