Más noticias

Ventas aumentaron un 7% en el ‘viernes negro’ en EUA

<p>Expertos analizaron la locura y la violencia que ocasiona esta fecha y se preguntan cómo cayó tan bajo el ‘black friday’.</p>

/
Clientes rociados con gas pimienta, saqueadores que rompen vitrinas para llevarse mercancía y escenas sangrientas en los pasillos de los almacenes. ¿Cómo cayó tan bajo el “viernes negro”? A medida que los reportes de violencia relacionada con compras surgían esta semana desde Los Ángeles a Nueva York, algunos expertos señalaban que una mezcla volátil de minoristas desesperados y comercialización feroz ha promocionado con bombos y platillos las tradicionales ventas que siguen al Día de Acción de Gracias hasta llevarlas a niveles cada vez más frenéticos. Con la apertura de tiendas más temprano, los compradores obsesionados con las ofertas a menudo están de mal humor y con pocas horas de sueño. Debido a que hacen compras al anochecer, también son vulnerables a experimentados ladrones en los estacionamientos. Si se añade el fenómeno de los cupones en línea, que alimenta el hambre psicológica por encontrar gangas imposibles, se tiene una receta para problemas, dijo Theresa Williams, profesora de Mercadeo de la Universidad de Indiana. “Estas personas deberían estar mejor informadas y ya tienen suficientes cosas. ¿Qué ocurrirá el próximo año? ¿Todo el mundo sufrirá electrochoques con una pistola táser?”. En distintos lugares del país hubo indicios el jueves y viernes de que las tensiones se habían elevado demasiado, con la consecuente violencia. Ventas subieron 7% La temporada de comercio de fin de año tuvo un buen inicio en el pasado “viernes negro”, con un aumento del 7% en las ventas en comparación con la misma jornada de 2010, de acuerdo con un sondeo reciente. Ahora, las tiendas tienen que conseguir que los consumidores sigan llegando, pero sin los grandes descuentos que se ofrecieron la víspera. Los compradores gastaron 11,400 millones de dólares en las tiendas minoristas y centros comerciales, casi 1,000 millones más que lo desembolsado en el mismo día del año anterior, de acuerdo con un reporte emitido ayer por la firma ShopperTrak. Fue el monto más alto erogado jamás en la jornada que marca el principio de la temporada navideña y el mayor incremento entre un año y otro desde 2007. ShopperTrak, con sede en Chicago, recopila datos de 25,000 establecimientos en Estados Unidos, incluidas tiendas individuales y centros comerciales. El Mall of America, centro comercial en Bloomington, Minnesota, rompió su récord de compradores en el “viernes negro” gracias a la decisión de abrir por primera vez desde la medianoche. Unos 210,000 visitantes acudieron el viernes al centro, encima de los 200,000 que lo visitaron el año pasado, de acuerdo con su vocera Bridget Jewell.

Clientes rociados con gas pimienta, saqueadores que rompen vitrinas para llevarse mercancía y escenas sangrientas en los pasillos de los almacenes. ¿Cómo cayó tan bajo el “viernes negro”?

A medida que los reportes de violencia relacionada con compras surgían esta semana desde Los Ángeles a Nueva York, algunos expertos señalaban que una mezcla volátil de minoristas desesperados y comercialización feroz ha promocionado con bombos y platillos las tradicionales ventas que siguen al Día de Acción de Gracias hasta llevarlas a niveles cada vez más frenéticos.

Con la apertura de tiendas más temprano, los compradores obsesionados con las ofertas a menudo están de mal humor y con pocas horas de sueño. Debido a que hacen compras al anochecer, también son vulnerables a experimentados ladrones en los estacionamientos. Si se añade el fenómeno de los cupones en línea, que alimenta el hambre psicológica por encontrar gangas imposibles, se tiene una receta para problemas, dijo Theresa Williams, profesora de Mercadeo de la Universidad de Indiana.

“Estas personas deberían estar mejor informadas y ya tienen suficientes cosas. ¿Qué ocurrirá el próximo año? ¿Todo el mundo sufrirá electrochoques con una pistola táser?”. En distintos lugares del país hubo indicios el jueves y viernes de que las tensiones se habían elevado demasiado, con la consecuente violencia.

Ventas subieron 7%

La temporada de comercio de fin de año tuvo un buen inicio en el pasado “viernes negro”, con un aumento del 7% en las ventas en comparación con la misma jornada de 2010, de acuerdo con un sondeo reciente.

Ahora, las tiendas tienen que conseguir que los consumidores sigan llegando, pero sin los grandes descuentos que se ofrecieron la víspera. Los compradores gastaron 11,400 millones de dólares en las tiendas minoristas y centros comerciales, casi 1,000 millones más que lo desembolsado en el mismo día del año anterior, de acuerdo con un reporte emitido ayer por la firma ShopperTrak.

Fue el monto más alto erogado jamás en la jornada que marca el principio de la temporada navideña y el mayor incremento entre un año y otro desde 2007.

ShopperTrak, con sede en Chicago, recopila datos de 25,000 establecimientos en Estados Unidos, incluidas tiendas individuales y centros comerciales.

El Mall of America, centro comercial en Bloomington, Minnesota, rompió su récord de compradores en el “viernes negro” gracias a la decisión de abrir por primera vez desde la medianoche. Unos 210,000 visitantes acudieron el viernes al centro, encima de los 200,000 que lo visitaron el año pasado, de acuerdo con su vocera Bridget Jewell.

Eua,Estados Unidos,Viernes negro,