Más noticias

Emiliani dispuesto a ser mediador entre maras

<p>La tregua de pandillas en El Salvador ha sido tomada como ejemplo en el país.</p>

/

Monseñor Rómulo Emiliani, obispo auxiliar de la Diócesis de San Pedro Sula, está dispuesto a mediar entre las maras Salvatrucha y M-18 en Honduras para evitar que siga el derramamiento de sangre.

Las maras de Guatemala y Honduras están interesadas en pactar una tregua, por lo que sus cabecillas viajaron a El Salvador adonde fueron atendidos por el obispo y vicario castrense Fabio Colindres y el exdiputado y excomandante guerrillero Raúl Mijango, ambos mediadores de la tregua pactada entre las pandillas en tierras cuscatlecas.

El Salvador está siendo considerado como un ejemplo para Honduras y Guatemala. La tregua entre ambas pandillas comenzó el 9 de marzo y se redujo el promedio diario de homicidios en ese país de 14 a 6.

Dispuesto a mediar

“Hasta el momento no se han referido a mí (la comisión de jefes de pandillas), pero me parece interesante que vayan y vean la experiencia. Yo estaría dispuesto a mediar entre ellos. Les tengo mucho aprecio a varios de estos muchachos que conozco y que lamentablemente están en el camino equivocado”, aseveró.

Indicó que brindándoles oportunidades, los pandilleros harían grandes cambios.


“Hay que buscar la asistencia. Hubo un programa en el que a 100 muchachos se les dio trabajo en la maquila. Pero la población no quiere a los pandilleros y en muchas empresas no aceptan un expandillero para trabajar”, señaló.



Contento

Emiliani dijo estar primeramente contento con lo que está pasado en El Salvador. “Estoy asombrado positivamente y esperando que sea una tregua indefinida. No es fácil, pero espero que se logre”.

El obispo manifestó que en Honduras en cinco barrios se logró una tregua parecida a la de El Salvador, pero duró poco tiempo porque los líderes no pudieron ejercer dominio sobre sus compañeros y no todos siguieron el mismo patrón de conducta. “Con
que
un miembro de una mara que mate a otro de otra mara por cualquier razón se rompe la tregua y así comienza de nuevo la venganza”, expresó el clérigo.

Monseñor comparó la tregua de las pandillas salvadoreñas como la guerra entre palestinos y judíos donde cada vez un bando hace daño al otro, inmediatamente la reacción no se hace esperar. “En Honduras ha bajado la pelea de las principales maras del país, ya no es como antes.

Los pandilleros de El Salvador dicen que quieren venir a ayudar, ojalá puedan hacerlo. Nuestro contexto es diferente, pero bienvenida toda ayuda, acá las pandillas se juegan otros intereses”, comentó el obispo auxiliar de San Pedro Sula.

A pesar de lo pactado entre los cabecillas de ambas pandillas de no matarse, mantienen las extorsiones a particulares, comerciantes, transportistas y a otros sectores productivos del país centroamericano.

“Lamento que en El Salvador en ese sentido la tregua no haya implicado el eliminar la extorsión o el impuesto de guerra”, lamentó.

Negociaciones pasadas

Héctor Iván Mejía, vocero de la Secretaría de Seguridad, recordó que en el mandato presidencial de robo de vehículos, extorsiones y otro tipo de delito del crimen organizado”, aseveró Mejía.

El vocero policial manifestó que la única negociación que pueden hacer estos individuos es presentarse voluntariamente a los tribunales para responder por los delitos que han cometido.
“El Estado no puede ser aval de ninguna estructura criminal. Negociar con estos criminales es aceptarlos como grupos sociales organizados”, aseveró el jefe policial.

Líderes de maras confirman tregua


Las maras Salvatrucha y
la 18, dos de las pandillas más peligrosas de Centroamérica, aliadas con los carteles del narcotráfico y que han sembrado el terror en El Salvador, Guatemala y Honduras, acordaron hace cuatro meses una tregua.

Gracias a la mediación de la Iglesia Católica, los líderes de estas organizaciones criminales, presos en la cárcel de máxima seguridad de Zacatecoluca, les ordenaron a sus células detener la violencia, dejar de reclutar menores en las escuelas y frenar los asesinatos.

José Miguel Insulza,
secretario general de la
OEA (Organización de Estados Americanos), viajó a El Salvador el 12 de julio para analizar el avance de la tregua sin precedentes entre pandillas.

Según el diario digital elsalvador.com, Romeo Enrique Henríquez y Carlos Ernesto Mojica, líderes de la pandillas, recluidos en las cárceles de Ciudad Barrios y Cojutepeque ,confirmaron su intención de continuar con la tregua y destacaron la reducción de los homicidios.

