Más noticias

Educación elimina las dos recuperaciones de fin de año

<p>La intención de las autoridades educativas es reducir la cifra de alumnos reprobados en el sistema educativo público.</p>

/

Marlon Escoto, ministro de Educación, anunció ayer la eliminación de los exámenes de recuperación para 2013 en el sistema educativo.

Hasta ahora en el sistema educativo se acostumbraba aplicar
dos exámenes de recuperación,
uno en noviembre y otro en enero, pero eso quedará abolido para este año lectivo 2013.


“Las pruebas de recuperación al año siguiente (y al final del año), eso se ha quitado y para 2013 la recuperaciones deben hacerse sobre el proceso de formación, no al final”, dijo el funcionario.

Escoto argumentó que “esto nos permite que los estudiantes que tengan problemas de aprendizaje puedan ser atendidos en períodos cortos, en condiciones que se puedan recuperar y no llegar al final del año”.

Contó que la Secretaría de Educación
ha identificado “al menos tres o cuatro herramientas donde la tecnología nos permite tener mayor control en la administración de los recursos humanos y financieros, y los resultados de cierre de matrícula 2012 nos ponen en perspectiva los grandes desafíos para 2013”.

El ministro ejemplificó que se identificará “qué nivel debe tener mayor acompañamiento, prebásico o medio, sin descuidar al resto; además nos enteraremos en qué tenemos que incidir o cuáles son los trabajos que tenemos que hacer para mejorar las cifras educativas”.

Reprobados en año lectivo


El año 2012 mostró cierta mejoría en el sistema educativo público, al menos en la cantidad de estudiantes que aprobaron y reprobaron el año lectivo.

De acuerdo con los datos que maneja Carlos Torres, director de Modernización de Estadísticas Educativas de la Secretaría de Educación, hubo una leve mejoría (porcentual) de alumnos aprobados en 2012 comparados con 2011.

Torres detalló que “en el caso de educación primaria, el 95% de los alumnos
aprobaron, es decir, que el 5% reprobaron, estos porcentajes son menores a los años 2011 y 2010”. En el caso de educación media, “aproximadamente el 86% aprobaron, mientras que un 14% reprobaron, valores que también son menores a los años 2011 y 2010”, dijo.

El funcionario analizó que quizá la diferencia porcentual de aprobados de 2010, 2011 y 2012 no sea tan significativa cuando se ven valores porcentuales; pero esa disminución se traduce en cientos y en miles de niños.Pero las autoridades de la Secretaría de Educación aspiran a reducir al máximo esos porcentajes.

Para eso se eliminarán las recuperaciones de fin de año y se harán evaluaciones en períodos cortos, anunció el ministro Marlon Escoto.

Según el informe Estado de la Educación en Honduras, presentado el año recién pasado por la Universidad Pedagógica Nacional y el Instituto de Investigación
y Evaluación Educativas y Sociales, se da como un hecho que no se cumplirá con el objetivo del milenio relativo al tema de educación.

Honduras se comprometió que para 2015 se aseguraría de alcanzar una tasa de matrícula neta en la educación primaria de un 95%, algo que no se logrará. Tampoco se logrará la meta de la tasa de alumnos que completan el sexto grado, ni la alfabetización de personas entre 15 y 24 años.

En el informe, que fue coordinado por Ramón Salgado y Renán Rápalo, se evidencia además que a pesar de ser uno de los países de la región que más destinan recursos en educación (respecto al PIB, con 8%, y al presupuesto, con 30%), en términos nominales es de los que menos destina a cada alumno, unos 200 dólares anuales.

Costa Rica invierte 800 dólares anuales en cada estudiante y solo destina un 4.9 de su PIB a la educación.

Actualmente los jóvenes egresados de la educación básica y secundaria tienen dificultades más adelante para acceder a un grado de educación superior, como demuestran los resultados de las pruebas de admisión de la Unah.

