Más noticias

Gabrielle Giffords pide al Congreso "valentía" para controlar armas

<p>La exlegisladora fue baleada en un acto público en enero de 2011.</p>

/
"Sean valientes", dijo este miércoles al Congreso de Estados Unidos Gabrielle Giffords, la exlegisladora que salvó milagrosamente su vida tras ser herida en la cabeza de un balazo, al tomar la palabra durante una audiencia sobre el control de las armas de fuego.Recibida por una sala repleta y en silencio, Gabrielle Giffords pronunció una corta declaración durante la primera audiencia parlamentaria sobre las armas de fuego, convocada luego de la masacre de 26 personas, entre ellas 20 niños, en una escuela de Connecticut el 14 de diciembre."Hablar me es difícil, pero debo decir algo importante", comenzó Giffords, quien tiene problemas de articulación como consecuencia del balazo que recibió en enero de 2011 durante un acto público."La violencia es un gran problema, demasiados niños mueren, demasiados niños", dijo, antes de agregar mirando a los senadores: "debemos hacer algo"."Tenemos que actuar. Sean valientes, sean valientes. Tengan audacia, valentía, los estadounidenses cuentan con ustedes", dijo Giffords, apretando el puño y levantando la voz.El director ejecutivo del poderoso lobby de las armas, la National Rifle Association (NRA), Wayne LaPierre, debe declarar también este miércoles ante el Congreso y se espera que llame a "rodear a los niños de una cobertura de seguridad" con la instalación de guardias de seguridad armados en las escuelas.

"Sean valientes", dijo este miércoles al Congreso de Estados Unidos Gabrielle Giffords, la exlegisladora que salvó milagrosamente su vida tras ser herida en la cabeza de un balazo, al tomar la palabra durante una audiencia sobre el control de las armas de fuego.

Recibida por una sala repleta y en silencio, Gabrielle Giffords pronunció una corta declaración durante la primera audiencia parlamentaria sobre las armas de fuego, convocada luego de la masacre de 26 personas, entre ellas 20 niños, en una escuela de Connecticut el 14 de diciembre.

"Hablar me es difícil, pero debo decir algo importante", comenzó Giffords, quien tiene problemas de articulación como consecuencia del balazo que recibió en enero de 2011 durante un acto público.

"La violencia es un gran problema, demasiados niños mueren, demasiados niños", dijo, antes de agregar mirando a los senadores: "debemos hacer algo".

"Tenemos que actuar. Sean valientes, sean valientes. Tengan audacia, valentía, los estadounidenses cuentan con ustedes", dijo Giffords, apretando el puño y levantando la voz.

El director ejecutivo del poderoso lobby de las armas, la National Rifle Association (NRA), Wayne LaPierre, debe declarar también este miércoles ante el Congreso y se espera que llame a "rodear a los niños de una cobertura de seguridad" con la instalación de guardias de seguridad armados en las escuelas.

Estados Unidos,Gabrielle Giffords,Control de armas en Estados Unidos,