Ver más noticias sobre Honduras

Monseñor Rómulo Emiliani, obispo auxiliar de la Diócesis de San Pedro Sula, está dispuesto a mediar entre las maras Salvatrucha y M-18 en Honduras para evitar que siga el derramamiento de sangre.

Las maras de Guatemala y Honduras están interesadas en pactar una tregua, por lo que sus cabecillas viajaron a El Salvador adonde fueron atendidos por el obispo y vicario castrense Fabio Colindres y el exdiputado y excomandante guerrillero Raúl Mijango, ambos mediadores de la tregua pactada entre las pandillas en tierras cuscatlecas.

El Salvador está siendo considerado como un ejemplo para Honduras y Guatemala. La tregua entre ambas pandillas comenzó el 9 de marzo y se redujo el promedio diario de homicidios en ese país de 14 a 6.

Dispuesto a mediar

“Hasta el momento no se han referido a mí (la comisión de jefes de pandillas), pero me parece interesante que vayan y vean la experiencia. Yo estaría dispuesto a mediar entre ellos. Les tengo mucho aprecio a varios de estos muchachos que conozco y que lamentablemente están en el camino equivocado”, aseveró.

Indicó que brindándoles oportunidades, los pandilleros harían grandes cambios.


“Hay que buscar la asistencia. Hubo un programa en el que a 100 muchachos se les dio trabajo en la maquila. Pero la población no quiere a los pandilleros y en muchas empresas no aceptan un expandillero para trabajar”, señaló.



Contento

Emiliani dijo estar primeramente contento con lo que está pasado en El Salvador. “Estoy asombrado positivamente y esperando que sea una tregua indefinida. No es fácil, pero espero que se logre”.

El obispo manifestó que en Honduras en cinco barrios se logró una tregua parecida a la de El Salvador, pero duró poco tiempo porque los líderes no pudieron ejercer dominio sobre sus compañeros y no todos siguieron el mismo patrón de conducta. “Con
que
un miembro de una mara que mate a otro de otra mara por cualquier razón se rompe la tregua y así comienza de nuevo la venganza”, expresó el clérigo.

Monseñor comparó la tregua de las pandillas salvadoreñas como la guerra entre palestinos y judíos donde cada vez un bando hace daño al otro, inmediatamente la reacción no se hace esperar. “En Honduras ha bajado la pelea de las principales maras del país, ya no es como antes.

Los pandilleros de El Salvador dicen que quieren venir a ayudar, ojalá puedan hacerlo. Nuestro contexto es diferente, pero bienvenida toda ayuda, acá las pandillas se juegan otros intereses”, comentó el obispo auxiliar de San Pedro Sula.

A pesar de lo pactado entre los cabecillas de ambas pandillas de no matarse, mantienen las extorsiones a particulares, comerciantes, transportistas y a otros sectores productivos del país centroamericano.

“Lamento que en El Salvador en ese sentido la tregua no haya implicado el eliminar la extorsión o el impuesto de guerra”, lamentó.

Negociaciones pasadas

Héctor Iván Mejía, vocero de la Secretaría de Seguridad, recordó que en el mandato presidencial de robo de vehículos, extorsiones y otro tipo de delito del crimen organizado”, aseveró Mejía.

El vocero policial manifestó que la única negociación que pueden hacer estos individuos es presentarse voluntariamente a los tribunales para responder por los delitos que han cometido.
“El Estado no puede ser aval de ninguna estructura criminal. Negociar con estos criminales es aceptarlos como grupos sociales organizados”, aseveró el jefe policial.

Líderes de maras confirman tregua


Las maras Salvatrucha y
la 18, dos de las pandillas más peligrosas de Centroamérica, aliadas con los carteles del narcotráfico y que han sembrado el terror en El Salvador, Guatemala y Honduras, acordaron hace cuatro meses una tregua.

Gracias a la mediación de la Iglesia Católica, los líderes de estas organizaciones criminales, presos en la cárcel de máxima seguridad de Zacatecoluca, les ordenaron a sus células detener la violencia, dejar de reclutar menores en las escuelas y frenar los asesinatos.

José Miguel Insulza,
secretario general de la
OEA (Organización de Estados Americanos), viajó a El Salvador el 12 de julio para analizar el avance de la tregua sin precedentes entre pandillas.

Según el diario digital elsalvador.com, Romeo Enrique Henríquez y Carlos Ernesto Mojica, líderes de la pandillas, recluidos en las cárceles de Ciudad Barrios y Cojutepeque ,confirmaron su intención de continuar con la tregua y destacaron la reducción de los homicidios.

Ver más noticias sobre Honduras

José Miguel Insulza,Monseñor Rómulo Emiliani,San Pedro Sula,Tegucigalpa,Honduras,Diario La Prensa,laprensa.hn,La Prensa de Honduras,Noticias de Honduras,Maras y pandillas en Honduras,