Más noticias

Ampliarán Ley de Depuración Policial en Honduras

<p>El decreto concede amplios poderes al director de la Policía y al ministro de Seguridad, para adecentar la institución.</p>

/

El Poder Ejecutivo solicitará al Congreso Nacional ampliar la vigencia de la Ley Especial para la Depuración Policial. Esta iniciativa otorga “superpoderes” a Juan Carlos Bonilla, director de la Policía, y a Pompeyo Bonilla, ministro de Seguridad, para llevar a cabo el proceso de depuración policial.

El presidente Porfirio Lobo anunció ayer que se debe ampliar la vigencia de la Ley de Depuración, la cual fue aprobada el pasado 24 de mayo y vence este día, tras seis meses en vigor. El instrumento será ratificado en medio de la inconformidad que persiste en la sociedad ante la “lentitud” con que se está llevando a cabo el saneamiento de la Policía Nacional, sumida en una profunda crisis ante la vinculación de agentes y oficiales con actos de corrupción y bandas del crimen organizado.

Lobo Sosa confirmó que a más tardar la próxima semana el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad enviará al Congreso Nacional un nuevo decreto que incluirá algunas observaciones de la CSJ (Corte Suprema de Justicia) para que este instrumento no sufra complicaciones por inconstitucionalidades. La Ley de Depuración, aprobada por el Congreso Nacional,
autoriza al director de la Policía Nacional a practicar pruebas de confianza a agentes y oficiales y establece que quienes no las aprueben deben ser separados de la institución.
Pruebas

A través de la DIECP (Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial) se han practicado pruebas de confianza a 1,271 elementos de la Policía, entre agentes y oficiales, de los cuales alrededor de 230 han sido reprobados.

Se han practicado 774 pruebas de polígrafo, de las cuales 150 dieron positivo: 352 pruebas toxicológicas, de las que 25 fueron positivas, y además se aplicaron 145 pruebas integrales, de las cuales 55 dieron positivo, según la DIECP.

“La cooperación externa remitió a la DIECP 862 resultados de pruebas de polígrafo practicadas, de las cuales 774 corresponden a miembros de la carrera policial, presentando decepción 313, y la DIECP emitió resolución de 150 para aplicación de la Ley Especial para la Depuración Policial”, dice un comunicado de la DIECP.

Importante herramienta

El presidente Lobo sostuvo que la Ley de Depuración es una importante herramienta de evaluación policial que ya está dando sus frutos, por lo que vale la pena seguir adelante con su implementación.

Asimismo, el gobernante se mostró optimista de que la seguridad ciudadana mejorará con iniciativas como la Ley Temporal de Seguridad Poblacional o Tasa de Seguridad; aunque cuestionó que “lamentablemente algunos empresarios están evadiendo este tributo mediante el fraccionamiento de cuentas bancarias”.
Lobo reiteró nuevamente a los fraccionadores de cuentas que se pongan la mano en la conciencia y entiendan que el fenómeno de la inseguridad se debe atacar de forma integral, no solo como Gobierno, sino como sociedad.

El titular del Ejecutivo ejemplificó que con la tasa de seguridad se está fortaleciendo la inteligencia informática de los cuerpos de seguridad del Estado, mediante la compra de videocámaras y equipos de rastreo contra extorsionadores.

Seguirán las pruebas

Eduardo Villanueva, titular de la DIECP (Dirección de Investigación de y Evaluación de la Carrera Policial), manifestó que aunque la Ley Especial de Depuración Policial vence este día, “nosotros continuamos con nuestro trabajo de identidad permanente porque así nos define la ley”.


“Somos un órgano permanente desconcentrado de la Secretaría de Seguridad, encargado de investigar delitos y faltas establecidas en la Ley Orgánica, que además está facultado para continuar realizando de manera general o selectiva, a todos los miembros de la carrera policial, pruebas de confianza tales como las toxicológicas, psicométricas y de polígrafo, entre otras”.

La DIECP sigue facultada para realizar un proceso permanente como le corresponde, dijo.

Mediante el decreto de depuración, el Congreso declaró emergencia nacional en materia de seguridad pública.

