Más noticias

Lobo: La devaluación golpea a los más pobres

<p>El Presidente le dijo a César Ham: “No se baje, negrito, apriétela, yo lo apoyo”.</p>

/

El presidente Porfirio Lobo aseguró ayer que “no habrá devaluación acelerada del lempira”, como recomienda el FMI (Fondo Monetario Internacional).

Lobo reaccionó sobre el tema durante la entrega de 2,352 títulos de propiedad en la aldea Agua Blanca Sur del municipio de El Progreso, Yoro, adonde además inauguró un proyecto avícola y de microrriego en el Ceca (Centro Experimental y Capacitación David Funes Villatoro).

“Lo que decía el Fondo Monetario Internacional era una devaluación acelerada del lempira, y esa es la peor de las inflaciones que golpea a los más pobres”, expresó.

“Yo les quiero decir: no vamos a permitir una devaluación acelerada del lempira, lo que estamos esperando es que nos comprendan, que entiendan que eso no podemos hacerlo y en los demás temas estamos dispuestos a hacer lo que podamos para mantener la disciplina fiscal del Gobierno”, indicó.

Lobo entregó títulos junto a César Ham, ministro del INA (Instituto Nacional Agrario), a quien volvió a ratificar en su gabinete de gobierno.

El presidente dijo que “Ham ha tenido presiones muy fuertes, le digo: no se baje, negrito, apriétela, yo lo apoyo, está fijo. La entrega de títulos de propiedad es un acto de justicia social, pues no se puede postergar el progreso de los campesinos”, apuntó.

Rebeldía

Ramón Custodio, comisionado nacional de los Derechos Humanos, llamó ayer a los hondureños a declararse en rebeldía para evitar la devaluación de la moneda en Honduras.

El ombudsman cuestionó al FMI al considerar que sus políticas propician todo menos paz y justicia y lamentó que el organismo tenga hipotecado a Honduras, que sufre por la falta de dignidad y la falta de una buena administración.

Cuestionó la forma en cómo los gobernantes hondureños “tiemblan” ante el anuncio de la llegada de esas misiones, sentidas por el pueblo como heraldos de más impuestos y empobrecimiento miserable.

“Aquí debemos ir a un plebiscito para determinar si debemos seguir recibiendo a los señores del Fondo Monetario Internacional para que nos humillen en nuestra propia casa”, declaró.