Más noticias

Cúpula policial se somete a la prueba antidopaje

<p>Policía Nacional hace hasta lo imposible por intentar limpiar el nombre de la institución.</p>

/

Unos 50 jefes policiales distribuidos en todo el país empezaron ayer la aplicación de la prueba antidopaje.

A los primeros doce oficiales de la cúpula policial se les aplicaron pruebas ayer en el cuartel general de Casamata.

Las autoridades de la Policía Nacional hacen hasta lo imposible por intentar limpiar el nombre de la institución, después de que hace un mes estallara la crisis en ese institución.

Hasta Casamata llegó un equipo del Ministerio Público para tomar las muestras de orina de los doce oficiales para que sean analizadas y luego entregar los resultados, posiblemente hoy.

Buscan once sustancias

Henry Ponce, miembro del Laboratorio Químico Toxicológico de Medicina Forense, explicó que se buscará la existencia de unas once sustancias, entre ellas cocaína, marihuana, heroína y anfetaminas.

Ponce declaró que las doce muestras tomadas ayer fueron selladas y serán abiertas hasta que el equipo médico y técnico haga los análisis respectivos en el laboratorio.

Hoy siguen las pruebas

Héctor Iván Mejía, vocero de la Policía, informó que este día se harán más pruebas a otros jefes regionales que visitan la capital en ocasión de una convocatoria que les hiciera el presidente Porfirio Lobo Sosa.

Mejía detalló que se espera que entre 40 y 50 policías se sometan a esta prueba.

El director de la Policía Nacional, Ricardo Ramírez del Cid, resaltó que esta es una muestra de la institución de que quiere actuar con transparencia.

Agregó que “esto se lleva a cabo para animar y dar el ejemplo a todos los miembros del cuerpo”, tras aclarar que la prueba es voluntaria porque la ley no obliga a los agentes a someterse a ella.

Indicó que después de él le estarán siguiendo los oficiales de mayor jerarquía de la institución.

Detector de mentiras

El director se excusó porque ayer no se pudieron hacer las pruebas con el detector de mentiras, como se había planeado.

El oficial explicó que para aplicar el detector de mentiras se requiere un proceso más complejo.

Sin embargo, “el llamado es para todos, para que los oficiales demuestren que no hay nada que esconder y aquel que se niegue a hacerla es porque teme algo”, analizó el director de la Policía.

La viceministra de Seguridad, Coralia Rivera, alabó la decisión de los oficiales de someterse a este tipo de pruebas, “eso demuestra que hay voluntad”.

El diputado Marvin Ponce, de Unificación Democrática, UD, cuestionó que la medida en sí no resuelve el problema del involucramiento de los policías en las actividades del narcotráfico y otras acciones que están al margen de la ley.

Posta La Granja pasa a Jefatura Metropolitana


Tegucigalpa. El Distrito Policial 1-6 del barrio La Granja volvió al control de la Jefatura Metropolitana 1 de la Policía Preventiva.


La tarde de ayer asumió el cargo de jefe el comisario Santos Ochoa Arias, en un acto de traspaso de mando presidido por el comisionado general José Ricardo Ramírez Del Cid.

En el mismo acto tomó posesión del cargo el nuevo jefe de la Policía Metropolitana capitalina, subcomisionado Ramón Martínez Hernández, en sustitución del oficial de igual rango Manuel Alberto Calderón, quien quedó desempeñándose en el puesto a raíz de la separación del subcomisionado Jorge Alberto Barralaga.

El comisario Ochoa Arias reveló que recibió el mando y control del distrito con 150 policías y siete oficiales que trabajarán en el sector sur de la capital.


Este cuerpo policial había sido intervenido por la Dirección Nacional de Servicios Especiales de Investigación, DNSEI, a raíz de los acontecimientos generados por la muerte de dos estudiantes universitarios. El comisionado Martínez Hernández expresó que asumió un compromiso, en primer lugar, de exhortar a los policías a cambiar de actitud, prestar un servicio de calidad y “basarnos en la trilogía que nosotros tenemos que es servir, prevenir y proteger”.


Al menos cinco fiscalías especiales del Ministerio Público investigarán delitos ocurridos dentro de la Policía Nacional.