El Poder Ejecutivo solicitará al Congreso Nacional ampliar la vigencia de la Ley Especial para la Depuración Policial. Esta iniciativa otorga “superpoderes” a Juan Carlos Bonilla, director de la Policía, y a Pompeyo Bonilla, ministro de Seguridad, para llevar a cabo el proceso de depuración policial.

El presidente Porfirio Lobo anunció ayer que se debe ampliar la vigencia de la Ley de Depuración, la cual fue aprobada el pasado 24 de mayo y vence este día, tras seis meses en vigor. El instrumento será ratificado en medio de la inconformidad que persiste en la sociedad ante la “lentitud” con que se está llevando a cabo el saneamiento de la Policía Nacional, sumida en una profunda crisis ante la vinculación de agentes y oficiales con actos de corrupción y bandas del crimen organizado.

Lobo Sosa confirmó que a más tardar la próxima semana el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad enviará al Congreso Nacional un nuevo decreto que incluirá algunas observaciones de la CSJ (Corte Suprema de Justicia) para que este instrumento no sufra complicaciones por inconstitucionalidades. La Ley de Depuración, aprobada por el Congreso Nacional,
autoriza al director de la Policía Nacional a practicar pruebas de confianza a agentes y oficiales y establece que quienes no las aprueben deben ser separados de la institución.
Pruebas

A través de la DIECP (Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial) se han practicado pruebas de confianza a 1,271 elementos de la Policía, entre agentes y oficiales, de los cuales alrededor de 230 han sido reprobados.

Se han practicado 774 pruebas de polígrafo, de las cuales 150 dieron positivo: 352 pruebas toxicológicas, de las que 25 fueron positivas, y además se aplicaron 145 pruebas integrales, de las cuales 55 dieron positivo, según la DIECP.

“La cooperación externa remitió a la DIECP 862 resultados de pruebas de polígrafo practicadas, de las cuales 774 corresponden a miembros de la carrera policial, presentando decepción 313, y la DIECP emitió resolución de 150 para aplicación de la Ley Especial para la Depuración Policial”, dice un comunicado de la DIECP.

Importante herramienta

El presidente Lobo sostuvo que la Ley de Depuración es una importante herramienta de evaluación policial que ya está dando sus frutos, por lo que vale la pena seguir adelante con su implementación.

Asimismo, el gobernante se mostró optimista de que la seguridad ciudadana mejorará con iniciativas como la Ley Temporal de Seguridad Poblacional o Tasa de Seguridad; aunque cuestionó que “lamentablemente algunos empresarios están evadiendo este tributo mediante el fraccionamiento de cuentas bancarias”.
Lobo reiteró nuevamente a los fraccionadores de cuentas que se pongan la mano en la conciencia y entiendan que el fenómeno de la inseguridad se debe atacar de forma integral, no solo como Gobierno, sino como sociedad.

El titular del Ejecutivo ejemplificó que con la tasa de seguridad se está fortaleciendo la inteligencia informática de los cuerpos de seguridad del Estado, mediante la compra de videocámaras y equipos de rastreo contra extorsionadores.

Seguirán las pruebas

Eduardo Villanueva, titular de la DIECP (Dirección de Investigación de y Evaluación de la Carrera Policial), manifestó que aunque la Ley Especial de Depuración Policial vence este día, “nosotros continuamos con nuestro trabajo de identidad permanente porque así nos define la ley”.


“Somos un órgano permanente desconcentrado de la Secretaría de Seguridad, encargado de investigar delitos y faltas establecidas en la Ley Orgánica, que además está facultado para continuar realizando de manera general o selectiva, a todos los miembros de la carrera policial, pruebas de confianza tales como las toxicológicas, psicométricas y de polígrafo, entre otras”.

La DIECP sigue facultada para realizar un proceso permanente como le corresponde, dijo.

Mediante el decreto de depuración, el Congreso declaró emergencia nacional en materia de seguridad pública.

policias de honduras,inseguridad en honduras,delincuencia en honduras,gobierno de honduras,Depuración de la policia de Honduras,