Más noticias

Lobo anuncia que darán 280 concesiones mineras en Honduras

<p>El presidente Porfirio Lobo explicó que ahora el Estado tendrá tres maneras de concesionar los recursos del país a las empresas interesadas.</p>

/

El presidente Porfirio Lobo interiorizó ayer sobre la cuestionada Ley de Promoción del Desarrollo y Reconversión de la Deuda Pública que pretende comenzar a socializar esta semana, aunque ya fue aprobada por el Congreso Nacional.

Lobo dijo que el Gobierno ha otorgado alrededor de 280 concesiones mineras que no se están explotando y que mediante la Ley el Poder Ejecutivo puede ponerlas en uso y con ello hacerle frente a la enorme carga que representa la deuda interna del país.

Las tres rutas

El gobernante sostuvo que cualquier concesión deberá cumplir con lo establecido en la recién aprobada Ley General de Minería y que luego se debe definir una de las tres rutas que señala la cuestionada ley para la adjudicación de un contrato de concesión.

“Todo lo que se haga es en base a la Ley de Minería, todo, o sea, después de cumplido lo que la Ley señala, el Gobierno puede tomar tres caminos: una concesión con Inhgeomin (Instituto Hondureño de Geología y Mina), o se traslada un proyecto a Coalianza o se hace otro que es la Secretaría de Finanzas”, explicó.

“La ruta más conveniente es la que plantea el decreto, llega el proyecto a Finanzas, se revisa, se analiza y se le traslada al Banco Central de Honduras (BCH), como fiduciario, el comité técnico del Banco -que lo integra Sefin, Coalianza, la Ahiba, la Serna, el BCH- tiene ese proyecto y lo trasladan a un subfideicomiso”.


Lobo reaccionó sobre el particular en el programa televisisvo Frente a Frente, que dirige el periodista Renato Álvarez.

La Ley de Reconversión de la Deuda contempla la venta o enajenación de los bienes del Estado ociosos, lo cual incluye proyectos en el área de los recursos naturales, minería, energía y telecomunicaciones.

Lobo insistió en que los recursos que se obtengan serán para el pago de la deuda interna y afirmó que el beneficio no será para la actual administración, sino para el nuevo Gobierno que asuma el 27 de enero del año próximo.

“El Gobierno le dice en su fiduciario -con un comité técnico licitan el proyecto- hay una mina o está el petróleo en Honduras y quién quiere comprar este proyecto, entonces se licita eso y viene uno y ofrece mejor y él calcula las regalías”.

“El Gobierno no es aval, el Gobierno no responde, el Gobierno recibe el dinero y aquel apuesta a que la mina le va a dar el dinero que está pagando, o sea que va a ganar y si él no gana o interrumpe el proyecto no importa, el Gobierno recibe su dinero”.

“Ese dinero tiene que ir directamente al pago de la deuda interna, no puede ir a gasto corriente, puede haber inversión en proyectos, pero no puede ir a gasto corriente, tiene que ir al pago de la deuda”, insistió.

“Entonces, de esa forma no se arriesga solo el Gobierno dando la concesión, se arriesga también el que la gana después de un proceso de licitación, como puede ver, el concepto por desconocimiento es que no es nada que tiene que ir por esa ruta, el Gobierno puede decir: eso no me gusta, el que venga a esa mina arriesga”.

Para esta semana se tiene prevista una reunión de los diferentes sectores con el Presidente, a fin de socializar la polémica ley

criticada por diversos sectores, que le han pedido que la vete.
Sin embargo, Lobo manifestó que vetarla es ir en contra de los intereses del país.