Más noticias

Intimidan a fiscales y amenazan a periodistas en caso de universitarios

<p></br>La rectora de la UNAH denunció ayer viernes que algunos policías se habían dado a la tarea de amenazar a los fiscales encargados de investigar el caso.</p>

/

En medio del luto y dolor que dejó el asesinato de dos jóvenes universitarios a manos de miembros de la Policía Nacional, fuerzas ocultas amenazan a periodistas e intimidan a fiscales asignados al caso.

El crimen en el que fallecieron los jóvenes universitarios Carlos David Pineda Rodríguez y Rafael Alejandro Vargas Castellanos, hijo de la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Julieta Castellanos, a manos de presuntos miembros de la Policía, ha incrementado la percepción de inseguridad que a diario vive la población.

El comisionado José Ricardo Ramírez del Cid, director estratégico de la Policía Nacional, confirmó que manejaban una hipótesis primaria de que algo sucedía en el escuadrón policial del barrio La Granja, por lo que habían iniciado una investigación.

Sin embargo, desde el inicio de la incautación de patrullas, armas y el libro de novedades en el distrito policial de La Granja; fiscales y hasta policías han sufrido los intentos de coacción de otros agentes, que incluso se han dado a la tarea de investigar los nombres de los periodistas que siguen el caso.

El nivel de coacción ha llegado a tal punto que la rectora de la UNAH denunció ayer viernes que algunos policías se habían dado a la tarea de amenazar a los fiscales encargados de investigar el caso.

Esta mañana un grupo de biólogos se trasladó al sur de la capital de Honduras, al lugar donde fueron encontrados los cuerpos para recabar información sobre el crimen.

Según relatos de amigos y familiares de los jóvenes asesinados, ambos universitarios salieron de una fiesta de cumpleaños en horas de la madrugada y avisaron a uno de los padres que iban en camino; sin embargo, nunca llegaron a la vivienda.