Más noticias

Ley que enajena bienes se aprobó sin quórum

<p>El diputado Sergio Castellanos afirma que sesión en Gracias terminó en “fiestas, bebiatas y gastos innecesarios”.</p>

/

La Ley de Promoción del Desarrollo y Reconversión de la Deuda Pública, que se aprobó en un solo debate, fue aprobada en un marco de irregularidades, denunció ayer el diputado udeísta Sergio Castellanos.

La polémica normativa fue aprobada hace dos semanas durante el Congreso móvil que se celebró en Gracias, Lempira.

El legislador sostiene que lo actuado en Lempira por el Congreso Nacional “es un acto de mala fe”, por cuanto a esa sesión no asistió la mayoría de diputados propietarios.

Citó el caso de los miembros de la UD, el único que asistió fue Edwin Pavón, quien con pinuista German Leitzelar se opuso a la aprobación de ese decreto.

Castellanos lamentó que en esa sesión no haya quedado un registro electrónico de los asistentes para hacer constar cómo votó cada congresista.

Afirmó que usualmente las sesiones que todos los años se celebran en Gracias, Lempira, se convierten en un relax para los diputados que asisten, ahí lo que hay son fiestas, bebiatas y gastos innecesarios en hoteles, por lo que no son productivas para el país.

Señaló que cuando se ratificó el acta en la sesión del martes anterior en el palacio legislativo, se impuso la aplanadora del Partido Nacional.

Critica demagogia de Lobo

Según Castellanos, hubo mala fe en la aprobación de este decreto porque a los diputados en Lempira se les dijo que lo que iba a haber era una venta de chatarra, nunca se habló de la cantidad de bienes (naturales) ociosos que tiene el Estado, se dijo una cosa y se aprobó otra, reiteró.

Asimismo, afirmó que pareciera que hay gente interesada en hacer negocios con esta ley, son personas que ha hecho clavos de oro en este Gobierno. Esto lo han hecho a escondidas, en primer lugar porque no es cierto que el producto que resulte de dicha ley servirá para pagar la deuda pública, sino para el gasto corriente. “Yo creo que han sorprendido a todos los diputados al introducir un proyecto de ley de esa magnitud, sin haberlo programado con todas las bancadas”, dijo.

“Aquí lo que denota es que estamos frente a un negocio del Gobierno con los empresarios parásitos que han sido favorecidos con otros negocios, como la compra de cámaras de seguridad, la compra de energía y otras cosas.

Es ridículo que el Presidente esté convocando a una socialización después que la ley fue aprobada.

Lo que tiene que hacer es vetarla por nociva a los intereses del país. Lobo está jugando a la demagogia, debe ser más serio”.