Marlon Escoto, ministro de Educación, anunció ayer la eliminación de los exámenes de recuperación para 2013 en el sistema educativo.

Hasta ahora en el sistema educativo se acostumbraba aplicar
dos exámenes de recuperación,
uno en noviembre y otro en enero, pero eso quedará abolido para este año lectivo 2013.


“Las pruebas de recuperación al año siguiente (y al final del año), eso se ha quitado y para 2013 la recuperaciones deben hacerse sobre el proceso de formación, no al final”, dijo el funcionario.

Escoto argumentó que “esto nos permite que los estudiantes que tengan problemas de aprendizaje puedan ser atendidos en períodos cortos, en condiciones que se puedan recuperar y no llegar al final del año”.

Contó que la Secretaría de Educación
ha identificado “al menos tres o cuatro herramientas donde la tecnología nos permite tener mayor control en la administración de los recursos humanos y financieros, y los resultados de cierre de matrícula 2012 nos ponen en perspectiva los grandes desafíos para 2013”.

El ministro ejemplificó que se identificará “qué nivel debe tener mayor acompañamiento, prebásico o medio, sin descuidar al resto; además nos enteraremos en qué tenemos que incidir o cuáles son los trabajos que tenemos que hacer para mejorar las cifras educativas”.

Reprobados en año lectivo


El año 2012 mostró cierta mejoría en el sistema educativo público, al menos en la cantidad de estudiantes que aprobaron y reprobaron el año lectivo.

De acuerdo con los datos que maneja Carlos Torres, director de Modernización de Estadísticas Educativas de la Secretaría de Educación, hubo una leve mejoría (porcentual) de alumnos aprobados en 2012 comparados con 2011.

Torres detalló que “en el caso de educación primaria, el 95% de los alumnos
aprobaron, es decir, que el 5% reprobaron, estos porcentajes son menores a los años 2011 y 2010”. En el caso de educación media, “aproximadamente el 86% aprobaron, mientras que un 14% reprobaron, valores que también son menores a los años 2011 y 2010”, dijo.

El funcionario analizó que quizá la diferencia porcentual de aprobados de 2010, 2011 y 2012 no sea tan significativa cuando se ven valores porcentuales; pero esa disminución se traduce en cientos y en miles de niños.Pero las autoridades de la Secretaría de Educación aspiran a reducir al máximo esos porcentajes.

Para eso se eliminarán las recuperaciones de fin de año y se harán evaluaciones en períodos cortos, anunció el ministro Marlon Escoto.

Según el informe Estado de la Educación en Honduras, presentado el año recién pasado por la Universidad Pedagógica Nacional y el Instituto de Investigación
y Evaluación Educativas y Sociales, se da como un hecho que no se cumplirá con el objetivo del milenio relativo al tema de educación.

Honduras se comprometió que para 2015 se aseguraría de alcanzar una tasa de matrícula neta en la educación primaria de un 95%, algo que no se logrará. Tampoco se logrará la meta de la tasa de alumnos que completan el sexto grado, ni la alfabetización de personas entre 15 y 24 años.

En el informe, que fue coordinado por Ramón Salgado y Renán Rápalo, se evidencia además que a pesar de ser uno de los países de la región que más destinan recursos en educación (respecto al PIB, con 8%, y al presupuesto, con 30%), en términos nominales es de los que menos destina a cada alumno, unos 200 dólares anuales.

Costa Rica invierte 800 dólares anuales en cada estudiante y solo destina un 4.9 de su PIB a la educación.

Actualmente los jóvenes egresados de la educación básica y secundaria tienen dificultades más adelante para acceder a un grado de educación superior, como demuestran los resultados de las pruebas de admisión de la Unah.

San Pedro Sula,Tegucigalpa,Honduras,laprensa.hn,La Prensa de Honduras,Noticias de Honduras,Diario La Prensa,Noticias de hoy en Honduras,Educación en Honduras,Exámenes de recuperación para 2013,