Más noticias

“Un tercio de remesas es lavado de dinero”: Ford

El ex embajador de Estados Unidos en Honduras, Charles Ford, recién nombrado asesor diplomático del Comando Sur de EUA, habló con LA PRENSA sobre el problema del narcotráfico y destacó la expectativa que hay con la Iniciativa Mérida para hacerle frente a este flagelo en forma conjunta con los países de la región y México.

El ex embajador de Estados Unidos en Honduras, Charles Ford, recién nombrado asesor diplomático del Comando Sur de EUA, habló con LA PRENSA sobre el problema del narcotráfico y destacó la expectativa que hay con la Iniciativa Mérida para hacerle frente a este flagelo en forma conjunta con los países de la región y México.

Ford dijo que con los relativos éxitos de los gobiernos de Colombia, México y Guatemala en el combate al tráfico de droga presagia una tendencia de rápido aumento de ese problema en Honduras.

El diplomático señaló que hay “gente grande” de los carteles de esos países que ha llegado a Honduras en los últimos días y la presencia de esas organizaciones ha crecido en ese aspecto. También dijo que ellos estiman que un “tercio de lo que se llama remesas realmente es lavado de dinero”.

Otro de los temas que tocó el diplomático fue el caso del asesinato de Altagracia Fuentes. No cree que el crimen de la dirigente sindical haya sido por robo o un problema de sindicatos, sino que hay algo “grande atrás de esa muerte que hay que ver qué es”.

¿Cómo visualiza el problema del narcotráfico en Honduras?
Nosotros lo vemos como ustedes también lo hacen, no solamente un problema de Honduras. Estamos en una región desde mi país, Canadá y países europeos que consumimos droga a las naciones que la producen y ustedes -Honduras- están en esa vía de tránsito. Para enfrentar una amenaza como el narcotráfico hay que hacerlo en forma conjunta.

Estamos trabajando plenamente con el Gobierno de Honduras y con los otros países de la región para realizar una estrategia común, no una estrategia de nosotros porque son nueve países que son parte de la Iniciativa Mérida que tiene mucho que ver con el problema de droga. Nosotros tenemos el compromiso de hacer un esfuerzo aún más grande sobre el tema del consumo de droga porque siempre hay que poner eso sobre la mesa, pues el consumo es lo que crea mercado.

Tengo la impresión que en Honduras hay cada día más una libre distribución de droga y entiendo que están pagando -a los acarreadores de cocaína- más con droga y menos con moneda.

Hay un compromiso de nosotros con la Iniciativa Mérida. Nuestro Congreso hace poco aprobó un proyecto de casi 500 millones de dólares este año. Es un nuevo compromiso de una escala mucho más grande.Ojalá que el Gobierno de Honduras encuentre en su presupuesto algún dinero para que todos estemos juntos no solamente con dinero, sino con esfuerzos combinados para tratar los temas de la demanda y oferta de este problema.

La base aérea de Palmerola apoya operaciones desde Guatemala hasta Panamá en varias áreas, inclusive en la lucha contra la droga.

Estamos trabajando conjuntamente con la Policía y las Fuerzas Armadas de los países del área.
La Marina de nosotros con la de ustedes en los últimos meses han llegado a un récord -de incautación- de no sé cuántos kilos de cocaína.

¿La Iniciativa Mérida contempla también fortalecer las instituciones que le hacen frente al narcotráfico?
En cualquier problema hacen falta siempre instituciones fuertes, entonces la idea es fortalecer la Policía. Tenemos en esto dinero para un asesor sobre las cárceles. Las cárceles son más que narcotráfico, pero tienen que ver con eso. Se tienen intenciones de ir ampliando esto para tratar también el tema de prevención y no solamente ir capturando lo que está pasando. Hay que tratar de prevenir que los jóvenes entren a una mara o ese mundo del narcotráfico.

¿Aparte del narcotráfico, en qué más nos va a ayudar esa iniciativa?
Creo que en lo que agrega más es en elementos de coordinación para que las Fuerzas Armadas de ustedes y la Policía tengan más capacidad de cooperar con nosotros. En nuestra agenda con el Gobierno quizá lo más importante es que hemos ido avanzando en lo que se llaman las amenazas del siglo XXI, que no son amenazas de que un país ataque a otro como en el siglo pasado o luchas ideológicas entre comunismo y capitalismo. Estamos hablando de cómo enfrentar las amenazas como el tráfico de drogas, de personas, trata de niños y explotación sexual.

La Iniciativa Mérida es en sí mucho más que narcotráfico, por eso nos interesa tanto el tema del Registro Nacional de las Personas que para nosotros y ustedes tiene aspectos de apoyo a la democracia que nos interesan. Nos asusta que puedan vender aquí fácilmente tarjetas de identidad y pasaportes y para suerte nuestra no hemos visto un terrorista llegando a mi país con pasaporte hondureño.
Existe el fenómeno que a raíz de que en México y Colombia está azotando el narcotráfico, nos afecta directamente.

¿Los carteles están centrando sus operaciones aquí en Honduras?

