Más noticias

Protestas en España en el sector salud

<p>Los servicios médicos están afectados por las medidas de austeridad</p>

Police stand guard as a demonstrator shouts slogans to executives, unseen, as they walk past during a protest to stop evictions and against the 'Spain, Investors Day' in front of the Ritz Hotel in Madrid, Spain, Tuesday Jan. 15, 2013.  Dozens of members of Mortgage Victims' Platform (PAH), were holding a protest outside a Ritz Hotel against the 'Spain, Investor Day', a global encounter between leading investors and Listed Spanish Companies, including banks who enforce evictions. The government recently created a task force to study how to reduce evictions because of the devastating personal impact of repossessions due to tough Spanish mortgage rules and growing unease among the public on the subject. (AP Photo/Andres Kudacki)
Police stand guard as a demonstrator shouts slogans to executives, unseen, as they walk past during a protest to stop evictions and against the 'Spain, Investors Day' in front of the Ritz Hotel in Madrid, Spain, Tuesday Jan. 15, 2013. Dozens of members of Mortgage Victims' Platform (PAH), were holding a protest outside a Ritz Hotel against the 'Spain, Investor Day', a global encounter between leading investors and Listed Spanish Companies, including banks who enforce evictions. The government recently created a task force to study how to reduce evictions because of the devastating personal impact of repossessions due to tough Spanish mortgage rules and growing unease among the public on the subject. (AP Photo/Andres Kudacki) /
Enarbolando pancartas, los habitantes del pequeño pueblo de Tembleque, en el centro de España, se manifestaron el lunes por la noche contra el cierre nocturno de su servicio de urgencias, uno de los 21 afectados por las recientes medidas de austeridad del gobierno regional de Castilla-La Mancha."Con la salud no se juega", se podía leer en una de las pancartas desplegadas por las docenas de manifestantes, algunos con lágrimas en los ojos, que se reunieron frente al dispensario de esta pequeña localidad, del que dependen unas 6.300 personas, según sus defensores."El centro de salud aquí en los pueblos lleva 23 años abierto y la gente se indigna porque les están quitando algo que les ha costado mucho conseguir", explicaba el martes Sagrario Gallego, portavoz de una plataforma ciudadana de defensa de los servicios de urgencias.Abierto las 24 horas hasta el pasado lunes, este centro atiende ahora a los habitantes de Tembleque y los pueblos cercanos entre las 08H00 y las 20H00. En caso de urgencia nocturna, éstos deberán ahora recorrer los 30 km que los separan del servicio de urgencias más cercano, situado en la ciudad de Ocaña.Estas nuevas restricciones afectan a 21 centros instalados en su mayoría en zonas rurales de esta región, fuertemente endeudada y gobernada por el conservador Partido Popular, del presidente del gobierno español Mariano Rajoy. Algunos de ellos, sólo abrirán entre las 08H00 y las 15H00.Con esta medida, el gobierno regional pretende "optimizar la utilización de los recursos físicos, humanos y materiales, sin que por ello se comprometa la calidad de la asistencia sanitaria de la población", según la decisión publicada en su diario oficial.Pero para el sindicato de enfermeros regional SATSE "se trata de una medida inaceptable porque obedece únicamente a criterios económicos" y fue adoptada "en contra de la opinión de todos los afectados: usuarios y trabajadores".Los centros de urgencias locales "son los responsables de la prestación de los primeros cuidados en cualquier proceso de enfermedad, garantizan la supervivencia y posibilitan el acceso a servicios especializados", subrayó en un comunicado.Según el partido socialista, principal fuerza de oposición en la región, unas 120.000 personas se ven afectadas por las restricciones de horarios.Obligados a reducir sus gastos para cumplir con su objetivo de déficit, muchos de los 17 gobiernos regionales españoles tuvieron que recortar su presupuesto de salud. El gobierno central de Rajoy ordenó ahorrar 7.000 millones de euros anuales en ese sector en todo el país.

Enarbolando pancartas, los habitantes del pequeño pueblo de Tembleque, en el centro de España, se manifestaron el lunes por la noche contra el cierre nocturno de su servicio de urgencias, uno de los 21 afectados por las recientes medidas de austeridad del gobierno regional de Castilla-La Mancha.

"Con la salud no se juega", se podía leer en una de las pancartas desplegadas por las docenas de manifestantes, algunos con lágrimas en los ojos, que se reunieron frente al dispensario de esta pequeña localidad, del que dependen unas 6.300 personas, según sus defensores.

"El centro de salud aquí en los pueblos lleva 23 años abierto y la gente se indigna porque les están quitando algo que les ha costado mucho conseguir", explicaba el martes Sagrario Gallego, portavoz de una plataforma ciudadana de defensa de los servicios de urgencias.

Abierto las 24 horas hasta el pasado lunes, este centro atiende ahora a los habitantes de Tembleque y los pueblos cercanos entre las 08H00 y las 20H00. En caso de urgencia nocturna, éstos deberán ahora recorrer los 30 km que los separan del servicio de urgencias más cercano, situado en la ciudad de Ocaña.

Estas nuevas restricciones afectan a 21 centros instalados en su mayoría en zonas rurales de esta región, fuertemente endeudada y gobernada por el conservador Partido Popular, del presidente del gobierno español Mariano Rajoy. Algunos de ellos, sólo abrirán entre las 08H00 y las 15H00.

Con esta medida, el gobierno regional pretende "optimizar la utilización de los recursos físicos, humanos y materiales, sin que por ello se comprometa la calidad de la asistencia sanitaria de la población", según la decisión publicada en su diario oficial.

Pero para el sindicato de enfermeros regional SATSE "se trata de una medida inaceptable porque obedece únicamente a criterios económicos" y fue adoptada "en contra de la opinión de todos los afectados: usuarios y trabajadores".

Los centros de urgencias locales "son los responsables de la prestación de los primeros cuidados en cualquier proceso de enfermedad, garantizan la supervivencia y posibilitan el acceso a servicios especializados", subrayó en un comunicado.

Según el partido socialista, principal fuerza de oposición en la región, unas 120.000 personas se ven afectadas por las restricciones de horarios.

Obligados a reducir sus gastos para cumplir con su objetivo de déficit, muchos de los 17 gobiernos regionales españoles tuvieron que recortar su presupuesto de salud. El gobierno central de Rajoy ordenó ahorrar 7.000 millones de euros anuales en ese sector en todo el país.

Recortes en España,protestas en España,España,austeridad,