Más noticias

Médicos siguen esperando plaza

<p>Los que estudiaron en Cuba se graduaron en enero, pero no han podido trabajar</p>

/


Hace un mes, un grupo de médicos graduados en Cuba denunció que no ejercían su profesión porque no les han dado la oportunidad de hacer el servicio social. Aunque a la fecha ha habido avances, siguen a la espera de las plazas.

Los más de 400 hondureños graduados en la Elam (Escuela Latinoamericana de Medicina) llegaron a Honduras entre febrero y marzo para trabajar, pero encontraron obstáculos. Uno de estos ha sido la falta de fondos en la Secretaría de Salud para pagarles el servicio social.

Después de varios meses de tocar puertas, un decreto ejecutivo publicado en La Gaceta el día 13 de julio les ha devuelto la esperanza.
Los incorporarán

Se trata de un convenio de cooperación entre la Unah (Universidad Nacional Autónoma de Honduras), las alcaldías y las secretarías de Salud, Educación y Planificación.

El documento señala que los médicos serán incorporados como recurso humano para abastecer a los centros de salud rurales de los municipios que lo soliciten.

Los titulados también han sido convocados, como requisito para el trabajo social, a un curso de inducción del 13 al 16 de agosto.

Con la publicación de este documento y el llamado a formar parte del curso, los galenos esperan que al concluir se les asignen las plazas que tanto necesitan.

“Hasta esa fecha se cumplen todos los pasos normales que hace un aspirante a servicio social en el país. Queremos saber qué pasará después”, añadió Bernan Zelaya, uno de los médicos afectados.

Se fueron desesperados

Otro de los obstáculos era que los documentos para la incorporación y reconocimiento del título como médicos ante la Comisión de Educación Superior en la Unah seguían engavetados.
“Este era uno de los atrasos, pero ya fueron aprobados”, explicó Zelaya.

A pesar de las alentadoras noticias, muchos médicos se desesperaron antes de que se llevara a cabo este paso y emigraron.

Según los profesionales que siguen luchando por trabajar en Honduras, varios se han ido en busca de oportunidades para laborar y estudiar en Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Fernando Chinchilla, otro de los titulados en Cuba, dijo que su preocupación es que cuando se les permita hacer el servicio social la lista de los médicos que han emigrado sea mayor.

“Éramos más de 400 y no queremos que la lista llegue a 50. La gente está buscando oportunidades en otros países”, lamentó el galeno.
Para que los graduados en Cuba trabajen en Honduras tienen que formar parte del Colegio Médico, y para ello necesitan hacer el servicio social.


Hace un mes, un grupo de médicos graduados en Cuba denunció que no ejercían su profesión porque no les han dado la oportunidad de hacer el servicio social. Aunque a la fecha ha habido avances, siguen a la espera de las plazas.

Los más de 400 hondureños graduados en la Elam (Escuela Latinoamericana de Medicina) llegaron a Honduras entre febrero y marzo para trabajar, pero encontraron obstáculos. Uno de estos ha sido la falta de fondos en la Secretaría de Salud para pagarles el servicio social.

Después de varios meses de tocar puertas, un decreto ejecutivo publicado en La Gaceta el día 13 de julio les ha devuelto la esperanza.
Los incorporarán

Se trata de un convenio de cooperación entre la Unah (Universidad Nacional Autónoma de Honduras), las alcaldías y las secretarías de Salud, Educación y Planificación.

El documento señala que los médicos serán incorporados como recurso humano para abastecer a los centros de salud rurales de los municipios que lo soliciten.

Los titulados también han sido convocados, como requisito para el trabajo social, a un curso de inducción del 13 al 16 de agosto.

Con la publicación de este documento y el llamado a formar parte del curso, los galenos esperan que al concluir se les asignen las plazas que tanto necesitan.

“Hasta esa fecha se cumplen todos los pasos normales que hace un aspirante a servicio social en el país. Queremos saber qué pasará después”, añadió Bernan Zelaya, uno de los médicos afectados.

Se fueron desesperados

Otro de los obstáculos era que los documentos para la incorporación y reconocimiento del título como médicos ante la Comisión de Educación Superior en la Unah seguían engavetados.
“Este era uno de los atrasos, pero ya fueron aprobados”, explicó Zelaya.

A pesar de las alentadoras noticias, muchos médicos se desesperaron antes de que se llevara a cabo este paso y emigraron.

Según los profesionales que siguen luchando por trabajar en Honduras, varios se han ido en busca de oportunidades para laborar y estudiar en Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Fernando Chinchilla, otro de los titulados en Cuba, dijo que su preocupación es que cuando se les permita hacer el servicio social la lista de los médicos que han emigrado sea mayor.

“Éramos más de 400 y no queremos que la lista llegue a 50. La gente está buscando oportunidades en otros países”, lamentó el galeno.
Para que los graduados en Cuba trabajen en Honduras tienen que formar parte del Colegio Médico, y para ello necesitan hacer el servicio social.

Honduras,Tegucigalpa,laprensa.hn,San Pedro Sula,Noticias de Honduras,Diario La Prensa,La Prensa de Honduras,Médicos graduados en Cuba,