Con el relativo éxito de México, Guatemala y ahora Colombia, mis presagios son que lamentablemente veo una tendencia de aumento rápido en el narcotráfico. Siempre he dicho también que cuando se habla de remesas, nosotros estimamos que posiblemente hasta un tercio de lo que se llama remesas realmente es lavado de dinero. Porque también es otro aspecto del negocio del narcotráfico lavar el dinero para meterlo en la cosa legítima y cada vez vemos más que eso se presta en Honduras.
Estamos tratando de fortalecer las instituciones y tenemos un proyecto con el Departamento de Justicia de reforzar la Comisión Nacional de Banca y Seguros, Cnbs, y el Ministerio Público para que se puedan investigar las denuncias que lleguen de los mismos banqueros.

¿Los informes de inteligencia de la embajada arrojan que hay gente en Honduras de los carteles mexicanos, como “El Chapo Guzmán”?
Bueno, yo no me voy a meter en esto. Sí puedo decir que hay gente grande que ha llegado en los últimos días y que ha crecido en esta forma la presencia de los carteles. En el país es un secreto a voces los nombres de grandes capos hondureños, pero no se les captura.

¿Cuál es la impresión que ustedes tienen?
Eso es parte del tema de seguridad y del sistema de justicia que ustedes tienen que debatir. Lo que estamos tratando de hacer es fortalecer la cooperación judicial. En algunos casos sí se pueden llevar con el permiso legal las personas a Estados Unidos para encarcelarlas allá porque es difícil para las instituciones aquí tener a alguien encarcelado.

¿Se capturó en Honduras al capo guatemalteco Jorge “El Gordo” Paredes y se lo llevó la DEA?
Bueno, es una cosa que a mi conocer era una cooperación de las policías de mi país, Guatemala y Honduras autorizada legalmente por las autoridades.Hemos visto que la lucha contra el narcotráfico se orienta más al decomiso de droga, pero en Honduras tenemos el problema de lavado de activos.

¿Qué tan grande es?
Creo que el tema de lavado de activos es importante. También ha crecido y por eso se ve tanta construcción y se notan las señales clásicas de tener dinero que no es producción de algo bueno. El tema fundamental para el lavado de activos, narcotráfico y para tantas otras cosas que tienen que ver con la seguridad es la investigación. Sé que se acaba de aprobar una reforma a la ley de la Policía, pero a mi manera de verlo hay que hacer algo más.

Si uno realmente quiere atacar el crimen organizado o asesinatos como el que recientemente y lamentablemente pasó de Altagracia Fuentes, que nos preocupa mucho. Francamente no creo que eso sea un robo, como dicen algunos, o un problema entre sindicatos. Hay algo muy grande ahí. Hay que ver qué es.

El punto de vista de los técnicos de mi país es que si uno quiere llegar a este tipo de actividades hay que crear unidades especiales y de confianza para que cualquier gobierno pueda pasar información y trabajar conjuntamente.

El 5 por ciento de la población mundial consume drogas

Según un informe reciente de la ONU, el cinco por ciento de la población mundial consume drogas.
Ningún tipo de droga resulta beneficiosa para el hombre, ni siquiera las que están legalizadas en la mayoría de los países.

La cocaína, por ejemplo, se empleó hace más de tres mil años en ritos religiosos por los quechuas, tal y como han demostrado las investigaciones arqueológicas.

Más sorprendente aún resulta saber que la fórmula de la famosa Coca-Cola llevaba cocaína en sus ingredientes hasta 1906 cuando la droga se consideró ilegal.

Antes de que se descubrieran los perjuicios que ocasionaban a la salud, casi todas las drogas se usaron con fines terapéuticos, tal es el caso de la heroína que combinada con la aspirina se anunció durante años como medicamento.

A finales del siglo XIX la cocaína era de fácil acceso en Europa y Estados Unidos por sus propiedades tónicas, anestésicas y antifatiga.
Consumo en Europa

En los años 20 se convirtió en la droga de moda en ciertos ambientes europeos, pero ya en la década de los 70 cuando se popularizó entre los ejecutivos y los intelectuales y empezó a generar problemas a la sociedad. Sensación de euforia, disminución de las inhibiciones y el riesgo sanitario de la cocaína no es tan alto como el de otras drogas, pero un consumo excesivo puede provocar trastornos mentales, problemas respiratorios e incluso infarto.

Heroína
La heroína es una de las drogas más peligrosas. En un principio proporciona una sensación transitoria de placer y sosiego y una mayor seguridad. Pero su gran capacidad de adicción crea dependencia rápidamente y puede llegar a provocar consecuencias tan graves como la muerte por sobredosis o el contagio de hepatitis y sida al consumirse principalmente a través de jeringas.

Otros efectos son la dilatación de las pupilas, convulsiones, disminución del entendimiento y de la memoria. Los efectos físicos de la heroína son fácilmente reconocibles.Las nuevas drogas se fabrican en laboratorios con reactivos químicos fácilmente accesibles en el mercado legal.

El éxtasis, una de las más difundidas, puede aparecer con dibujos de calaveras, delfines o estrellas, y recibe nombres tan curiosos como Popeye y Snoopy. Además, el precio de cada pastilla no es caro.