Más noticias

Hondureños recibirán 2013 con el país en crisis

<p>La administración de Lobo Sosa vive actualmente una situación financiera bastante difícil.</p>

/

El futuro de los hondureños es incierto económica y políticamente, según el empresario y analista Olban Valladares.
Esto se debe a la situación financiera y las amenazas a la institucionalidad que actualmente vive el país y que proyectan un panorama muy sombrío para el 2013.

“Las proyecciones no nos conducen a pensar que el país va a recuperar los niveles de estabilidad fiscal que es algo que el FMI (Fondo Monetario Internacional) nos está advirtiendo desde hace mucho tiempo”, explicó Valladares.

Insolvencia peligrosa

A su criterio, si el gobierno no se disciplina y no aplica medidas correctivas drásticas, Honduras no tendrá más acceso a préstamos internacionales y eso podría llevar al país a una insolvencia peligrosa.

Si a esa situación económica difícil, agregamos el inicio de un año electoral con un conflicto “como el que tenemos en este momento con la destitución de cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional, quiere decir que no vamos a poder durante muchos meses cerrar los ojos y tener un sueño apacible”.

El mundo ve con extrema preocupación lo que está pasando aquí tanto en lo financiero como en lo político porque “somos un país con recursos limitados, dependemos de la cooperación internacional, de la confianza que tenga Honduras ante los organismos de crédito internacional, pero con las crisis que provocan constantemente los poderes Ejecutivo y Legislativo lo que estamos haciendo es votando lo poco que se generó en los dos años del presidente Porfirio Lobo”.

El problema se vuelve más grave cuando los conflictos desbordan los límites territoriales y se convierten en temas de discusión en otras instancias regionales o internacionales.

Es peligroso cuando en el Congreso Nacional, utilizando una “aplanadora” no se meditan las acciones.

Actualmente se están abriendo flancos innecesarios que generan alteraciones en la sociedad y la compensación que se recibe es de mayor perjuicio para el país, reflexionó Valladares.

La administración Lobo vive actualmente una situación financiera bastante difícil, luego que el acuerdo económico que tenía con el FMI finalizó en mayo recién pasado y a la fecha no ha podido suscribir otro, que le permita obtener recursos del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo para el apoyo presupuestario.

El futuro de los hondureños es incierto económica y políticamente, según el empresario y analista Olban Valladares.
Esto se debe a la situación financiera y las amenazas a la institucionalidad que actualmente vive el país y que proyectan un panorama muy sombrío para el 2013.

“Las proyecciones no nos conducen a pensar que el país va a recuperar los niveles de estabilidad fiscal que es algo que el FMI (Fondo Monetario Internacional) nos está advirtiendo desde hace mucho tiempo”, explicó Valladares.

Insolvencia peligrosa

A su criterio, si el gobierno no se disciplina y no aplica medidas correctivas drásticas, Honduras no tendrá más acceso a préstamos internacionales y eso podría llevar al país a una insolvencia peligrosa.

Si a esa situación económica difícil, agregamos el inicio de un año electoral con un conflicto “como el que tenemos en este momento con la destitución de cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional, quiere decir que no vamos a poder durante muchos meses cerrar los ojos y tener un sueño apacible”.

El mundo ve con extrema preocupación lo que está pasando aquí tanto en lo financiero como en lo político porque “somos un país con recursos limitados, dependemos de la cooperación internacional, de la confianza que tenga Honduras ante los organismos de crédito internacional, pero con las crisis que provocan constantemente los poderes Ejecutivo y Legislativo lo que estamos haciendo es votando lo poco que se generó en los dos años del presidente Porfirio Lobo”.

El problema se vuelve más grave cuando los conflictos desbordan los límites territoriales y se convierten en temas de discusión en otras instancias regionales o internacionales.

Es peligroso cuando en el Congreso Nacional, utilizando una “aplanadora” no se meditan las acciones.

Actualmente se están abriendo flancos innecesarios que generan alteraciones en la sociedad y la compensación que se recibe es de mayor perjuicio para el país, reflexionó Valladares.

La administración Lobo vive actualmente una situación financiera bastante difícil, luego que el acuerdo económico que tenía con el FMI finalizó en mayo recién pasado y a la fecha no ha podido suscribir otro, que le permita obtener recursos del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo para el apoyo presupuestario.

ultimos sucesos en honduras,sucesos en honduras,ultimas noticias en honduras,ultimos hechos en honduras,noticias de honduras,