Honduras Honduras
27 de Septiembre de 2008

Protegen parque Pico Pijol

06:21AM   - Redacción:  redaccion@laprensa.hn

El poco interés del Gobierno en implementar programas para proteger el parque nacional y reserva ecológica Pico Pijol ha obligado a las autoridades municipales y organizaciones no gubernamentales a unirse para luchar contra los depredadores y a la vez tratar de recuperar las áreas dañadas.

El poco interés del Gobierno en implementar programas para proteger el parque nacional y reserva ecológica Pico Pijol ha obligado a las autoridades municipales y organizaciones no gubernamentales a unirse para luchar contra los depredadores y a la vez tratar de recuperar las áreas dañadas.

“Pese a tanto esfuerzo, la madera continúa saliendo de la zona a cualquier hora del día por el sector de Payas. La destrucción del paraje natural es incontrolable”, expresó con tristeza Eduar Membreño, presidente de la Asociación Ecológica para la Protección del Parque Nacional Pico Pijol, Aecopijol, de Morazán, Yoro.

Ante la situación y con el afán de proteger la montaña y destino turístico, la Municipalidad, Aecopijol, las comunidades y otras organizaciones se han unido para ejecutar programas de reforestación en las áreas que han quedado sin árboles por la tala.

Gumercindo Rodas, alcalde de Morazán, manifestó que la labor se encuentra muy avanzada, “lamentablemente necesitamos más recursos para poder dar cobertura a la gran cantidad de manzanas afectadas. Creemos que vamos por buen camino en pro de conservar la belleza natural del parque”.

Turismo

El departamento de Yoro fue bendecido por la naturaleza, pues tiene uno de los sitios con una gran riqueza en el aspecto turístico. En la reserva ecológica Pico Pijol los visitantes pueden disfrutar de una variedad de especies de aves, frutas, árboles y agua cristalina en varios balnearios.

Con 2,282 metros de altura y 12 Kms de área intocable arriba de los 1,800 metros del nivel del mar y rodeado de laderas con fuertes pendientes, el parque ha ganado fama por la población del quetzal, uno de los atractivos que llama la atención de los turistas.

En la zona nace el río Pijol, el cual abastece de agua a unas 20 comunidades de los municipios de Morazán y El Negrito, si continúa la deforestación se corre el riesgo que estas fuentes se sequen.

Rodas agregó que sólo unidos podrán defender la riqueza que posee el parque. “No bajaremos los brazos, la presencia de soldados de la 105 Brigada de Infantería en el sector ha ayudado en parte a reducir el corte de madera, lamentablemente esa actividad aún sigue ocurriendo.

“En estos momentos trabajan en la siembra de más de 10 mil plantas de todas las especies, con ellos buscamos recuperar las zonas que han sido descombradas”, apuntó.

Pese a existir el decreto 87-87 aprobado por el Congreso Nacional como área de reserva, la acción destructora del hombre continúa sin ningún control en los parajes ecoturísticos.

Preocupación
Membreño, de Aecopijol, indicó que a pesar de no contar con los suficientes recursos para desarrollar los programas de protección, ellos no se detienen; actualmente trabajan con jornadas de capacitación a los pobladores y productores de ese lugar sobre las técnicas que deben poner en práctica para no dañar los suelos.

“Uno de esos sectores beneficiados con esas técnicas son los propietarios de parcelas de café; aparte de proteger la reserva, estamos buscando que las aguas miel no contaminen las fuentes de agua”.
Para lograr ese propósito nos hemos unido con el Instituto Hondureño del Café, Ihcafe, la labor ha dado buenos resultados.

El ambientalista expresó que si logran que todos los agricultores mejoren sus métodos para sembrar sin dañar la montaña estarán dando un gran paso para lograr los objetivos de protección.

Para el próximo mes esperamos iniciar con la organización Visión Mundial un programa de educación ambiental, ellos ya tienen listos los fondos para iniciar con la labor, apuntó el dirigente.

En la montaña se encuentran las comunidades de Pajaritos, Nuevo Paraíso, Ocotillo, Los Laureles, Cuevitas, Palo de Combas, Linda Vista, La Virtud del Pijol y otras. “Lo que nos está haciendo más daño es el corte de madera. Necesitamos más presencia de la Policía y Fiscalía del Ambiente.

La organización y los pobladores no podemos hacer nada ante el flagelo, ya que tenemos información que el delito lo cometen personas de mucho poder económico”, finalizó Membreño.
Manuel Chicas, agricultor, dijo: “Nosotros tratamos de no afectar el parque. Con las nuevas técnicas esperamos producir sin hacer ningún daño al ambiente”.

Normas de uso: Esta es la opinión de los internautas, no de LAPRENSA.HN. No está permitido publicar comentarios ni enlaces difamatorios, injuriantes, insultos, los de contenido obsceno o pornográfico o los contrarios a las leyes de Honduras. No aceptamos comentarios fuera de tema y los que no aportan al debate, porque este espacio es para enriquecer los contenidos con las opiniones de los usuarios, coincidan o no con el criterio del editor. Los comentarios que son aceptados tratamos de publicarlos en el menor tiempo posible, pero no siempre lo conseguimos.
Ránking de notas