Más noticias

Se agudiza angustia de pacientes renales

<p>Dentro de nueve días quedarán sin tratamiento los enfermos que necesitan diálisis y hemodiálisis, anuncia empresa privada.</p>

/
Representantes de la empresa Diálisis de Honduras anunciaron que además de recortar la dosis a los pacientes con insuficiencia renal solo poseen medicamento para nueve días.Hace meses los pacientes que necesitan tratamiento como la diálisis y hemodiálisis han tenido que soportar la angustia y los terribles dolores debido a la escasez de medicamento y materiales.El desabastecimiento de estos productos medicinales es la causa de una deuda de aproximadamente 82 millones de lempiras que tiene la Secretaría de Salud tanto con Diálisis de Honduras como con la empresa Dicosa.Según Patricia Molina, presidenta de Diálisis de Honduras, la situación se agudizó, ya que dentro de nueve días quedarán sin medicamentos.“En la reunión que tuvimos en Casa Presidencial con la ministra Roxana Araujo se le expresó que la empresa solamente tiene tratamientos para diez días, ya nueve desde mañana (hoy)”, manifestó Molina.Agregó que “se le hizo ver la importancia de que si no se resuelve la dificultad económica que la empresa atraviesa, los tratamientos tendrán que reducirse, de hecho, a partir de hoy ya empezaron a reducirse de tres sesiones semanales a dos”.Son cerca de 1,400 pacientes que necesitan recibir tres veces por semana el tratamiento y que ahora se ven amenazados con morir.Molina aseguró que Salud les adeuda 50 millones de lempiras, sin embargo, las autoridades de la Secretaría consideraron que la deuda puede ser menor, por lo que planean instalar un software para el registro de pacientes atendidos, que puede significar un atraso, a criterio de Molina.“En estos momentos, con una deuda tan alta que nos ha llevado a suspender el tratamiento, vienen a querer implementar un software que tardaría tres meses en implementarlo y que para ponerlo en marcha un tiempo que los pacientes renales no tienen”, argumentó Molina.La hemodiálisis es un procedimiento de sustitución renal que consiste en extraer la sangre del organismo y pasarla a un dializador por el cual pasa la sangre y el líquido de diálisis.Este método se utiliza para eliminar de la sangre residuos como potasio y urea, así como agua en exceso cuando los riñones son incapaces de esto, es decir, cuando hay un fallo renal.En una clínica privada cada paciente tendría que cancelar 4,000 lempiras semanales para recibir las tres dosis necesarias, razón por la que se considera impagable para la mayoría de enfermos.En septiembre pasado, el presidente Porfirio Lobo se comprometió a saldar la deuda contraída con Diálisis de Honduras, empresa encargada de las hemodiálisis de un gran número de pacientes de todo el país.

Representantes de la empresa Diálisis de Honduras anunciaron que además de recortar la dosis a los pacientes con insuficiencia renal solo poseen medicamento para nueve días.

Hace meses los pacientes que necesitan tratamiento como la diálisis y hemodiálisis han tenido que soportar la angustia y los terribles dolores debido a la escasez de medicamento y materiales.

El desabastecimiento de estos productos medicinales es la causa de una deuda de aproximadamente 82 millones de lempiras que tiene la Secretaría de Salud tanto con Diálisis de Honduras como con la empresa Dicosa.

Según Patricia Molina, presidenta de Diálisis de Honduras, la situación se agudizó, ya que dentro de nueve días quedarán sin medicamentos.

“En la reunión que tuvimos en Casa Presidencial con la ministra Roxana Araujo se le expresó que la empresa solamente tiene tratamientos para diez días, ya nueve desde mañana (hoy)”, manifestó Molina.

Agregó que “se le hizo ver la importancia de que si no se resuelve la dificultad económica que la empresa atraviesa, los tratamientos tendrán que reducirse, de hecho, a partir de hoy ya empezaron a reducirse de tres sesiones semanales a dos”.

Son cerca de 1,400 pacientes que necesitan recibir tres veces por semana el tratamiento y que ahora se ven amenazados con morir.

Molina aseguró que Salud les adeuda 50 millones de lempiras, sin embargo, las autoridades de la Secretaría consideraron que la deuda puede ser menor, por lo que planean instalar un software para el registro de pacientes atendidos, que puede significar un atraso, a criterio de Molina.

“En estos momentos, con una deuda tan alta que nos ha llevado a suspender el tratamiento, vienen a querer implementar un software que tardaría tres meses en implementarlo y que para ponerlo en marcha un tiempo que los pacientes renales no tienen”, argumentó Molina.

La hemodiálisis es un procedimiento de sustitución renal que consiste en extraer la sangre del organismo y pasarla a un dializador por el cual pasa la sangre y el líquido de diálisis.

Este método se utiliza para eliminar de la sangre residuos como potasio y urea, así como agua en exceso cuando los riñones son incapaces de esto, es decir, cuando hay un fallo renal.

En una clínica privada cada paciente tendría que cancelar 4,000 lempiras semanales para recibir las tres dosis necesarias, razón por la que se considera impagable para la mayoría de enfermos.

En septiembre pasado, el presidente Porfirio Lobo se comprometió a saldar la deuda contraída con Diálisis de Honduras, empresa encargada de las hemodiálisis de un gran número de pacientes de todo el país.

San Pedro Sula,Tegucigalpa,Honduras,laprensa.hn,La Prensa de Honduras,Noticias de Honduras,Diario La Prensa,Noticias de hoy en Honduras,Diálisis de Honduras,pacientes con insuficiencia renal,