Más noticias

Corrupción en Inprema supera los mil millones

<p>Comisión interventora señala a dirigentes magisteriales y al actual ministro de Educación entre los responsables.</p>

/
La comisión interventora del Instituto de Previsión Magisterial, Inprema, expuso anoche en el Congreso Nacional la estela de corrupción dejada por los diferentes directorios de esta institución, que implica nombres de dirigentes magisteriales y hasta del ministro de Educación, Alejandro Ventura. La comisión fue presidida por Vilma Morales, expresidenta de la Corte Suprema de Justicia y actual presidenta de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, junto con técnicos internacionales que hicieron una radiografía para exponer cómo el Inprema llegó a un déficit actuarial de 79,000 millones de lempiras, mientras el capital de esa institución ronda los 18,000 millones. Morales explicó que envió un informe de responsabilidades penales y administrativas al Ministerio Público y al Tribunal Superior de Cuentas para que hagan la deducción de las responsabilidades. El diputado Francisco Rivera, miembro de la comisión interventora, dijo que los actos de corrupción en Inprema suman más de mil millones de lempiras y el diputado German Leitzelar, conocedor del caso como exministro de Trabajo, dijo que por lo menos en los nombres de los corruptos del Inprema hay unos mil años de cárcel. La exposición establece préstamos y pagos de jubilaciones a docentes muertos, préstamos concesionales a dirigentes y hasta a los colegios magisteriales, totalmente al margen de la ley. Otros aspectos importantes fueron la compra de terrenos sobrevalorados y al final, por litigios de los mismos, se pagó hasta diez veces su valor a los abogados que manejaron los casos y los perdieron. La exposición de la comisión terminó a eso de las 8.30 de la noche. Morales dijo que Inprema tiene unos 70,000 afiliados, 13,000 jubilados y unos 11,000 listos para jubilarse, y, si solicitaran su jubilación, el Instituto se vendría abajo, pues en estos momentos apenas le ajusta para pagar sueldos y salarios. Sobre el actual ministro de Educación, que como dirigente magisterial estuvo en el directorio del Inprema, aparece en varias aprobaciones de irregularidades, dijo Morales.   “Tomó decisiones que afectaron la institución y hay que decirlo así”, dijo. El informe fue avalado por funcionarios de la Organización Internacional del Trabajo, OIT. Roberto Carlos Salinas, actuario de la CNBS, informó que la relación de los afiliados del Inprema está de cinco activos por cada pensionado, que se jubilan en promedio a los 56 años, la edad promedio de los activos es de 39 años y la edad de jubilación es de 50 años, lo que indica que el promedio en diez años se estaría jubilando en masa. Dijo que la edad promedio de los jubilados es de 66 años y que el promedio de años de cotización es de 22 y que, en promedio, la jubilación es de siete mil lempiras. En cuanto a las causas del deterioro financiero del Inprema, empiezan por un mal diseño del sistema, con cuotas pequeñas de aportación y malos gobiernos corporativos, politización, bajo rendimiento de las reservas, alta colocación en activos improductivos como terrenos, altos índices de morosidad en préstamos y altos costos de oportunidad. También se ampliaron beneficios sin sustento técnico y elevados gastos administrativos, pues tiene 16 gerencias y funcionaría bien con cuatro. Se ha pagado más en demandas por rescatar terrenos que los mismos terrenos y pagos de jubilaciones a maestros fallecidos. Entre los nombres que mencionaron de los directorios que aprobaron acciones irregulares están, además de Ventura, Santos Elio Sosa, Javier Menocal y Arnaldo Pinto. El diputado Sergio Castellanos exigió castigo para los implicados, al igual que otros diputados como Celín Discua, Francisco Rivera, Darío Banegas y Toribio Aguilera.

La comisión interventora del Instituto de Previsión Magisterial, Inprema, expuso anoche en el Congreso Nacional la estela de corrupción dejada por los diferentes directorios de esta institución, que implica nombres de dirigentes magisteriales y hasta del ministro de Educación, Alejandro Ventura.

La comisión fue presidida por Vilma Morales, expresidenta de la Corte Suprema de Justicia y actual presidenta de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, junto con técnicos internacionales que hicieron una radiografía para exponer cómo el Inprema llegó a un déficit actuarial de 79,000 millones de lempiras, mientras el capital de esa institución ronda los 18,000 millones.

Morales explicó que envió un informe de responsabilidades penales y administrativas al Ministerio Público y al Tribunal Superior de Cuentas para que hagan la deducción de las responsabilidades.

El diputado Francisco Rivera, miembro de la comisión interventora, dijo que los actos de corrupción en Inprema suman más de mil millones de lempiras y el diputado German Leitzelar, conocedor del caso como exministro de Trabajo, dijo que por lo menos en los nombres de los corruptos del Inprema hay unos mil años de cárcel.

La exposición establece préstamos y pagos de jubilaciones a docentes muertos, préstamos concesionales a dirigentes y hasta a los colegios magisteriales, totalmente al margen de la ley.

Otros aspectos importantes fueron la compra de terrenos sobrevalorados y al final, por litigios de los mismos, se pagó hasta diez veces su valor a los abogados que manejaron los casos y los perdieron.

La exposición de la comisión terminó a eso de las 8.30 de la noche.

Morales dijo que Inprema tiene unos 70,000 afiliados, 13,000 jubilados y unos 11,000 listos para jubilarse, y, si solicitaran su jubilación, el Instituto se vendría abajo, pues en estos momentos apenas le ajusta para pagar sueldos y salarios.

Sobre el actual ministro de Educación, que como dirigente magisterial estuvo en el directorio del Inprema, aparece en varias aprobaciones de irregularidades, dijo Morales.
“Tomó decisiones que afectaron la institución y hay que decirlo así”, dijo.

El informe fue avalado por funcionarios de la Organización Internacional del Trabajo, OIT.

Roberto Carlos Salinas, actuario de la CNBS, informó que la relación de los afiliados del Inprema está de cinco activos por cada pensionado, que se jubilan en promedio a los 56 años, la edad promedio de los activos es de 39 años y la edad de jubilación es de 50 años, lo que indica que el promedio en diez años se estaría jubilando en masa.

Dijo que la edad promedio de los jubilados es de 66 años y que el promedio de años de cotización es de 22 y que, en promedio, la jubilación es de siete mil lempiras.

En cuanto a las causas del deterioro financiero del Inprema, empiezan por un mal diseño del sistema, con cuotas pequeñas de aportación y malos gobiernos corporativos, politización, bajo rendimiento de las reservas, alta colocación en activos improductivos como terrenos, altos índices de morosidad en préstamos y altos costos de oportunidad.

También se ampliaron beneficios sin sustento técnico y elevados gastos administrativos, pues tiene 16 gerencias y funcionaría bien con cuatro.

Se ha pagado más en demandas por rescatar terrenos que los mismos terrenos y pagos de jubilaciones a maestros fallecidos.

Entre los nombres que mencionaron de los directorios que aprobaron acciones irregulares están, además de Ventura, Santos Elio Sosa, Javier Menocal y Arnaldo Pinto.

El diputado Sergio Castellanos exigió castigo para los implicados, al igual que otros diputados como Celín Discua, Francisco Rivera, Darío Banegas y Toribio Aguilera.

San Pedro Sula,Tegucigalpa,Honduras,